abc Radio


Asesinan a sacerdote indígena en Nayarit

por Elizabeth Ibal

Tepic, Nayarit.- Víctima de un supuesto intento de asalto, murió el sacerdote indígena Felipe Altamirano Carillo, de la Prelatura del Nayar, en Nayarit.

Lo anterior fue informado por la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) mediante un comunicado firmado por su presidente, el arzobispo de Guadalajara, José Francisco Robles Ortega, y el secretario general y Obispo Auxiliar de Monterrey, Alfonso G. Miranda Guardiola.

En el documento, a nombre del CEM expresaron sus condolencias a los padres y familiares del clérigo ultimado la mañana de este lunes cuando circulaba en un vehículo.

“En estos momentos en que nuevamente un sacerdote católico es alcanzado por el crimen, dirigimos nuestra mirada a Cristo Resucitado, quien nos confiere la fuerza para luchar por la construcción de un mundo reconciliado y en paz, justo y fraterno. La muerte no es el final del mensaje de amor que nos trajo nuestro Salvador, sino la vida en plenitud. Con su sacerdocio, el Padre Felipe encarnó estas certezas que nos da la fe”, se lee en el documento difundido por en su página web.

Foto: Especial

Foto: Especial

Respecto de los hechos, la Prelatura de Jesús María AR difundió en su cuenta de Facebook que son pocos datos los que se tienen sobre lo acontecido: “Se nos ha informado que él regresaba de oficiar la Misa dominical en la comunidad Cofradía, perteneciente a su parroquia, acompañado de otras personas. Él conducía su vehículo y en algún momento del trayecto le salieron al encuentro unas personas armadas, se presume que con la intención de asaltarlos. Se sabe que la única persona fallecida fue el padre Felipe y algunos de los acompañantes se encuentran heridos”.

“Nuestra Prelatura se encuentra de luto al perder un hermano muy querido, y reiteramos nuestras más sentidas condolencias a la familia del padre Felipe. Que nuestro Señor Jesucristo y nuestra Madre Santísima les consuelen en este momento de dolor, pues confiamos que nuestro hermano, que ha compartido la cruz de Cristo, ahora podrá gozar de su gloriosa resurrección. Que el alma de nuestro hermano Felipe Altamirano Carrillo, descanse en paz”, el mensaje fue firmado por Fray Pablo Mejía Ramírez, Vice-Canciller de la Prelatura.

Es el segundo sacerdote asesinado en lo que va del año. El primero fue hallado muerto en Coahuila, en enero.

Se estima que 32 sacerdotes han sido asesinados en el país desde 2006.

Felipe Altamirano Carrillo, de origen Cora, sacerdote de la Prelatura del Nayar, nació el 23 de julio de 1963, en el rancho Las Palomas, perteneciente al municipio Jesús María, Nayarit, era el primero de ocho hermanos.

Hizo sus estudios de primaria en el internado de La Mesa del Nayar; los de secundaria y preparatoria en Monterrey, N.L.; los estudios de filosofía y teología en el Seminario Cristo Rey y Santa María de Guadalupe, para vocaciones adultas, en Coatlinchán, Diócesis de Texcoco, Estado de México.

Se ordenó sacerdote el 8 de diciembre de 1989 en la Parroquia de La Mesa del Nayar, en la Prelatura del Nayar. Desempeñó su misión sacerdotal y evangelizadora siendo párroco en las Parroquias de Jesús María (ahora Catedral), en Nuestra Señora de los Remedios, en Huajicori, en Santa Teresa, en Guadalupe Ocotán y, hasta estos días, ejercía su servicio ministerial como párroco en La Mesa del Nayar. Fue también presidente de la Pastoral Indígena de la Prelatura.

/parg