abc Radio


Manipulan el agua; no hay castigo


A

pesar de que especialistas han señalado que el agua debe ser considerada un tema de seguridad nacional, esto no ha sido escuchado por los legisladores, por lo que la manipulación de válvulas no es un delito. Incluso, el Sistema de Aguas de la Ciudad de México (Sacmex) se topó con una dificultad, pues el Ministerio Público no tenía manera de abrir una averiguación previa pues no hay un crimen, lo único que se pudo hacer fue levantar una constancia de hechos.

El ingeniero Héctor Reyes Martínez, director Agua Potable y Potabilización del organismo, explicó en entrevista exclusiva para El Sol de México que no señalan culpables, pero que es notorio esta manipulación en tiempos electorales.

Mientras, las acusaciones entre políticos contaminan el asunto que afecta a cientos de miles en la ciudad. Diputados de PRD lanzaron acusaciones contra los de Morena y presentaron una denuncia, y los morenistas recordaron que ellos presentaron una iniciativa para que se castigara este tipo de acciones.

El jefe de gobierno, Miguel Ángel Mancera, dijo que la manipulación de válvulas se puede castigar como sabotaje, crimen castigado hasta con 15 años de prisión, aunque la Procuraduría capitalina indicó en un comunicado que las denuncias pasarán a la Fiscalía Desconcentrada de Investigación de Delitos Ambientales y en Materia de Protección Urbana (Fedapur).

REVISAN LA PRESIÓN

En estos días, el Sacmex hace un esfuerzo extra para medir y controlar la presión de la ciudad… la presión del agua. Revisa en primer lugar las principales válvulas para asegurarse de que estén en control y en caso contrario calibrarlas, para ello cuentan con una aplicación que les indica el nivel en el que se encuentran