abc Radio

China lidera producción de cempasúchil, destrona a México

México ha quedado fuera de los primeros lugares en la producción mundial de la tradicional flor otoñal.

Silvia Hernández | El Sol de Morelia

Morelia, Mich. (OEM INFOMEX).- Los orientales no sólo han rebasado la producción mexicana de flor de cempasúchil con fines industriales, sino que superan la intensidad de cualquier cultivo, debido a su avanzada línea de investigación y aplicación del conocimiento, no sólo en su país también en otras partes del mundo como lo hacen en México.

Lo anterior fue declarado por el biólogo decano de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMNSH), Arturo Chacón Torres, quien señaló:

“Los chinos son habilidosos, se roban parte de la cultura de los pueblos y países, así ha sido su identidad a través de los años, invasores de espacios”

Estudiosos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) revelaron que China es el principal productor de cempasúchil para uso industrial, mientras que el segundo lugar lo ocupa India y el tercero Perú.

Así México ha quedado fuera de los primeros lugares en la producción mundial de la tradicional flor otoñal.

A decir del secretario de Desarrollo Rural y Agroalimentario en la entidad (Sedrua), Rubén Medina Niño, pese a que México no domina la producción mundial, no avecina un riesgo en el cultivo nacional, sobre todo porque se trata de un uso en México específico para la celebración de los fieles difuntos.

El funcionario dijo que existe un desaprovechamiento de la flor de cempasúchil con fines industriales, pero también en el sector alimenticio para el uso pecuario, pues se ha demostrado que algunas especies como los pollos adquieren un mejor aspecto en la pigmentación de la carne y piel, pero en el país poco se ha avanzado en ese tema.

DIFÍCIL ENFRENTAR A LOS CHINOS

El biólogo fundador del Instituto de Investigaciones sobre los Recursos Naturales (INIRENA), Arturo Chacón Torres, comentó que en tecnología y ciencia China es un país más avanzado, “a través de sus cultivos intensivos en espacios controlados e invernaderos están más desarrollados que nosotros”, siendo este avance tecnológico el que le ha permitido mantener el dominio de la producción mundial.

Aunque la flor de cempasúchil es una especie autóctona de México y de América Central, no es difícil de cultivarla en otro tipo de suelos, pues sólo se requiere de humedad, sustrato y una buena tierra para crecer.

Esta planta está adaptada a diversos climas y suelos, preferentemente climas con temperaturas suaves y sin fuertes heladas. El cultivo puede comenzar a partir de mayo o julio a cielo abierto, aunque en los invernaderos puede cultivarse durante todo el año. La flor de cempasúchil necesita recibir luz solar y un riego regular, aunque también resiste periodos de sequía.

China no sólo ha desplazado a la flor de cempasúchil, lo ha hecho también con las artesanías, entre otros productos, apropiándose y “robándose parte de nuestra cultura”, anotó Raúl Rico Reyes, agricultor de Copándaro.

En Copándaro se tiene una superficie de 100 hectáreas, donde el 50 por ciento es para el cultivo de la flor naranja, manita de león con el 30 por ciento y nube con 20 por ciento.

En Michoacán, Copándaro, Tarímbaro y Cuitzeo concentran la producción de cempasúchil; en Sedrua se tiene un registro de un promedio de 150 hectáreas de reconversión productiva dedicadas al cultivo de la flor de los meses de junio a octubre, donde la cosecha estimada para la actual temporada es de más de 369 mil manojos y la derrama económica alcanzaría los 10 millones de pesos en beneficio de los productores.