abc Radio


Alertan por suspensión en servicio de Línea 1 de Mexibus por adeudo

Transmasivo, concesionaria de la Línea I del Mexibús reclama el incumplimiento de pago de 17 millones que les adeuda el gobierno del Estado de México

Gerardo Campos | El Sol de México

ECATEPEC, Méx.- Aun no hay acuerdos de pago de 17 millones de pesos para evitar que se haga un paro de servicio del Mexibus línea uno que cuenta con 22 estaciones y da servicio a 170 mil usuarios al día. En el año 2016 la empresa que controlaba el Mexibus línea 3 lo abandono por motivos similares.

Tras la amenaza de la directiva de la empresa Transmasivo, concesionaria de la Línea I del Mexibús, que va de Cuidad Azteca en Ecatepec a Ojo de Agua en Tecámac, a través de 22 estaciones y dos terminales y que da servicio a 170 mil pasajeros al día, de hacer paro de servicio este lunes 20 de mayo ante el incumplimiento de pago de 17 millones que les adeuda el gobierno del Estado de México, aun no hay acuerdos y en las instalaciones solo mencionan que la directiva está en pláticas.

Autoridades de Transmasivo señalaron que tienen adeudos pendientes por más de 13 millones de pesos sumados a fuertes mermas en las ganancias que los mantienen en una difícil situación financiera y de operatividad.

Por su parte el gobierno de Estado de México a través de del Sistema de Transporte Masivo y Teleférico del Estado de México (Sitramytem), reiteró sin señalar cómo, que garantizará la prestación del servicio de Mexibús en el corredor Ojo de Agua-Ciudad Azteca.

EN EL PASADO YA QUEBRÓ OTRA LÍNEA Y LA TUVO QUE ASUMIR EL GOBIERNO

En la zona metropolitana del Valle de México operan oficialmente tres líneas del Mexibús, con una flotilla de 215 camiones para trasladar a miles de pasajeros en el Valle de México y una línea 4 con 22.3 kilómetros desde el fraccionamiento “Los Héroes Tecámac”, en el municipio de Tecámac, al CETRAM Indios Verdes, en la delegación Gustavo A. Madero, Distrito Federal circulando por la Avenida de los Insurgentes, Autopista México-Pachuca, Vía Morelos, Avenida Nacional y Vialidad Mexiquense; que aún no entra en funciones oficialmente al no estar concluidas sus instalaciones.

Dos de sus rutas sufrieron fuertes conflictos que atrasaron por años su entrada en servicio, principalmente la Línea Tres de Pantitlán a Chimalhuacán que terminó por ser abandonada por sus concesionarios al no ser productiva y no recibir los subsidios del gobierno a que este se comprometió.

La empresa Transred sufrió una quiebra económica al no contar con recursos para pagar entre otros, dos millones de pesos para personal y combustible de las unidades y tras declaraciones de su entonces tesorero Francisco López, sobre la alarma que causaba el no pago de subsidios del gobierno del Estado de México, los miembro del fideicomiso conformaron la creación de esa Línea bajo la administración de Servicios Integrales de Tránsito Urbano (Situsa), pero agobiados por millonarios adeudos abandonaron el servicio e instalaciones en el año 2016 con pérdidas de 450 mil pesos diarios, ante lo cual el Sistema de Transporte Masivo y teleférico del Estado de México tuvo que asumir el control de las 29 estaciones.

AUN NO SON OPERANTES AL 100%

La seguridad al interior de sus estaciones, sus procedimiento de pago de tarjetas y la diversidad de estas, así como la falta de seriedad en la operación de los autobuses en sus horarios y frecuencias son las principales quejas de los miles de usuarios de ese sistema masivo de pasajeros.

Las tres líneas que operan oficialmente registran una extensión total de 31 kilómetros, 93estaciones, que cruzan y comunican los municipios de Ecatepec, Tecámac, Nezahualcóyotl, Chimalhuacán, Coacalco de Berriozábal, Tultitlán y Cuautitlán Izcalli y el Distrito Federal, en la delegación Venustiano Carranza.

A Ello se suma que pronto entre en servicio total la cuarta línea en un apresurado inicio de labores, sin contar con infraestructura concluida y ante el rechazo de ciudadanos por el caos vial que ha representado en la Vía Morelos de Ecatepec, una de las principales arterias viales del municipio que se convirtió en un caos vial.