abc Radio


Crisis en economías estatales ante deportaciones masivas

  • Jueves 1 de diciembre de 2016
  • en México

Con información de editoras de la OEM

  • Michoacán, Zacatecas, Guerrero, Guanajuato, Oaxaca y Jalisco, entre Estados más afectados
  • Las remesas han crecido 13.9% en lo que va del año respecto a 2015; ya suman más de 20 mmdd: Banxico
  • Migrar es una cultura de generaciones; no hay plan B para enfrentar el retorno masivo, afirman expertos

CIUDAD DE MÉXICO.- Ante las amenazas de deportación, el panorama para los connacionales en Estados Unidos después del triunfo de Donald Trump como presidente de ese país es incierto, situación que se agrava si se considera que en las entidades expulsoras de migrantes en nuestro país no existe un plan B claro para dar cauce a su posible retorno, más allá de declaraciones de autoridades, y que las remesas son pilar de la economía de muchas familias mexicanas.

Estados como Zacatecas, Michoacán, Oaxaca, Guanajuato, Jalisco y Guerrero, son centrales en esta coyuntura, pues gran parte de sus poblaciones residen en el país vecino del norte y sus economías funcionan en buena medida por el impulso que los dólares dan mediante las remesas.

Sólo en el acumulado de enero-septiembre de 2014 al mismo lapso de 2016, el envío por ese concepto desde EU pasó de casi 17 mil 600 a más de 20 mil millones de dólares, crecimiento de 13.9 por ciento, que al tipo de cambio actual, de 21.04 pesos por dólar, representan 420 mil 800 millones de pesos.

Ese monto es en sólo nueve meses incluso mayor al que el Estado mexicano prevé percibir, de acuerdo con la Ley de Ingresos de la Federación para el Ejercicio Fiscal de 2017, por la operación de cada empresa productiva del Estado, pues se estima que Petróleos Mexicanos aporte 400 mil 415.5 millones de pesos, mientras por la Comisión Federal de Electricidad se esperan 338 mil 954 millones de pesos.

La cifra es incluso cercana a los 433 mil 890 millones de pesos que se espera ingresen a las arcas por concepto de Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) en todo 2017.

HAY PREOCUPACIÓN EN ZACATECAS

Debido a ello, investigadores de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ) manifestaron su preocupación ante el posible estallido de una crisis económica, social y humanitaria a nivel  mundial, si se considera que no sólo los mexicanos envían a sus familias en su país de origen los dólares ganados en EU, sino muchos migrantes de varias nacionalidades a distintas naciones.

Juan Francisco Valerio Quintero, experto en Ciencias Sociales, lamentó la decisión de los millones de estadunidenses que, sin importar su origen, votaron siguiendo una corriente de pensamiento “muy preocupante”.

“Si Obama fue un aliado de México y expulsó dos millones de mexicanos de ese país, un gobierno que no comparte ese punto de vista, ¿Cuántos nos va a expulsar?”, cuestionó.

El catedrático supone que la entidad enfrentará un gran flujo de migrantes, que prefieren retornar antes que los expulsen, y buscarán en su lugar de origen algún empleo y no sólo Zacatecas.

Óscar Pérez, investigador de Estudios para el Desarrollo, se pregunta qué pasará si no se reciben los millones de dólares que llegan a diario por concepto de remesas, pues no se cuenta con los recursos para atender a esa cantidad de personas. La afectación sería mayúscula.

De acuerdo con estadísticas, en Estados Unidos existen 318 millones de personas, de los que 55 millones son latinos, mismos que se encuentran en su mayoría en los estados de Nuevo México, California, Texas, Arizona, Florida, Nevada, Colorado, Nueva York, Nueva Jersey y Connecticut.

Es de resaltar que 89 de cada 100 mexicanos migrantes, migra a esa nación, de acuerdo con el Censo de Población y vivienda de 2010 del Inegi.

Al respecto, el director del albergue para migrantes “Hermanos en el camino” y párroco de Ixtepec, José Alejandro Solalinde Guerra, exigió a la recién instalada LXIII Legislatura local trabajar en el tema de los migrantes que durante décadas han sido olvidados, en los últimos años afectados por el crimen organizado y la ola de violencia generada.

Por otra parte, el director del Centro de Orientación al Migrante de Oaxaca (COMI), Fernando Cruz Montes, exhortó a los funcionarios del nuevo gabinete a actuar en beneficio de los migrantes que ante la falta de oportunidades en el estado, tienden a abandonar el país con miras a un mejor futuro.

