abc Radio

AMLO minimiza desfase de cifras en ahorro de libros de texto

“Lo importante es que hubo ahorros y así tenemos que actuar, cuidando el dinero del presupuesto”, dijo el mandatario al encabezar el banderazo de salida para la entrega de libros

Gabriela Jiménez | El Sol de México

El presidente Andrés Manuel López Obrador no sabe cuánto ahorraron en la impresión de los libros de texto gratuito, pero “lo importante es que hubo ahorros y así tenemos que actuar, cuidando el dinero del presupuesto”.

Pidió al secretario de Educación Pública, Esteban Moctezuma, y a la Oficial Mayor de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, Raquel Buenrostro, que ajusten cuál fue la cifra real.

Mientras Esteban Moctezuma contó 400 millones de pesos, la Oficial Mayor aseguró al primer mandatario que la cifra alcanza los mil millones de pesos.

“Se hizo algo extraordinario porque se logró un ahorro, que según la Secretaría de Educación Pública alcanzó los 400 millones de pesos y según Hacienda mil millones de pesos, ya vamos a ajustar esa cifra”, dijo al dar el banderazo de salida para la entrega entrega final de los últimos libros de texto gratuito.

El primer mandatario reiteró que el presupuesto “es dinero del pueblo, dinero sagrado de nuestro pueblo” y así se debe de seguir actuando.

Destacó que todo ha sido posible gracias a la participación de la Secretaría de la Defensa Nacional y la Secretaría de la Marina, “dos pilares que sostienen la estabilidad política, económica, social en nuestro país”.

Quienes ayudaron en la distribución de los 176 millones de libros, y hoy, a borde de tres aviones tipo Hércules iniciaron la última etapa de reparto de 24 toneladas, equivalentes a más de 45 mil ejemplares, en los centros de distribución de Baja California y Baja California Sur.

En su discurso, Esteban Moctezuma resaltó que realizaron 32 concesiones a empresas públicas y ahorraron 7 días en los tiempos de entrega.

Para la creación del plan de estudios consultaron a cerca de 100 mil maestros y esta es la primera vez que entregan el material educativo en las comunidades indígenas, justo en el arranque del ciclo escolar y no al final del primer semestre.