abc Radio


Trabajadores “informales” piden a candidatos para jefatura de Gobierno protecciA?n social

  • ABC Radio
  • Miércoles 2 de mayo de 2018
  • en Metrópoli

Boleros, tianguistas, empleadas domésticas, basureros voluntarios, cilindreros y músicos, entre otros, reclamaron ayer a los candidatos a jefes de Gobierno local, legislar en materia de trabajo informal con su participación.

Durante una conferencia de prensa, presentaron un pliego petitorio de ocho puntos en el que solicitaron, por ejemplo, acceso a la protección social, simplificación administrativa, respeto a los lugares de trabajo y tener opciones de crédito.

Entre las 12 organizaciones firmantes estuvieron la Agrupación de Desempleados Dedicados al Pequeño Comercio, Consejo Coordinador del Comercio Social, Cooperativa no Asalariada de Cafeteros, Sindicato Nacional de Trabajadores y Trabajadores del Hogar, Unión de Aseadores de Calzado del Distrito Federal, Unión de Organilleros de México y la Unión Mexicana de Trovadores del Distrito Federal.

Sus directivos informaron de la situación que atraviesan en sus trabajos, por ejemplo Verónica Alvarado, representante de barrenderos voluntarios, afirmó que son ellos a bordo de los camiones de basura o en sus carritos, quienes hacen la separación de los desperdicios, porque los ciudadanos no lo hacen.

José Arturo Granados, directivo de comerciantes de tianguistas, rechazó los chantajes de los candidatos, quienes les ofrecen atender sus reclamos a cambio de votos.

Aseguró que son apartidistas y que están dispuestos a movilizarse para generar leyes que eviten la solicitud de dádivas de parte de las autoridades delegacionales o del Gobierno local.

María Isidro Llanos, dirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores y Trabajadoras del Hogar, afirmó que esa es una opción laboral para mujeres de provincia, pero cuando se enferman deben pagar su propia atención médica.

Las propuestas son apoyadas por Mujeres en Empleo Informal: Globalizando y Organizando y una de ellas prevé instalar una mesa de trabajo para tratar los problemas vecinales, ya que muchas veces son desplazados por la inconformidad e intolerancia de quienes viven alrededor.