abc Radio


El peso ganó 12.7 % en 57 días; es de las monedas emergentes más fuertes

  • Sábado 18 de marzo de 2017
  • en México

  • Es de las monedas de países emergentes con más
    fortaleza
  • Los analistas prevén avance en la próxima semana: llegaría
    a $18

El peso mexicano se mantiene en recuperación, pues en tanto
solo 57 días acumuló una apreciación de 12.7 por ciento frente
al dólar estadunidense, equivalente a 2.85 pesos. Incluso, la
perspectiva, de acuerdo a analistas financieros, es que durante la
siguiente semana el tipo de cambio pueda colocarse en niveles de 18
pesos.

Y lo anterior, porque el tipo de cambio bajó del máximo
histórico de 22.35 pesos por dólar reportado el 19 de enero de
este año al 19.50 pesos registrado ayer viernes, colocándose en
niveles no vistos desde la última semana de octubre, es decir,
previo a las elecciones presidenciales de Estados Unidos.

De tal manera, el peso mexicano se coloca como una de las
monedas que mayor recuperación ha tenido entre los países
emergentes, luego de meses con tendencia al alza.

Incluso, tomando en consideración la cotización de 21.16 pesos
reportada el dos de enero de este año, es evidente que el peso
está en proceso de recuperación.

Al respecto, Jorge Gordillo Arias, analista de CI Casa de Bolsa,
comenta que diversos factores han contribuido para que el peso
recupere terreno frente al dólar.

En este sentido, comenta que durante la semana pasada, las
principales referencias para los mercados financieros fueron la
decisión de política monetaria de la Reserva Federal de Estados
Unidos (FED, por sus siglas en inglés), así como los precios
internacionales del petróleo por debajo de los 50 dólares por
barril, comentarios alentadores de funcionarios del presidente
estadunidense Donald Trump, con respecto al Tratado de Libre
Comercio de América del Norte (TLCAN), y en menor medida, las
elecciones generales en Holanda.

De esta manera, precisó que en Estados Unidos el Banco Central
subió su tasa de fondeo en 25 puntos base, argumentando confianza
en la economía y manteniendo su discurso de que alzas en el futuro
serán graduales.

“Así, logró tranquilizar a los inversionistas que empezaban
a considerar acciones más agresivas de alza en tasas por parte del
Banco Central, lo que dio un alivio a los mercados, principalmente
a las tasas de interés de largo plazo y a las monedas de varios
países con respecto al dólar”, explicó.

De esta manera, dijo que en específico, la moneda mexicana
registró una apreciación de más de 20 centavos al dominar el
sentimiento de mejora económica en la Unión Americana y menor
preocupación por próximas políticas económicas de Trump.

“El renovado optimismo es una buena noticia para México, por
la fuerte vinculación en sus ciclos económicos”, destacó.

Adicionalmente, agregó, también se ha dado una mejor
percepción sobre el futuro en la relación comercial de México y
Estados Unidos.

“Ahora, el principal asesor en materia de comercio exterior
del presidente Donald Trump (Peter Navarro), quien ha sido muy
crítico del déficit comercial que tiene Estados Unidos con
México, sorprendió con comentarios positivos sobre el futuro de
la relación bilateral; poco a poco, los comentarios anti-TLCAN se
están convirtiendo en declaraciones más prudentes sobre las
intenciones de la administración de Trump, en un proceso de
renegociación del acuerdo comercial; esta es la principal razón
que explica el importante rally que ha observado el peso mexicano,
que desde su punto más débil en el año se ha recuperado 13 por
ciento”, explicó.

Sin embargo, consideró conveniente tomar con reservas a este
ciclo de percepción optimista sobre la moneda mexicana, porque
aún se tiene que librar una complicada negociación comercial para
la segunda mitad del año, que es probable que aunque sea por
momentos provoque incertidumbre y nerviosismo en los activos
financieros mexicanos.

Por lo pronto, dijo que consideró muy probable que el peso
mexicano se mantenga cotizando en un rango acotado, sin grandes
referencias que puedan presionarlo de forma significativa.

“Por consiguiente, durante la semana el peso mexicano podría
fluctuar entre los 18.96 y 19.40 pesos”, apuntó.