abc Radio


Camila Fernández regresa con nuevo proyecto musical

Después de un accidente, la hija de Alejandro Fernández regresa con un nuevo proyecto musical

A tres años de sufrir una caída que la dejó varios meses sin caminar y le provocó una profunda depresión, Camila Fernández asegura estar viviendo una nueva oportunidad en su vida al presentar su nuevo sencillo, Bueno fuera, tema del que grabó su video musical en estos días.

“Representa una nueva etapa, una segunda oportunidad. Y les voy a demostrar que no me voy a rendir, de aquí para arriba”, comentó la cantante durante un encuentro con la prensa en el set de filmación.

Aunque la hija de Alejandro Fernández asegura que ha avanzado en su proceso para superar las secuelas que le dejó esta situación, asegura que “todavía no atrevo a escribir de eso, creo que necesito estar más fuerte para hacerlo”, por ello es que el disco que planea lanzar para el 2020 abordará otras temáticas.

La cantante comentó que ha ido superando este proceso gracias a sus amigos y familia, quienes le han ayudado a “estar enfocada en mi arte, en lo nuevo, en volver a creer en mí, renacer, saber cómo hacerme responsable de mis problemas, no hacerme la víctima y luchar hasta obtener lo que tengo”.

“Fueron los que me ayudaron en momentos muy difíciles de mi vida, que a veces yo no veía una luz al final del túnel, peor ellos me ayudaron a tener fe a creer en mi arte y les agradezco con todo el corazón”, comentó.

Camila Fernández aseguró que la música fue su aliado en este proceso: “tocaba la guitarra con mis amigos me encantaba porque me distraía, sola me deprimía y lloraba. Pero escribir con amigos me ayudó mucho, también producirlas, tener algo ya más tangible; la verdad es que salió increíble”.

Aunque en esta etapa musical aborda más ritmos pop con un toque urbano, la cantante asegura que el género regional mexicano forma parte de su vida por la influencia de su padre y su abuelo.

Además, destacó la importancia que implica el llevar el apellido Fernández en su vida y su carrera: “Sí es una responsabilidad muy fuerte, porque lo porto con mucho orgullo, y sé de dónde vengo y a dónde voy; me encanta el apellido”, dijo.