abc Radio


Raymundo Martínez reclama a SSP más policías para Tláhuac

A
un año de que marinos acribillaron al narcotraficante Felipe de Jesús Pérez El Ojos, Raymundo Martínez Vite, alcalde electo de Tláhuac, reclamó a la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México (SSP CdMx) el envío de más policías para mejorar la vigilancia en sus calles y rechazó la militarización de la zona.

En entrevista con El Sol de México , el aún asambleísta de Movimiento Regeneración Nacional (Morena) apuntó que en caso de no tener el apoyo de la corporación policíaca capitalina, está dispuesto a contratar policías auxiliares a partir del 1 de octubre, cuando tome posesión del cargo.

Negó haberse “sacado el tigre en la rifa” al ganar la elección de esa demarcación, porque, afirmó, nació ahí, toda la vida ha residido en ella y conoce bien su situación.

Descartó que la inseguridad en Tláhuac se haya magnificado, pero reconoció que sus habitantes quieren tener más tranquilidad, ver la presencia policial en calles y parques, donde sea necesario.

“Porque yo le puedo decir que se ha magnificado la situación de inseguridad en toda la ciudad, no sólo en Tláhuac, ese es el problema”, expresó Martínez Vite.

En este sentido, recalcó que la inseguridad está por donde quiera, ante lo cual no se pueden cerrar los ojos y de eso se deben ocupar el titular de la SSP-CdMx y el procurador general de Justicia de la capital, Edmundo Garrido Osorio, quienes han dejado un vacío.

Se le cuestionó: ¿Pero se han visto rondines de vigilancia en Tláhuac, y el alcalde electo respondió: “Pero de dos meses para acá. Yo lo invitó a que vaya donde vivo, la colonia Selene, no hay nada y todos los operativos son en las avenidas principales, pero no se meten a las colonias”.

Y lo mismo ocurre, aseguró, en los pueblos de San Andrés Mixquic, San Nicolás Tetelco y San Juan Ixtayopan, donde también hay delincuencia, no nada más en las colonias La Conchita o la Miguel Hidalgo.

Del estado en que encuentra la aún delegación, afirmó que hay baches y hoyos, ante lo cual anunció que volverá a visitar casa por casa, a fin de levantar un diagnóstico de cómo está la situación del drenaje, las banquetas, guarniciones y pavimentación para sacar un programa real operativo anual, de todo.

Recordó que durante su campaña delineó cuatro ejes fundamentales: el primero, la seguridad; en segundo lugar, la prevención con educación, cultura y deporte; tercero, el rescate del campo; y cuarto, la reconstrucción de las zonas dañadas.

En lo que se refiere a este último propósito, opinó que el relleno de grietas no sirve, porque no se toma en cuenta el problema real y reprochó que las autoridades aún no cuenten con un censo completo de los damnificados por el terremoto y de cómo está la situación.

“Ahora, hay una problemática más fuerte, ya que derrumbaron algunas casas y no las han construido, dejaron al abandono a la gente”, denunció Martínez Vite.

Descartó que en Tláhuac exista el riesgo de que la mancha urbana se coma su vocación agrícola, pero informó que Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno electa de la Ciudad de México, tiene un programa para rescatar el campo de la capital, al que asignará mil millones de pesos en todas las delegaciones que tiene áreas verdes, con la finalidad de mantenerlas y evitar el crecimiento urbano.

Finalmente, pidió a los tlahuaquenses estar tranquilos, ofreció trabajar muy duro, que andará en las calles para sufrir lo que viven los habitantes de la jurisdicción “y en la medida de las posibilidades vamos a tratar de que la delegación vuelva a la tranquilidad, lo que era antes”.

TRAYECTORIA POLÍTICA

Actualmente es diputado de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal por Morena, en 2013 fue consejero local y nacional de Morena, jefe de la Unidad de Transporte y Vialidad de Tláhuac, y subdirector de Gobierno y de Seguridad Pública de esa demarcación, así como presidente del Comité Ejecutivo delegacional Tláhuac por el PRD (2005-2008), así como profesor del Colegio de Bachilleres.

Se le señala como gente cercana al exjefe delegacional Rigoberto Salgado.

Se le acusa de conceder permisos a mototaxistas en esa demarcación cuando fue jefe de la Unidad de Transporte y Vialidad.