“Si las oportunidades fueran mejores, nadie se atrevería abandonar el país, hay problemas y es visible, el gobierno debe actuar antes de que las promesas de Donald Trump sean cumplidas y pongan en riesgo la integridad física y humana de nuestra gente”.

Para la Secretaría de Asuntos Indígenas (SAI), es preocupante que el presidente electo de Estados Unidos vaya a cumplir con su amenaza pues existen comunidades donde los migrantes son el principal sostén económico de las familias.

La directora general de la dependencia, Arely Fabiola Barroso Pérez, detalló que comunidades de alta marginación reciben cantidades monetarias que han provocado el desarrollo de manera más ágil, lo que sucumbiría con el retorno de los migrantes.

Es cierto que la deportación de migrantes terminaría con la reunión de familias que han sido fracturadas por el “sueño americano”; sin embargo, también traería consigo un conflicto económico fuerte.

En este sentido, acotó, existen personas que llevan más de 10 años en la unión americana y por lo tanto se han acostumbrado a la vida de allá y el contraste cultural también sería otro de los problemas que enfrenten los migrantes.

PIDEN APUNTALAR FONDOS PARA MIGRANTES

En Michoacán, la disminución de 12.3 por ciento al presupuesto que se destinó al Fondo de Apoyo para Migrantes también preocupa, aseguró la presidenta de la Comisión Legislativa de Migración, Macarena Chávez Flores, quien apuntó que de los 300 millones de pesos que se asignaron este año, ahora se presenta una reducción a 263 millones para el ejercicio fiscal 2017; explicó que el fondo se aplica en las entidades federativas que tienen el mayor número de repatriados, siendo Michoacán el primer lugar en este sentido.

Reconoció la valía de los michoacanos y mexicanos en los Estados Unidos y señaló: “No veo una empresa de Donald Trump funcionando sin la mano de un latino o un michoacano”. Dijo que por pánico muchos quieren regresar, por lo que será importante el apoyo legal que se les pueda dar.

DEMANDAN NO PENSAR EN CATASTROFISMOS

En Guerrero, el gobernador Héctor Astudillo llamó a no caer en el catastrofismo con la posibilidad de que millones de paisanos puedan ser deportados, pues dijo que más allá de que no se les pueda emplear, cada año vienen a visitar a sus familias.

“El mexicano que trabaja en Estados Unidos es muy cumplido, muy puntual, muy correcto, muy limpio, muy bien hecho, de tal manera que no sólo están en las obras, también son meseros, cocineros y en otros puestos, es algo que no puede desaparecer de la noche a la mañana pero estamos muy pendientes de ellos”, señaló.

Guerrero recibe cada año alrededor de mil 200 millones de dólares que envían los connacionales por remesas.

BUENA CARA; VEN OPORTUNIDADES

Por su parte, el secretario de Desarrollo e Integración Social de Jalisco, Miguel Castro Reynoso, aseguró que a pesar del miedo y preocupación que existe entre la población migrante, también existe una comunidad unida dispuesta a hacer lo necesario para evitar cualquier impacto negativo a su forma de vida actual.

Sin embargo, ante el riesgo que significa que un grupo grande de jaliscienses decida regresar a la entidad, informó que el gobierno del estado ya trabaja de manera conjunta con varias dependencias para garantizar no solamente su regreso, sino también las condiciones que encontrarán una vez estén en Jalisco, tanto de empleo, como de salud y apoyos por parte del Gobierno.

“Hay tiempo suficiente para que podamos prepararnos ante una situación compleja creo que Jalisco es el primer estado en todo el país que decidió acercarse a sus centros de atención de manera directa a dialogar con ellos y esto nos puede permitir llevar dos meses de ventaja para prepararnos ante una situación eventual que se pueda presentar en los primeros meses del próximo año, por lo tanto creo que el gobierno de Jalisco está preparado, y la postura sería: Sí, si estamos preparados para una eventual necesidad de atención de la población que pueda retornar, sentenció.

En Guanajuato, el gobernador del Estado, Miguel Márquez Márquez, ofreció todo el apoyo a los migrantes guanajuatenses que viven en Estados Unidos y que pudieran ser deportados por las políticas de Donald Trump.

Por otro lado, y sin la finalidad de generar una psicosis, el gobernador se comprometió en generar más empleos para los migrantes que pudieran ser deportados con o sus familias que viven de forma ilegal en los Estados Unidos.