abc Radio


Cuatro fuentes darían solución a desabasto de agua

Los estudios presentados al Sistema de Aguas de la Ciudad de México (Sacmex) y Conagua plantean que en 30 años el futuro del agua en la ciudad básicamente debe resolverse con el eficiente uso de agua, el cuidado los acuíferos ponderando sus recargas y con fuentes externas ya identificadas.

Fernando González Villareal, director del Programa de Manejo, Uso y Reúso del Agua (PUMAGUA) en la UNAM, abundó que son cuatro las fuentes antes mencionadas, una es el Valle de Mezquital que es una zona para reutilizar agua, el sistema del río Tecolutla desde la presa Necaxa, el Río Amacuzac y el Temascaltepec, aunque indicó que algunos ya tienen un proyecto ejecutivo y otros requieren mayores estudios para su construcción.

Villareal agregó que el corte representa entre la tercera y cuarta parte del agua que se distribuye en el área metropolitana de la Ciudad de México, la cual se abastece con poco más de 60 metros cúbicos por segundo, detalló González Villareal.

“Es prácticamente un río que entra a esta ciudad y abastece a 20 millones de habitantes”, dijo. Estimó que el corte debido a reparaciones en el sistema Cutzamala debe enseñarnos lo que es el buen suministro para todos.

“El Cutzamala requiere más atención, mantenimiento e inversión para que no llegue a otra crisis”.

Y agregó: “Uno de los problemas grandes del agua potable es que no tenemos presiones continuas todo el tiempo, cuando hay intermisiones bajas o incluso cero en algunas horas del día no podemos garantizar la caldiad del agua en nuestra redes”.

Además, insistió en que medir con precisión la cantidad de agua que ingresa a un sistema, cuánta se utiliza y cuánta se desperdicia, es el primer paso para cuidarla con eficiencia y responsabilidad.

Como recomendación hacia la nueva administración que encabezará Claudia Sheinbaum en la Ciudad de México detallaron que se debe atender en inversión y reparación de perdidas y fugas además de enfocarse a las áreas operativas del sistema de aguas disminuyendo las perdidas.

UN BUEN CUIDADO

1 REVISAR que estén limpios cisternas y tinacos, pues pueden ser fuente de microorganismos, y los niveles de estos depósitos, para detectar posibles fugas

2 REDUCIR fugas de agua en excusados, regaderas y llaves de cualquier instalación doméstica para evitar pérdidas de agua

3 ALMACENAR de forma higiénica, con tapa y cucharón, suficiente agua para beber y cocinar, de tal manera que no se contamine ni se confunda de la que tendrá otros usos

4 CUANDO se restablezca el servicio paulatino, se debe verificar que el agua no contenga partículas suspendidas antes de llenar cisternas y tinacos