abc Radio


Así fue el desfile militar durante la contingencia por COVID-19

Un desfile militar distinto a lo que estábamos acostumbrados fue el que se vivió la mañana de este miércoles, donde en tan solo 20 minutos desfilaron ante el presidente Andrés Manuel López Obrador, en su calidad de jefe máximo de las Fuerzas Armadas, 666 integrantes de las tres fuerzas armadas, 15 civiles, 82 vehículos tácticos, 54 aeronaves y 66 caballos.

Mientras que en los alrededores de las calles 20 de noviembre e Izazaga, personas se reunieron a la espera de poder apreciar los vehículos del desfile militar que salían del zócalo, sobre el circuito de la plancha 15 paracaidistas (cinco de la secretaria de marina y 10 del ejercito mexicano), descendieron desde una altitud de tres mil pies sin problema alguno mostrando así el grado de adiestramiento, cualidades físicas y emocionales, pero sobre todo una gran concentración que les da los mas de 500 saltos en paracaídas que ha hecho cada uno en su vida.

Siguió la demostración de las fuerzas especiales, que, desde dos helicópteros suspendidos en el aire, descendieron en soga rápida 16 elementos, ocho a un costado de la catedral metropolitana y ocho frente al palacio de gobierno.

Mientras que por aire, surcaban el Zócalo capitalino tres aviones Boing 737 de la Fuerza Aérea Mexicana , escoltados por dos aviones F-5, ultrasónicos. Desde el inició de la pandemia del Covid-19, las tres aeronaves trajeron de vuelta a nuestro país, a más de mil connacionales.

Al frente de la columna del desfile, el subsecretario de la Defensa Nacional, el general de división, Andre Georges Foullon Van Lissum, pidió al presiente permiso para que las tropas desalojen la plancha del Zócalo, a lo que el presidente asintió con la mano.

Fue el primer cuerpo del ejército montado el que inicio el retiro de la plancha del Zócalo, pasando por donde estaba el presidente y su comitiva.

| Con información de El Sol de México |