abc Radio


PRD impugnará ante el TEPJF la asignación de otras dos diputaciones

E
l Partido de la Revolución Democrática (PRD) impugnará ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) la asignación de diputaciones por parte de la autoridad comicial local, que nada más les otorgó seis.

Raúl Flores, líder perredista capitalino, acusó ayer al Instituto Electoral de la Ciudad de México (IECM) de no respetar la Constitución, por lo que buscará que les asignen ocho curules, en lugar de las seis originales.

Explicó que no atendió a lo estipulado en el artículo 29 apartado 2 inciso C de la Carta Magna local, el cual referente a la inclusión de las minorías políticas y el precepto de pluralidad que deben prevalecer en una democracia.

De acuerdo a esa texto legal, mencionó, que en ningún, caso un partido político podrá tener un número de diputaciones pluri y uninominales que represente un porcentaje del total del Congreso que exceda en ocho puntos a su votación válida emitida.

El líder local perredista informó que una vez que sean notificados formalmente por el IECM, hay un plazo de cuatro días para interponer el medio de defensa o el juicio de revisión para hacer valer los principios electorales que marca la Constitución de la Ciudad de México, que de ninguna manera se contraponen con los preceptos federales en la materia para resarcir las posiciones que a su parecer les corresponden.

Agregó que un análisis interno jurídicos indica que al PRD no le tocan seis diputaciones plurinominales en el Congreso local, sino ocho, pues, consideró, que el reparto realizado por dicho instituto es inequitativo y no toma en cuenta los porcentajes reales ni aclara cual es la votación que debe ser tomada admitida en las diferentes modalidades aplicadas el 1 de julio.

Opinó que el criterio del IECM y del tribunal local confirmado en su sentencia, fue el de la votación local emitida y no el de la válida emitida, por lo tanto distorsionan la asignación y provocan un desequilibrio entre lo que la gente expresó en las urnas y lo que los consejeros y magistrados han resuelto, hacen nugatorio el derecho a un Congreso equilibrado.