abc Radio


El Centro, la zona más peligrosa de la CDMX

Contrario a lo que se pudiera pensar, no es la periferia de la Ciudad de México la más peligrosa de la capital: datos de la Procuraduría General de Justicia muestran que el centro neurálgico, donde abundan los rascacielos, sitios turísticos y culturales, plazas comerciales, colonias de moda, sedes de dependencias de gobierno, es la zona más violenta de la urbe.

Una toma cenital de la Ciudad de México permite notar a simple vista que, por ejemplo en cuanto al delito de homicidio doloso, es la alcaldía de Cuauhtémoc –sede de los poderes federales- la que más carpetas de investigación registra de 2016 al cierre del año pasado. Por supuesto, es el polígono de Tepito, Morelos y el Centro Histórico la zona roja.

El recién estrenado portal de Datos Abiertos del gobierno arroja que de 2016 a 2018 se abrieron tres mil 705 carpetas de investigación por el delito de homicidio doloso, el cual aumentó en 40% en dicho periodo. Sólo en la zona del Centro-Tepito hay registro de 245 carpetas de investigación. En tanto las cinco colonias top de Iztapalapa suman 117 carpetas por el mismo delito.

Esto coincide con la zona de operación de La unión de Tepito, una banda del crimen organizada dedicada a la venta de drogas, extorsión y venta de mercancía ilegal, y de la Fuerza antiunión, el grupo antagonista. La pugna entre ambas bandas ha dejado una estela de homicidios como los de septiembre del año pasado en la plaza turística de Garibaldi, en pleno Centro Histórico.

Las colonias de moda como Roma o Condesa, donde capitalinos y turistas nacionales y extranjeros salen a divertirse, comer o bailar, no están exentas de esta problemática. Hay carpetas de investigación por homicidio por arma de fuego en calles como Cozumel, Oaxaca, Cuautla o Medellín, todas ellas repletas de sitios de esparcimiento.

Y es que justamente estos territorios son disputados por las bandas dedicadas al narcomenudeo ya que es en los antros y bares de estas colonias donde distribuyen su mercancía. Incluso la Procuraduría General de Justicia ha realizado cateos en centros nocturnos donde se han encontrado droga que vendían a los clientes del lugar.

En materia de robo a transeúnte con violencia, uno de los delitos que más se cometen en la Ciudad de México, vuelve a brillar el centro urbano de la capital por ser de las zonas de mayor riesgo. De 2016 a 2018 hay registro de 21 mil 762 carpetas de investigación y, como en homicidio doloso, el robo aumentó en 36% en un periodo de tres años.

De acuerdo con los datos de la plataforma, es casi seguro que una persona sea asaltada con violencia en colonias como Centro, Morelos, Roma Norte, Guerrero, Doctores, Tacuba, Buenavista u Obrera, todas ellas en Cuauhtémoc. En este delito también destacan colonias de Iztapalapa como Desarrollo Urbano Quetzalcóatl, Central de Abasto, Agrícola Oriental, entre otras.

En la alcaldía de Benito Juárez, una de las de mayor plusvalía de la Ciudad de México, son tres los robos que azotan principalmente a colonias como Narvarte y Del Valle: robo de autopartes, robo a transeúnte y robo a casa habitación.

“Aquí los delitos que se cometen son patrimoniales, no son delitos de alto impacto como en otras alcaldías. Aquí no tenemos enmaletados, aquí son robo a casa habitación, robo de vehículos y robo de autopartes”, reconoció el alcalde de Benito Juárez, Santiago Taboada.

Si pudieran establecerse zonas de baja peligrosidad con base en el número de carpetas de investigación, primero se trataría de la zona sureste de la Ciudad de México, en la alcaldía de Tláhuac, seguida del poniente, en la alcaldía de Cuajimalpa.

Ante la situación de inseguridad que vive la Ciudad de México el nuevo gobierno ha manifestado que durante el sexenio pasado se abandonó el tema y no se planteó una estrategia concreta, incluso se desapareció la operación policial con base en cuadrantes.

Para revertir el actual escenario, la estrategia del nuevo gobierno incluye dividir la operación policial en 16 regiones, 73 sectores y 847 cuadrantes, clasificados en alto, mediano y bajo riesgo. Además habrá tres jefes regionales por cada alcaldía (uno por turno cada ocho horas), ya que anteriormente había un jefe regional que se hacía cargo de tres alcaldías.