abc Radio


Fachada del psiquiátrico La Castañeda sigue en pie, ahora en Amecameca

AMECAMECA, Méx. (OEM-Informex).- La fachada de lo que fue el
hospital Psiquiátrico más tenebroso de la Ciudad de México en la
actualidad se encuentra en el municipio de Amecameca, ubicado en el
paraje el Salto que, desde el año de 1969, fue desmantelado y
rescatado por Arturo Quintana Arrioja, quien fuera el fundador de
la industria AQ, la cual compró la fachada y piedra por piedra la
trasladó a un paraje de su propiedad.

El edificio de la Castañeda fue un centro de reclusión para
enfermos psiquiátricos, su construcción estaba en predios de lo
que fue una grande hacienda pulquera, por allá por los años de
1910, en Mixcoac; el dueño del terreno fue Ignacio Torres Adalid,
muy conocido por la producción del Neutle, (Pulque). En dicho
patrimonio cuenta la historia que el dueño cobraba la entrada de
25 centavos, en donde había fiestas y paseos en el interior de la
construcción pulquera.

Ante la falta de presupuesto para la atención médica de los
enfermos mentales recluidos en La Castañeda y el maltrato que se
hizo famoso de parte de los trabajadores a los enfermos, así como
la inseguridad debida a la falta de personal de vigilancia que
permitía constantes fugas de pacientes, La Castañeda cerró
definitivamente en el año de 1968, y los enfermos fueron
distribuidos en hospitales del entonces Distrito federal y Estado
de México, en donde se dio prioridad a modernizar áreas y
hospitales especializados en psiquiatría.

El edificio de la Castañeda duró más de 58 años en servicio,
por instrucciones del Presidente de México, Gustavo Díaz Ordaz,
fue demolido; y en el año 1969, la fachada de lo que fue el centro
de terror psiquiátrico de México fue rescatada por Arturo
Quintana Arrioja, el cual cuando se disponían la maquinaria a
derribar 21 edificios que componían este centro, le preguntó al
intendente que si le podría vender la balaustra, lo que el
encargado de la demolición le dijo que sí, fue entonces que el
ingeniero Emmanuel Lugo enumeró cada piedra de la fachada y la
trasladó al municipio de Amecameca; después de su fallecimiento y
antes de morir donó el edificio a la agrupación religiosa
“Legionarios de Cristo”.

Hoy, en el paraje boscoso -un área natural de la madre
naturaleza, “El Salto”- se puede apreciar la fachada del que
fue el edificio de la “Castañeda”, donde dicen los que se han
quedado un día a pernoctar en ese lugar que se escuchan lamentos
que los que estuvieron en lo que se llamó el hospital de
Mixcoac.

Incluso el edificio de esta localidad ha sido usado en
filmaciones como la telenovela El Gran Hotel que en forma reciente
fue transmitida en un canal de televisión abierta.