abc Radio

Inseguridad en la capital ahuyenta a estudiantes foráneos

El rector de la Universidad del Pedregal indicó que 17 universidades privadas se han visto afectadas

Hilda Escalona / La Prensa

La inseguridad que impera en la Ciudad de México ahuyentó a 20% de los estudiantes foráneos inscritos en las universidades privadas, afirmó el rector de la Universidad del Pedregal, Armando Martínez, y destacó que el objetivo es revertir esa tendencia.

El rector del joven Norberto Ronquillo, quien fue secuestrado y asesinado al salir de dicha institución educativa, dijo que la inseguridad en la Cuidad de México afectó a por lo menos 17 universidades privadas, pues los jóvenes tienen miedo de venir a estudiar a las universidades privadas que existen en la Cuidad de México.

Martínez afirmó que la afectación ocurrió en esos planteles escolares tan sólo en lo que va de este año.

“El ideal de nosotros en esta coordinación de universidades por la seguridad es que se haga una ciudad segura para que los estudiantes foráneos puedan volver, hemos perdido cerca de 20 por ciento de la matrícula de estudiantes foráneos, ustedes recordarán todos los muchachos que venían estudiar aquí a la Ciudad de México, se ha perdido más del 20 por ciento de matrícula foránea por el tema de inseguridad; lo que nosotros queremos es que la Ciudad de México vuelva a ser una ciudad segura para estudiar”, comentó.

Entrevistado en el Antiguo Palacio del Ayuntamiento el rector afirmó que ya platican con todas las autoridades para que en el próximo ciclo escolar se implemente el programa Sendero Seguro, para que no vuelva a suceder un hecho como el caso de Norberto Ronquillo.

“Desde luego tenemos que ir con temas más estratégicos en cuestión de seguridad, porque no queremos que un alumno salga como pasó en el caso de Norberto y no pueda llegar a su casa, es decir, lo ideal del Sendero Seguro va a ser no sólo el entorno escolar sino el entorno en trayectos en el transporte, ahí vamos”.

En reunión con autoridades dijo que un tema fundamental es la interconexión de las videocámaras de las universidades al C5, la instalación de botones de emergencia y el mejoramiento de la infraestructura pública alrededor de los planteles.