abc Radio


Auditorio BlackBerry, testigo de la trascendencia de John Cameron Mitchell en la comunidad LGBT+

Cameron Mitchell presentó el espectáculo The origin of love

Adolfo López y David Palma | El sol de México

El Auditorio BlackBerry fue testigo de la influencia y trascendencia que John Cameron Mitchell ha tenido en la comunidad LGBT+. Desde temprana hora, los fans del artista texano se reunieron afuera del recinto, los vestuarios extravagantes con llamativos colores daban la bienvenida, las pelucas alborotadas mostraban que la fiesta estaba por comenzar, mientras la charla, las bromas y los abrazos del público entre sí generaban un calor familiar.

La música adentro con temas clásicos del pop contemporáneo encendieron los ánimos antes del show. Todos esperaban ansiosos escuchar los temas de Hedwig and the angry inch, musical de Broadway que fue llevado al cine y ahora es presentado en formato de concierto de rock.

Fue hasta las 20:50 horas que la euforia explotó. “¡El único e inigualable John Cameron Mitchell!”, presentó Amber Martin, su invitada especial para esta noche. Como todo un héroe, el icono de la comunidad LGBT+ entró al escenario, con una ovación en crecimiento.

Origin of love, nombre que titula a esta gira, fue el primer tema que un Cameron Mitchell abrumado de la emoción interpretó para el público. “¡Oh, por Dios!, chicos”, dijo a modo de agradecimiento ante los gritos de hombres y mujeres que le celebraban.

En este ambiente de tolerancia e inclusión el nominado al Globo de Oro explicó cómo nació y se transformó Hedwig and the angry inch; desde que conoció en un avión a Stephen Trask, compositor de los temas, a poner un show teatral que debutó fuera de Broadway en 1998.

Ese espectáculo lo vieron Glenn Close, Danny DeVito, Madonna y David Bowie, este último, según Mitchell recuerda, se fue del show y tiempo después le dijo: “Lo hiciste bien”, tras lo cual Amber Martin le rindió un homenaje cantando Ziggy stardust.

Mitchell complació a sus seguidores. Se bajó del escenario para cantar con ellos, se aventó para ser cargado por la multitud, transformó su atuendo que pasó de un exuberante vestido a un sencillo conjunto. “Qué difícil es ser mujer”, afirmó el cantante, quien comentó que fue cuando comenzó a vestirse de forma femenina cuando encontró su verdadero poder.

En un show donde brilló más la conversación y la interacción con el público que la música o el glam, John Cameron Mitchell también interpretó otros temas como End of love, Angry inch y Love you for free, tras la cual se despidió luego de poco más de 90 minutos de show.