abc Radio


Recursos insuficientes para evitar un desastre; se requieren 16 mdd para emergencia

México es uno de los países con alta sismicidad pero no destina los suficientes recursos económicos para atender las zonas estratégicas y vulnerables, reporta el estudio realizado por la firma Bain&Company.

El país tiene un presupuesto anual de un millón de dólares para atender un territorio de mil 964 kilómetros de cuadrados, en contraste, explican los expertos que realizaron el estudio, Japón, que tiene una extensión de 378 Km2, cuenta con 64 millones de dólares para el mismo lapso, y Chile, que mide 756 Km2 mantiene una inversión al año de 4 millones de dólares.

Tras hacer un evaluación, sugiere erogar 16.5 millones de dólares en el fortalecimiento para evitar un desastre y su capacidad de respuesta.

Vivienda

En sus conclusiones, la firma de consultores que trabajó en conjunto con 17 oficinas de gobierno de la Ciudad de México y federales, así como con expertos, académicos y la iniciativa privada, resalta que la prioridad a atender es la vivienda.

El análisis indica que la atención se debe enfocar en siete mil 500 inmuebles que tienen que ser evaluados individualmente, y revisar 46 mil viviendas en Xochimilco, Tlalpan, Tláhuac y Milpa Alta “pues algunas de estas viviendas se encuentran en zonas de alto riesgo y fueron construidas sin asesoría estructural alguna”.

Para aminorar los riesgos en inmuebles, casas habitación, comerciales, escuelas, oficinas y otros, se destaca que la Ciudad de México tiene un mecanismo de vigilancia desde 1957 que ha sido perfeccionado en 1987 y el año pasado, asimismo realza el que se dediquen Directores Responsables de Obra para dictaminar la seguridad de las estructuras.

Para que este mecanismo sea más eficaz, Bain&Company México sugiere un esquema que incluya a las “notarías en el país, en las cuales se garantiza una compensación elevada y de esta forma se evita guerra de precios que pudiera traer como consecuencia la disminución de la calidad de las verificaciones, ya que el sistema de precios es semi-estandarizado”.