abc Radio


Entran en vigor nuevas reglas de operación de transporte turístico en Centro Histórico

En el aviso de la Secretaría de Movilidad (Semovi), se advierte que el prestador de servicio que no respete las reglas será sancionado

Manuel Cosme | El Sol de México

A partir de hoy, entran en vigor las nuevas reglas de operación de transporte turístico en el Centro Histórico capitalino, por lo que los autobuses con una capacidad de más de 30 usuarios solamente podrán estacionarse frente a los hoteles por 20 minutos para el ascenso y descenso de personas.

El ordenamiento se dio a conocer ayer en la Gaceta Oficial del Gobierno de la Ciudad de México y en la que se establece que vagonetas, que transporten entre 10 y 23 turistas, tendrán un tiempo de 10 minutos para subir y/o bajar al pasaje.

En riesgo de colapso 137 inmuebles del Centro Histórico
En el aviso de la Secretaría de Movilidad (Semovi), se advierte que el prestador de servicio que no respete las reglas será sancionado por lo que marca la Ley de Cultura Cívica y el Reglamento de Tránsito locales.

Los prestadores del servicio deberán sujetarse a las disposiciones de estacionamiento momentáneo en la vía pública en un horario de 07:00 a 21:00 horas. La Semovi ordena que las maniobras se efectúen en el carril de extrema derecha conforme al sentido de la circulación y frente a los establecimientos comerciales, un vehículo a la vez, a fin de evitar concentración de unidades y congestionamiento vial.

En el caso de las vialidades con carriles exclusivos para el transporte público de pasajeros Metrobús, Trolebús o ciclovías, se podrán realizar las maniobras a partir del término y hasta el inicio del servicio.

Sin embargo, las vialidades principales de la zona, como Eje 1 Oriente Anillo de Circunvalación, San Pablo – José María Izazaga, Eje Central Lázaro Cárdenas, avenidas Hidalgo y Juárez, Eje 1 Poniente Guerrero, quedan exentas de este aviso.

En los considerandos del documento, se destaca que la actividad turística en el Centro Histórico ha tenido un auge en los últimos años, al crecer de 700 mil visitantes en 2005, a más de dos millones en 2015; mientras que en 2010 la ocupación hotelera promedio anual pasó de 15 por ciento a 65 por ciento en 2018.