abc Radio

Bajan visitas para comprar en México

Las visitas al médico son el único motivo de viaje que no ha disminuido, de acuerdo con el Inegi

Con cifra a junio, la cifra total de excursionistas fronterizos, es decir, aquellos que entran a México y permanecen menos de 24 horas, disminuyó 21 por ciento, pero dentro de este segmento destaca el incremento en el número de personas que entran para acudir al médico.

La Encuesta de Viajeros Internacionales de julio mostró una contracción a tasa anula de 5.4 por ciento, que se debió en gran parte a una menor cantidad de cruces fronterizos.

Desde agosto de 2018 –cuando el Inegi comenzó a contabilizar a estos viajeros luego de un proceso de transferencia de competencias con el Banco de México-, a junio pasado, el número de visitantes foráneos que cruzaron la frontera para una consulta médica creció 27 por ciento.

Gerardo Herrera, académico de la Universidad Iberoamericana especialista en turismo, comentó que este crecimiento es natural debido a los altos costos de los servicios médicos en Estados Unidos en comparación con el lado mexicano, además de que el debilitamiento de la economía en ese país empuja a sus habitantes a buscar servicios más baratos.

En cambio, el rubro más afectado fue el de compras, 39.7 por ciento, seguipo por el de trabajo y negocios, con una disminución de 37.1 por ciento en el número de visitantes para este fin.

Herrera destacó que la contracción de las economías, en ambos lados de la frontera, se está reflejando en este fenómeno de cruces fronterizos, principalmente de Estado Unidos hacia México.

La menor actividad industrial en el país conlleva a que haya menos trabajo y oportunidades de negocios y, de acuerdo con el especialista, la caída de la economía tiene un reflejo más rápido en la zona norte de México.

“No es casualidad que se tengan estos datos en la franja norte, cuando el PIB industrial, que es una de las principales actividades de la región, se cayó en el segundo trimestre”, apuntó.

Fuente: Inegi

Consideró que el Programa Zona Libre de la Frontera Norte, implementado por el gobierno federal, no está dando resultados, pese al ajuste de los impuestos a la mitad, lo que se refleja en menos cruces diarios por cuestiones de negocios.

Francisco Madrid, director de la Facultad de Turismo y Gastronomía de la Universidad Anáhuac, coincidió en que los factores económicos son un desincentivo para los cruces hacia México.

La paridad cambiaria, en la que dijo se ha mantenido fuerte el peso mexicano, lleva a que no haya tanta intención de cruzar al país desde Estados Unidos para realizar compras.

Los excursionistas que cruzaron la frontera para visitar a familiares o amigos, así como los que vinieron al país por motivos de placer, también disminuyeron de 9.8 y 8.2 por ciento, respectivamente.

En ese sentido, Madrid dijo que el cambio de metodología para contar a los turistas, que se dio con la transferencia de competencias del Banxico al Inegi, pudo influir en esta diferencia.

“Al mismo tiempo que se ve esa caída de excursionistas se da un movimiento importante de turistas fronterizos que en el acumulado anual está en un crecimiento de 10 por ciento. La explicación puede ser que algunos viajeros se estén contando como turistas y no como excursionistas, no por el hecho de que se estén quedando más tiempo, sino por una cuestión estadística”, indicó.

En tanto, Jorge Reyna, catedrático de la Escuela Superior de Turismo del IPN, refirió que las problemáticas sociales en ambos lados de la frontera pudieron influir en estos cruces.