abc Radio


Acribillan a catedrático de la UNAM con ocho balazos

El catedrático de la Universidad Autónoma de México (UNAM), Jorge Sánchez Flores, de 53 años de edad, fue acribillado de ocho balazos tras robarle su portafolios, donde llevaba una computadora, un cañón para proyectar su clase y los exámenes que había practicado a sus alumnos.

Los criminales fueron tres jóvenes que llegaron y escaparon a bordo de una motocicleta de pista rojo con blanco R6R, mismos que después de cometido el crimen volvieron a pasar por la escena del asesinato y pese a ello, no han sido detenidos.

Los primeras investigaciones de la Fiscalía de la procuraduría capitalina en Cuauhtémoc, señalan que la noche del pasado martes, el catedrático de la UNAM, salió de dar clase de matemáticas y física, para luego, abordar su vehículo, un Aveo, color negro.

El profesor, pasó al centro comercial por despensa y luego de ello, se dirigió a su domicilio. Al llegar a su domicilio, localizado en  Ferrocarril de Cintura, entre Congreso de la Unión y la calle de Cobre en los límites de las Colonias 20 de Noviembre y Morelos.

El catedrático estacionó su vehículo fuera de su domicilio. Tomó su portfolios y abrió la cajuela para bajar la despensa, al tiempo que le llamó por teléfono a su hijo para que le ayudara con la despensa. Para entonces, el reloj marcaba las 22.00 horas del martes.

En esos momentos, profesor fue sorprendido por tres sujetos que llegaron a bordo de una motocicleta de pista blanco con rojo. Dos llevaban cascos blancos y el tercero, un casco fosforecente. El que viajaba en la parte de atrás, descendió de la motocicleta encañonó al catedrático y trató de arrebatarle el portafolios, donde llevaba una computadora, un cañón para para proyectar la clase y los exámenes que había realizado a sus alumnos.

Ello, trajo como consecuencia que el individuo, le disparara con el arma de fuego en tres ocasiones. Las balas se incrustaron en el abdomen del catedrático por lo que se desvaneció al piso mortalmente herido.

En una rápida acción, el delincuente tomó el porfalios, subió a la motocicleta –donde los esperaban sus dos cómplices-, y sin miramientos volvió a accionar el gatillo en seis ocasiones contra el profesor, cuyas balas se le alojaron en el cuerpo.

Mientras que los asaltantes y homicidas se daban a la fuga, salió el hijo del catedrático y al verlo tendido mortalmente herido en el piso, pidió auxilio a vecinos y familiares, al tiempo que solicitaron la intervención de socorristas y, solo se acercó una patrulla de la Secretaría de Seguridad Pública.

Debido a que el tiempo pasaba y la ambulancia no llegaba, la familia del profesor y los policías, subieron al catedrático baleado a su vehículo y se trasladaron al hospital Magdalena de las Salinas; sin embargo, ya había fallecido a consecuencia de las ocho heridas de bala que recibió en diferentes partes del cuerpo.

La familia del catedrático pide justicia al Procurador General de Justicia de la Ciudad de México, Edmundo Garrido, al asegurar que los tres responsables del crimen están identificados y que han cometido varios delitos en la zona y, hasta el momento no los han podido detener.