abc Radio


Cambio de mandos en la Secretaría de Seguridad Pública rinde frutos

L
uego del recrudecimiento de la violencia en la Ciudad de México, el cambio de mandos que se realizó en la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) está rindiendo frutos, pues en tres días se logró la captura de El Betito, líder de La Unión de Tepito, así como la de uno de sus operadores considerado el tercero al mando en el grupo delictivo, consideró el jefe de Gobierno, José Ramón Amieva.

Raymundo Collins llegó a la SSP con uno reto fundamental: acabar con la violencia generada por la pugna entre La Unión de Tepito y la Fuerza Antiunión, y tras modificar los patrullajes, sacar al aire al equipo Cóndor y reforzar la vigilancia con tres mil policías del Estado Mayor Policial y 42 vehículos policíacos nuevos, se está abriendo camino.

Y así lo reconoció Amieva: “se han tenido buenos resultados a partir de la llegada del ingeniero Collins, creo que ha habido una sinergia con la Procuraduría General de Justicia, el C5; el relevo fue institucional y con este esquema de trabajo distinto, como es el patrullaje dinámico, se ha eficientado (la labor policial).

Luego de que el miércoles la Policía Federal detuvo a Roberto Moyado, El Betito, la madrugada del viernes la SSP hizo lo propio con la captura de Mauricio Peralta Ahuatzin, encargado de la distribución de droga y el cobro de piso a empresarios en la colonia Condesa.

El mandatario capitalino atribuyó este desmantelamiento de La Unión como resultado del reforzamiento de la seguridad en “prácticamente toda la ciudad, aunque con énfasis en las zonas donde operaLa Unión de Tepito; “hemos logrado detenciones que reflejan el esquema de presencia policial”, dijo.

Recordó que el viernes se logró también la detención de cuatro personas originarias de Colombia en la colonia Letrán Valle, delegación Benito Juárez, quienes viajaban en una camioneta con vidrios polarizados y en posesión de armas de uso exclusivo del Ejército.

Por ello insistió en que “este patrullaje de uso dinámico está funcionando y tenemos que seguir, esto es diario, cada minuto de todos los días”, ya que el objetivo es desmantelar toda la estructura de La Unión y los otros grupos delictivos que operan en la capital.

Lo anterior se da en un contexto en el que, de acuerdo con el Observatorio Nacional Ciudadano, en el segundo trimestre de este año aumentó 120% el narcomenudeo en la Ciudad de México, comparado con el mismo periodo de 2017, y a la par disminuyeron las detenciones por este delito.