abc Radio

Nuevas y terroríficas aventuras llegan en la tercera temporada de Stranger Things

  • Tania Aviles
  • Jueves 4 de julio de 2019
  • en Gossip

Stranger Things ha crecido tanto como sus protagonistas. La historia que comenzó con cuatro niños en busca de resolver un misterio se ha convertido en un fenómeno de la televisión no sólo gracias a su historia, sino por ser un espacio en el que la nostalgia de los años ochenta se vuelve realidad.

Para Matt y Ross Duffer, creadores y directores de la serie que estelarizan Millie Bobby Brown, Finn Wolfhard, Gaten Matarazzo, Caleb McLaughlin, Winona Ryder y David Harbour, la evolución del proyecto ha sido natural.

“A estas alturas, existe mucha confianza entre nosotros y los actores. Confiamos en ellos y en sus ideas. Ellos conocen a estos personajes por dentro y por fuera, y cada año se hace un poco más fácil escribir específicamente para sus voces y moldearlos a medida que avanzamos. Nos encanta regresar al set”, comentó Ross Duffer, director de l serie que estrena hoy en Netflix su tercera temporada.

En esta nueva entrega, los creadores decidieron darle un nuevo tono a la serie, por lo que llamaron a la directora Uta Briesewitz, quien ha trabajado también en las series WestworldAltered Carbon. “Ella sobrepasó todas nuestras expectativas. Sus capítulos tienen la sensación característica de Stranger Things y muestran una cualidad intensa y visceral que es nueva. Nos gusta inyectarle frescura a la serie e incorporar gente con una perspectiva un poco distinta y con diferentes sensibilidades”, dijo Matt Duffer.

PUBLICIDAD

Para esta temporada hay un personaje que se integra a la serie. No es alguien humano ni tampoco de otro mundo, es simplemente el centro comercial, Starcourt Mall, donde los episodios toman lugar para desarrollar la historia. Este espacio se convierte en un escenario que se vuelve cómplice de la famosa nostalgia ochentera que ha destacado esta serie desde su estreno en julio de 2016.

“Entrabas al centro comercial y era como una máquina del tiempo. A diferencia de un set, donde estás en un escenario con luces, entrabas en un centro comercial real y te sentías transportado. Además, podías ver a cientos de extras caminando por ahí con cortes de pelo y atuendos ochenteros, y era completamente absorbente”, comentó Ross Duffer.

La recreación de este espacio tuvo como supervisor al diseñador de producción ganador del Emmy, Chris Trujillo, y la decoradora del set Jess Royal, quienes retomaron el Gwinnett Place, un centro comercial abandonado en Georgia, construido precisamente en la década de los años ochenta. “Fue una tarea épica. El Starcourt Mall es un personaje por sí mismo y el escenario de algunas de las historias más emocionantes en esta temporada”, destaca Trujillo.

Para sus protagonistas adultos, esta fue una oportunidad para rememorar aquellas épocas donde estos lugares eran todo un acontecimiento social. “Cuando tenía 12 o 13 años, recuerdo que vi cómo se inauguraron esos primeros centros comerciales y que mucha gente se preguntaba si provocarían el cierre de los pequeños negocios. Creo que eso es un poco lo que sucede en Hawkins en esta temporada”, recuerda Winona Ryder, quien da vida a Joyce.

David Harbour también se acuerda de haber pasado su adolescencia en el centro comercial local. “Me acuerdo que iba cuando tenía quince años, y era tremendo. El Starcourt Mall es un set increíble y proporciona una narrativa auténtica de los ochenta. En esta temporada, la mayor parte del centro de Hawkins es un pueblo fantasma que se está derrumbando. Eso es lo que les sucedió a los pequeños negocios en EU durante un tiempo a medida que surgían los centros comerciales”, explica el actor entre risas.

Otro personaje espacial importante para esta entrega es la feria donde se desarrolla la celebración del 4 de julio donde la temporada ocurre. Para darle verosimilitud, las luces y los puestos de comida eran clave para ilustrar una fiesta propia de los condados de 1985.

“Muchos de los juegos tienen una importancia específica en la historia, así que tuvimos que escoger cada uno con cuidado. En muchos de los casos, tuvimos que pedirles a los proveedores que volvieran a poner la iluminación de esa época. Fue súper divertido diseñar la distribución de la feria. Nos aseguramos de que, sin importar hacia dónde se enfocara la cámara, siempre hubiera algo emocionante y evocador de un carnaval con luces en movimiento y juegos girando alrededor en todas las direcciones”, añade el diseñador de producción.

La tercera temporada de Stranger Things contará con ocho episodios que estarán disponibles en Netflix este 4 de julio.