abc Radio


Sandra Echeverría mezcla el canto y la actuación en serie La Bandida

La Bandida, que se estrena el 13 de enero a las 20:00 hrs por Telemundo Internacional

Mónica Rubalcava | El Sol de México

Cuando a Sandra Echeverría le ofrecieron ser parte de la serie La Bandida, lo que más le llamó la atención era que el personaje, Graciela Olmos era una mujer fuerte y además una cantante y compositora de la época de la revolución.

“Es el primer proyecto en el que me toca mezclar el mundo de la música con la actuación, porque con Graciela me tocó agarrar la guitarra tocar y componer una canción y cantar corridos en su burdel”, explica la cantante en entrevista telefónica con medios de Latinoamérica.

La Bandida, que se estrena el 13 de enero a las 20:00 hrs por Telemundo Internacional, es la historia de la revolucionaria y rebelde Graciela Olmos, una de las mujeres más influyentes de la época postrevolucionaria en México, quien ganó fama por infringir la ley en el país y Estados Unidos y por su trabajo como cantautora.

Graciela era una huérfana originaria de Chihuahua que logró sobrevivir a la Revolución Mexicana. De carácter fuerte, supo utilizar sus habilidades como apostadora y ladrona. Llegó a ser dueña de uno de los prostíbulos más famosos de la Ciudad de México, donde se hacían tratos políticos y económicos.

“Era una mujer muy contemporánea, ahora que está todo este tema de no tener miedo a decir la verdad con el tema de las mujeres, de poner un alto a todo lo que está sucediendo, creo que ella lo hizo desde esos momentos, me encanta representar a mujeres fuertes que alzan la voz”, asegura Echeverría quien además confiesa tiene muchos elementos en común con ella.

La Bandida tenía poder de persuasión entre la clase política, exrevolucionarios, intelectuales y en general entre sus clientes. En su casa llegaron a cantar Agustín Lara y Marco Antonio Muñíz.

“Yo soy una mujer muy feminista y en eso me identifico con ella, me convierto también en protectora cuando hay cosas que no me gustan, me convierto en la voz del equipo y en protectora de las chicas, además Graciela tenía esa sensibilidad de la música que también tengo yo”, platica.

Por ello, se siente afortunada de trabajar en el proyecto, pues “para mí fue una experiencia increíble, me dejaron cantar el tema principal que incluí en mi álbum, y me enamoré perdidamente de la canción de La enramada, que también la incluí en mi disco”.

Así, su proyecto se ha encaminado a la música mexicana, pues recuerda que gracias a su abuela se involucró en el género desde muy pequeña, “cuando tenía nueve años empecé a cantar y mi familia me empezó a animar mucho, empecé a tocar la guitarra y a componer a los 14 años”.

Sobre su relación musical con su esposo Leonardo de Lozanne, vocalista de la agrupación de rock Fobia, Sandra dice que tiene sus ventajas estar casada con un músico. “Leo escucha rock y yo ranchero, hay una mezcla de géneros y mi hijo es muy musical y de repente comenzamos a escribir juntos y es interesante”, reveló la actriz.

La serie, que se transmitió el año pasado por Telemundo, se estrena para el mercado mexicano justo en el año en el que se cumplen 125 años del nacimiento de Graciela Olmos, viuda del revolucionario José Hernández, que formaba parte de la División del Norte de Pancho Villa.