abc Radio

Congelan orden de detención contra mamá de Emilio Lozoya

Un juez suspendió por tiempo indefinido la orden por los presuntos delitos de dinero y asociación delictuosa

El Sol de México en línea

Un juez ordenó la suspensión por tiempo indefinido de la orden de captura contra la madre de Emilio Lozoya, Gilda Margarita Austin y Solís, acusada de los presuntos delitos de dinero y asociación delictuosa.

La suspensión, otorgada por el juez Décimo de Distrito en Amparo Penal de la Ciudad de México, Patricio Leopoldo Vargas Alarcón, impide la captura de la madre del exfuncionario.

Sin embargo, existe la posibilidad que la suspensión quede sin efectos, ya que el juez dio a la acusada cinco días para presentarse ante el juez de control que ordenó su captura.

La madre del exdirector de Pemex se encuentra en proceso de extradición a México tras su detención por la Interpol en Alemania, el 24 de julio, cuando se encontraba de vacaciones con sus nietos.

Además, la quejosa deberá pagar una garantía por cuatro mil 500 pesos en cualquiera de las formas establecidas por la ley.

La cantidad se fija de manera discrecional, pues no se cuenta con datos suficientes que permitan establecer un monto por la cuantía de los daños causados, el beneficio económico, reparación del daño y la situación económica de Austin.

También deberá acudir las veces que sea requerida por la misma autoridad para la práctica de cualquier diligencia relacionada con el expediente correspondiente.

Otra opción es que la madre de Lozoya desista de la suspensión para no generar un antecedente negativo que pudiera derivar en prisión preventiva justificada.

Gilda Margarita Austin, quien fue detenida en Alemania el pasado 23 de julio, es acusada por la FGR de haber recibido depósitos de más de 7.4 millones de pesos, entre 2010 y 2012, desde una cuenta relacionada con los sobornos del caso Odebrecht, cuyo único beneficiario es su hijo.

El dinero habría sido utilizado para comprar una residencia en Ixtapa, Guerrero, cuyo origen sería de favores pagados a Lozoya por la constructora Odebrecht a cambio de contratos.