abc Radio


Ejército revela secretos de la grabación de La Incondicional de Luis Miguel

  • Domingo 10 de junio de 2018
  • en México

Para la filmación del video de la canción
La Incondicional
se crearon diversas condiciones para proteger al cantante Luis Miguel y que no se rompieran las reglas y códigos que rigen al Colegio Militar, el Colegio del Aire en Zapopan, Jalisco, y la base aérea de Santa Lucía en el Estado de México.

Militares consultados por este diario, algunos de los cuales formaron parte de la generación 1988 (año en que el cantante grabó el video) y que hoy están asignados a otras dependencias de gobierno, señalan que
Luismi
-como le llaman sus fans- quería hacer de todo, pero la producción y la propia Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) valoraron que no era conveniente arriesgar al cantante quien ese año cumplió la mayoría de edad.

“Por ello se simuló que se aventó de la plataforma de clavados, que descendió de un edificio a rapel, que piloteó una aeronave, que se cortó el cabello, que durmió en el colegio militar y que recibió entrenamiento militar”, señalan militares consultados.

Con apenas unos días de haber tomado posesión como Presidente de México, Carlos Salinas de Gortari designó al General Antonio Riviello Bazán, como titular de la Sedena, a quien el productor musical, Pedro Torres, y el propio Luis Miguel fueron a ver a sus oficinas para plantearle la idea del videoclip. La dependencia aceptó y puso una sola condición: que el cantante cumpliera con las normas del Heroico Colegio Militar.

Tanto la Sedena como el equipo de
Luismi
decidieron que era muy riesgoso que hiciera las tomas de rapel y en la plataforma de la alberca de 10 metros, por lo que buscaron dos cadetes que se le parecieran, uno era de Guadalajara para que hicieran las tomas; el cantante solo aparecía en las tomas final, aunque sí hizo cinco minutos de rapel, señalan militares consultados.

Refieren que en las tomas donde el cantante recibe clases, las aulas son reales y se siguen utilizando en la enseñanza de estrategias de combate.

El videoclip, que cuenta la historia de un cadete enrola en el ejército y extraña a su pareja,

se filmó en tres semanas, tiempo en el que el intérprete de “Cuando

calienta el Sol” supuestamente recibió el entrenamiento militar al que se les somete a todos los cadetes de recién ingreso.

A este respecto, militares señalan que dadas las características y el tipo de entrenamiento que reciben los cadetes, esto no pudo haber sido posible, “solo estuvo tres semanas y no dormía ahí, así no puedes recibir un entrenamiento militar”, señalan.

Las fuentes consultadas explican que los compañeros de Luis Miguel que aparecen en las tomas del Colegio Militar, la mayoría son extras, ya que por ley no se permite que un cadete aparezca en un video a menos que sea institucional.

Mientras que las tomas donde se ve al cantante piloteando un avión F-5, jurídicamente no pudo haberlo hecho ya que está prohibido que civiles piloteen estas naves.

La fuentes consultadas descartaron la existencia del “cadete Tello, así como del “general Vega”. Ambos personajes aparecen en la serie de televisión sobre la vida del cantante, sin embargo, cuentan los militares en el corto tiempo que permaneció el Luis Miguel, era imposible establecer una rutina de entrenamiento.

Lo que sí señalan, es que el cantante tuvo que respetar las formas, protocolos, horarios y la vida militar de los cadetes, por lo que se le enseñaron cosas básicas como aprender a marchar, saludar a la bandera y respetar a los cadetes.

Respecto al corte de pelo, el productor Pedro Torres ha afirmado que al principio, se negó rotundamente ya que no quería dejar de lado su peculiar cabellera, signo de distinción entre sus millones de seguidores. Pero al final, él era un profesional, así que sólo puso en claro que debía de mantener una gran parte de su imagen para sus siguientes conciertos y aceptó.