abc Radio


Cuatro mil 138 embarazadas en México, infectadas por zika

  • Martes 3 de enero de 2017
  • en México

La Dirección General de Epidemiología (DGE) de la Secretaría
de Salud registró un total de siete mil 475 personas infectadas en
el país por el virus de zika, de entre los cuales cuatro mil 138
son mujeres embarazadas que están siendo vigiladas en hospitales
del sector público durante la gestación y después del parto.

La dependencia señaló que en la semana epidemiológica 51 de
2016, hasta el 30 de diciembre de 2016, los Estados del país con
mayor número de personas infectadas por el mosquito Aedes aegypti
son: Veracruz  con mil 789; Yucatán 819; Guerrero 796; Nuevo
León 782; Chiapas, 769; Oaxaca 488; Quintana Roo 363; Tabasco 303;
Colima 276 e Hidalgo con 189 casos.

El  Sistema de Vigilancia Epidemiológica de Enfermedad por
virus del zika, destacó que las entidades con el menor número
de  casos confirmados autóctonos son: Tamaulipas con 96; Puebla,
93; Campeche, 86; Jalisco, 81; Michoacán, 60; Coahuila, 58;
Sinaloa, 56; Nayarit, 39; San Luis Potosí, 29; Sonora, 24; Baja
California Sur, 23; Zacatecas y Aguascalientes con un solo caso,
respectivamente.

Los casos confirmados autóctonos de enfermedad por virus del
zika en embarazadas, por entidad federativa son: Veracruz con 748
personas infectadas; Nuevo León, 543; Chiapas, 518; Yucatán, 490;
Guerrero, 410; Quintana Roo, 319; Tabasco, 228; Oaxaca, 196;
Colima, 186; Morelos, 150 e Hidalgo con 131 casos.

Asimismo, los estados con menos casos de zika en mujeres
embarazadas son: Tamaulipas con 57; Campeche, 47; Jalisco, 33;
Michoacán, 19; Puebla, 18; San Luis Potosí, 17; Sinaloa, 15; Baja
California Sur, cinco; Nayarit, cuatro; Sonora, dos; Coahuila y
Zacatecas con un solo caso, respectivamente y que en total suman
cuatro mil 138 mujeres embarazadas infectadas por el virus.

En cuanto a las consecuencias por la picadura del mosco, la
Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la
salud (OPS/OMS) actualiza las recomendaciones relacionadas a la
vigilancia por el virus Zika, incluyendo la vigilancia de
síndromes neurológicos y anomalías congénitas, así como
también brinda orientaciones sobre el seguimiento a las
embarazadas y recién nacidos en zonas donde está circulando este
virus.