abc Radio


BM estima crecimiento global de 3.1% para 2018, año donde operará a plena capacidad

WASHINGTON.- El repunte en el comercio internacional llevará el crecimiento global al 3.1 % en 2018, pero la ralentización de la productividad amenaza con la capacidad de expansión a medio plazo, apuntó hoy el Banco Mundial.

Se espera que las economías avanzadas moderen su crecimiento a 2.2 % este año a medida que los bancos centrales retiran gradualmente el estímulo monetario tras la crisis, indicó el informe semestral "Perspectivas Económicas Globales" del organismo.

En conjunto, 2018 está en camino de ser el primer año desde la crisis financiera en que la economía global esté operando "a plena capacidad", aseveró el BM.

El presidente del BM, Jim Yong Kim, advirtió que la recuperación general es "alentadora", a la vez que agregó que "no es momento para la complacencia".

"Es una gran oportunidad para invertir en capital humano y físico (…) y acercarnos a los objetivos de poner fin a la extrema pobreza y desencadenar la prosperidad compartida", concluyó Kim, sobre la meta de la institución de acabar con la pobreza extrema para 2030.

Panorama para EU y Latinoamérica

El BM aumentó sus previsiones de crecimiento para Estados Unidos, la primera economía mundial, hasta el 2.5 % este año, en parte fruto de la aprobación de la reforma fiscal lanzada por el presidente Donald Trump.

Esta reforma, que incluye notables recortes de impuestos para empresas y trabajadores, podría agregar cerca de seis décimas porcentuales de crecimiento al PIB estadounidense en los próximos tres años.

Latinoamérica acelerará su crecimiento al 2% anual, tras el 0.9 % del pasado año, gracias al impulso de Brasil que se expandirá un 2%, Argentina que lo hará un 3 %.

México lo hará un 2.1%
, una proyección menor a la del año pasado estimada en 2.2%. Todas estas economías lo harán por encima de las tasas de 2017.

La expansión latinoamericana estará asentada "sobre el auge en el consumo y la inversión privada", aunque persiste la "incertidumbre" como consecuencia de "un deterioro de las condiciones fiscales domésticas o el proteccionismo comercial de EU", advirtió Ayhan Kose, director adjunto de Perspectivas Económicas del BM.

Perú, tras los esfuerzos de recuperación por las inundaciones, se prevé que alcance un crecimiento del 3.8 % este año; Colombia lo hará un 2.9 %, gracias al repunte de las exportaciones y la mejora de la competitividad; y Chile, un 2.4 %, por las exportaciones mineras y las buenas condiciones financieras.

Apostar por reformas productivas

Kose subrayó que las autoridades deben mirar "más allá" de la política monetaria y fiscal y apuntar a reformas que impulsen la productividad, entre las que recomendó las dirigidas a mejorar la educación y la sanidad de calidad, y la red de infraestructura en los países en desarrollo.

"Particularmente, las reformas que apuntalen la productividad serán más urgentes a medida que aumente la presión sobre el crecimiento potencial debido al envejecimiento de la población", agregó.

Sin esfuerzos concretos para revitalizar la productividad, el declive puede extenderse a la próxima década y reducir el crecimiento un cuarto de punto porcentual en ese periodo.