abc Radio


“Desaparecen” de la CTM 658 mdp; hacen condominio la sede

  • Miércoles 22 de febrero de 2017
  • en México

*Nada de 658 mdp dejados por Gamboa Pascoe en su último informe al Congreso

*“No hay dinero”, dijo Carlos Aceves a dirigentes y trabajadores en reunión, luego de tomar posesión

Primera de Dos Partes

Con las arcas vacías, la “desaparición” de casi 658 millones de pesos, dejados por Joaquín Gamboa Pascoe, el desplome de sus estados financieros y pérdida de bienes patrimoniales -en contraste con las riquezas personales de sus dirigentes-, la Confederación de Trabajadores de México (CTM) llega este 24 de febrero a su 81 Aniversario.

Sin recursos ni cambios de fondo, con los vicios de siempre, su sede nacional convertida en “condominio” en renta, y diciendo adiós a los legados de Fidel Velázquez, la máxima central obrera arribará este miércoles y jueves al festejo de su fundación, montado en el Congreso Nacional del Sindicato de Trabajadores de la Industria Azucarera y Similares de la República Mexicana (STIASRM), fuera de su tradicional Consejo Nacional.

Uno de los últimos informes rendidos a la CXXXVII Asamblea General Ordinaria del Consejo Nacional de la Confederación en poder de El Sol de México, así como inconformidades y revelaciones de dirigentes y trabajadores, ponen de manifiesto la realidad y problemas internos con que la CTM llega al que debería ser su tradicional e histórico Consejo Nacional, pero que se adelantó y realizó a hurtadillas el pasado 5 de febrero, cuando debía celebrarse el 24 de febrero, de acuerdo a los documentos básicos del organismo.

También puedes leer:  Actual programa de pensiones condena al fracaso futuras jubilaciones: vocero de CTM

De acuerdo a fuentes cetemistas, Carlos Aceves del Olmo, quien al asumir el cargo aseguró que sería el dirigente del cambio y enlace generacional en la Confederación, “en los hechos ha profundizado las viejas prácticas de despotismo y concentración de poder, provocando el malestar interno y una disputa soterrada por el poder entre más de media docena de cetemistas, con la ilusión de poder sucederlo en el cargo, ante su precaria salud.

A solo unos días de que tomara posesión como secretario general de la CTM, Aceves del Olmo –todavía en silla de ruedas-, citó a reunión privada a dirigentes de los sindicatos de industria y a secretarios generales de las Federaciones estatales, así como a los cerca de 70 trabajadores que quedan en la sede nacional cetemista. En dicho encuentro realizado en el Salón de Juntas del segundo piso, les manifestó: “No hay dinero, lo que dejó don Fidel se acabó”.

“Sí hubo convocatoria, pero nos la enviaron para realizar el evento el pasado 5 de febrero”, reveló un integrante del mismo Comité Ejecutivo Nacional cetemista, quien reconoció que por lo mismo, Aceves del Olmo utilizará esta semana el Congreso Nacional del STIASRM, para refrendar la reelección del actual dirigente de los azucareros, Jesús Adrián Sánchez Vargas.

El secretario general del STIARM es además secretario general Adjunto del CEN cetemista, considerado como uno de los aspirantes a suceder a Carlos Aceves, luego de encabezar la rebelión que llevó al derrocamiento del anterior dirigente azucarero, Enrique Ramos –a decir de sus propios compañeros-, con el apoyo del entonces secretario del Trabajo y Previsión Social (STPS), Javier Lozano Alarcón, lo que agravió a la gerontocracia sindical y provocó que Gamboa Pascoe lo enviara como subsecretario de Agricultura.

Tras quitar del camino a su antecesor, Adrián Sánchez completó los tres años de gestión que faltaban al finado Enrique Ramos y se eligió para su primer periodo estatutario de seis años. Ahora, al viejo estilo cetemista es candidato único y se reelegirá para otros seis años, con el aval de Carlos Aceves, quien lo hizo secretario general sustituto.

