abc Radio


Cínicos, vendidos y sinvergüenzas se refiere Cuauhtémoc a legisladores

  • Domingo 11 de diciembre de 2016
  • en México

El presidente municipal de Cuernavaca, Cuauhtémoc Blanco Bravo, se dijo “hasta la madre” de la clase política y calificó a los diputados de “cínicos, vendidos y sinvergüenzas”, al querer revocar su mandato como alcalde, pero  “voy a luchar hasta el final”.

En rueda de prensa, en donde primero leyó un breve discurso, acompañado por las regidoras Karla Jaramillo y Grethel Streber, su gabinete y funcionarios municipales, el ex futbolista profesional señaló:

“No le voy a fallar a la gente, pero tampoco me involucraré ni participaré en luchas de poder, porque mi único objetivo es velar por los intereses y el bienestar de los ciudadanos. Ya estuvo, estoy harto”, insistió.

“El Congreso del Estado quiere manejar el poder a costa de los ciudadanos, salvo el Grupo Parlamentario del PAN (Partido Acción Nacional), quienes no entraron al juego de los otros diputados, así como el legislador Jesús Escamilla, quien es como yo y no se deja”, expresó.

Esta circunstancia, indicó, únicamente perjudica a los cuernavacenses, “que ya están hasta el gorro de las injusticias”.

Lee también Regidores tratan de destituir a Cuauhtémoc Blanco

Invitó a la ciudadanía, “que esté harta como yo”, a defender la autonomía municipal y a luchar porque “estamos cansados y fastidiados de la corrupción y hasta la madre de esta situación.

Mi defensa jurídica hará todo para que los procedimientos en mi contra sean sustanciados antes de que termine mi mandato”.

Calificó de sinvergüenzas a los legisladores porque “se venden por lana y se los restriego en la cara. No sé cómo ven a sus hijos de frente y a los ojos; es grave que digan amar a Cuernavaca. Que no le mientan a la gente.

Todos los que tengo en contra me han querido destruir porque soy una persona que trabaja y hace bien las cosas por la ciudad”.

A los regidores les pidió no fallarle a la ciudadanía: “aunque los presidentes de sus partidos estén detrás de ustedes, no se dejen, porque se los van a llevar entre las patas”.

Lee la nota completa en El Sol de Cuernavaca