EN PICADA, RECURSOS Y PATRIMONIO

De acuerdo al Informe de la Secretaría de Finanzas del CEN, cetemista en la XVI Asamblea General Ordinaria, hasta septiembre de 2015, la Confederación contaba con un total de activos de 658 millones 273 mil 942 pesos, y entre éstos, un patrimonio en edificios y terrenos  por 301 millones 765 mil 843 pesos; edificios y terrenos sin  avalúo, 21 millones 571 mil 800 pesos; terrenos, 898 mil 849 pesos; mobiliario y equipo de oficina, 4 millones 898 mil 115 pesos, y equipo de computo, 150 mil 737 pesos.

Además de inversiones bancarias por 325 millones 688 mil 754 pesos, para un circulante de 328 505 mil 454 pesos. Sin embargo, reveló que” las Federaciones estatales han llegado a adeudar a la Central por el concepto de cuotas hasta 2 millones 254 mil 905 pesos, mientras los sindicatos nacionales de industria y de empresas, 2 millones 90 mil 193 pesos, para sumar un total de pasivos por este rubro, de 4 millones 345 mil 98 pesos.

Más información: Carrera profesional no garantiza éxito laboral: CTM

Ese mismo año, la CTM recibió cuotas Confederadas por 555 mil 248 pesos, y de sindicatos nacionales de industria y de empresa 1 millón 488 mil 85 pesos. Por “cooperación en uso de espacios en el edificio (de Vallarta 8, colonia Tabacalera), recibió del Sindicato Nacional de Autotransportes “Fernando Amilpa Rivera”, Sinatifbanc, Sindicato Nacional de Autotransporte “G. Navarro”, Coalición de Sindicatos de la Industria Hulera, Sindicato de la Industria Minera e Infonavit, un total de cooperaciones de 10 millones 638 mil 913 pesos.

Desde entonces, la contabilidad financiera cetemista puso sobre la mesa el alto costo de su revista interna “Líderes Trabajadores”, que ya sumaba casi el millón de pesos anuales, con un mínimo ingreso de recuperación de apenas 262 mil 494 pesos. Actualmente, de acuerdo a los análisis financieros de la central, el costo de la revista ya supera los 2 millones de pesos, sin variar en mucho los recursos de recuperación. Según algunos dirigentes, “la CTM no puede seguir pagando ese tipo de costos…”.

En varios informes financieros de la Confederación se ha explicado que esta situación financiera se debe a factores como el “desvanecimiento de las reservas en bancos, propiciado por la baja de intereses, generando la disminución en el capital, así como la inconsistencia en la obligación de la aportación de la cuota confederada por la mayoría de las organizaciones y los gastos administrativos y operativos de la central obrera”.

En contraste, la CTM apenas ha llegado a rebasar en pago a su nómina de personal -por concepto de sueldos y salarios-, los 8 millones de pesos; en prestaciones, 113 mil 642 pesos; en indemnizaciones, 274 mil 319 pesos; por honorarios, 636 mil pesos, en gastos por percepciones de las secretarias de la Confederación, 52 mil 502 pesos.

“SACAR DINERO DE DONDE SEA”, PARA REVERTIR DESCAPITALIZACIÓN

Con la finalidad de amortiguar esta crisis financiera, el secretario general de la CTM, de 76 años de edad, ha iniciado la reducción de oficinas en los siete niveles que integran su sede nacional ubicada en Vallarta 8, colonia Tabacalera, para abrir nuevos espacios y rentarlos a las dirigencias sindicales nacionales de la central, por 30 o 40 mil pesos mensuales, además del despido de trabajadores y la reducción de insumos en papelería y para el mantenimiento del edificio.

En el caso de nuevos condóminos han visto reducido sus oficinas  o rentan los “nuevos” espacios en la sede nacional cetemista, están, el sindicato de Artes Gráficas que quedó confinado a un solo “cuartito”; el desalojo del Anexo ubicado a espaldas de la CTM, para la supuesta creación un Centro de Educación Obrera. Las oficinas de la Secretaría de Educación del CEN, que pertenecieron al recientemente destituido, José Ramírez Gamero, también han sido reducidas.

Entre los nuevos “inquilinos” obligados a pagar renta, están el Sindicato de Permisionarios del Autotransporte, encabezados por Cuauhtémoc Plascencia; los Transportistas del sindicato “Fernando Amilpa”, la dirigencia de los trabajadores de la construcción, y un supuesto sindicato de prensa.

Te puede interesar: Considera líder de la CTM, Carlos Aceves aumento al salario mínimo

Otras de las medidas puestas en marcha por Carlos Aceves, desde el primer año en que inició su gestión, fue el despido de trabajadores de su sede nacional. De septiembre de 2016 a febrero de este año, han sido corridos más de una docena de empleados, por lo que la plantilla laboral de la máxima central obrera se ha reducido a 69 o 70 personas.

A los que aceptaron continuar con su empleo, con oficio de notificación se les aumentó la jornada de trabajo, ya que antes era de nueve de la mañana a 15:30 horas. Desde el año pasado, todos los trabajadores y trabajadoras de la Central, laboran de las 9:00 horas a las cinco de la tarde. Desde el año pasado también se comenzó a restringir la entrega de insumos de papelería, alimentación y servicios de agua, teléfono y luz en diversas oficinas.

A LA BAJA TAMBIÉN, LOGOTIPO SINDICATOS Y VALORES

A este recuento de daños y pérdidas, se suman las de la membresía e identidad, pues aun cuando algunos de los históricos que perviven en la CTM sostienen que en el pasado, la Confederación dirigida durante casi 50 años por Fidel Velázquez, llegó a tener más de 170 sindicatos nacionales de industria y 250 de empresa, de acuerdo con el informe del XVI Congreso Nacional, los primeros ya no suman ni los cien.

De la misma forma, que Velázquez Sánchez y Leonardo Rodríguez Alcaine presumían una membresía de alrededor de 6 millones de agremiados, hoy las huestes manejadas por Carlos Aceves del Olmo ya solo hablan de alrededor de 4 millones de cetemistas.

Cada vez más distante de los postulados de Fidel Velázquez, Carlos Aceves, quien aseguró en su toma de posesión estar en contra del releccionismo sindical, es la hora que no hace oficial su renuncia a la Secretaría General de la Federación de Trabajadores del Distrito Federal (FTDF) y ha comenzado a tratar de imponer su imagen sobre la historia de la CTM.

En lo que se considera ya como un agravio a los orígenes sociales e históricos de la central constituida en 1936 por Vicente Lombardo Toledano y Fidel Velázquez Sánchez, Aceves del Olmo ordenó en días pasados cambiar el logotipo de la CTM con la leyenda “Por la Emancipación de México”, para sustituirlo por otro con el nuevo texto de “Unidad y Trabajo”, como para cubrir el estigma de división e inmovilismo, que no ha logrado quitar a la máxima central obrera del sindicalismo oficial.

Y en el exceso, entre dirigentes y trabajadores cetemistas ya circula la versión de que el sucesor de Vicente, Fidel, Leonardo y Joaquín,  planea la realización de un posible Congreso Nacional Extraordinario, para reformar estatutos de la Confederación y otorgarle la facultad de nombrar directamente a los integrantes de su Comité Ejecutivo Nacional, lo que a decir de los inconformes “rompería las reglas, para abrir la puerta de la sucesión a quienes considera sus incondicionales, por encima de las secretarías generales sustitutas o adjuntas”.

Aseguran que “ahí entrarían quienes se han mostrado más incondicionales e ingresan mayores dineros a Aceves del Olmo, como  su secretario de Comunicación Social del CEN y dirigente  del Sindicato Industrial de Trabajadores y Artistas de Televisión y Radio (Sitatyr), el profesor rural, Patricio Flores Sandoval”; el secretario general de los trabajadores de Bimbo, Gerardo Cortés García, y el dirigente de los trabajadores de Chrysler, Hugo Díaz, acusado de formar un grupo de golpeadores para la seguridad cetemista.

Las mismas fuentes cetemistas, afirman que su actual dirigente nacional cetemista “Está pensando en desaparecer dos o tres secretarías del CEN, para crear nuevas y, entre éstas, la Secretaría de la Cultura. A lo mejor desparece la de Educación, para imprimirle el nuevo sello que él quiere de la CTM”, estiman. (Continúa).