abc Radio


El deterioro ambiental está ganando la carrera, subraya Julia Carabias

  • Sábado 9 de diciembre de 2017
  • en México

Reconocida en México y el mundo por sus estudios científicos en la conservación de la biodiversidad y cambio climático,
Julia Carabias Lillo, galardonada este año con la medalla Belisario Domínguez
, ve en la medalla un reconocimiento de que
el medio ambiente
es un tema importante en un contexto en el que
Donald Trump
, presidente de Estados Unidos,
niega el cambio climático
y México carece de una visión de Estado en materia ambiental.

La académica, reconocida a escala mundial por sus estudios sobre conservación de la biodiversidad y cambio climático,
dijo a El Sol de México que el deterioro está ganando la carrera en el tema ambiental
en el país. 

 “Claro que hay intereses, claro que hay conflictos, pero la economía trata de incorporar los temas ambientales. Yo diría, que están más incorporados, no lo suficiente ni a la velocidad que necesitamos. Hay que meterle primera y empezar a rebasar, porque
nos está ganando la carrera del deterioro
”, comentó a este diario.

Pero vislumbra una esperanza: los jóvenes
. Los observa comprometidos con el medio ambiente e intentan reparar el daño que esta generación le hace al planeta.

“A mí lo que más me anima de todo esto es que hay literalmente miles, de miles, de miles de jóvenes que el tema lo traen, que el tema les preocupa, y
quieren el cambio
. Si ellos tienen las herramientas y conocimiento, porque
tienen la fuerza y la energía porque nos lo demostraron el 19 de septiembre
. Hablábamos siempre de una juventud pasiva, y el 19 de septiembre nos dijeron ‘¿pasiva?’”, refirió Carabias.


 

 

  • Donald Trump niega el cambio climático, ¿cómo afecta al combate a este problema?

Creo que todo lo que está haciendo ese señor es retrógrada. Está negando la ciencia, en materia de cambio climático negar el fenómeno no es ignorancia; está defendiendo intereses económicos. Por su forma de ser, niega que el fenómeno exista.

Él declara retirarse de los Acuerdos de París, pero eso no es tan fácil porque lleva un procedimiento, entonces eso no va a ocurrir tan rápido porque quien pone sus compromisos y solicita su retiro pasa por un proceso.

 

  • ¿En México cómo ve el compromiso de los empresarios al cambio a energías renovables?

Creo que va lento, pero va trazada la ruta, lo que sí es importante es que aceleren el paso para abrir las posibilidades de inversión a las energías renovables; pero que se respeten en esa línea todos los criterios ambientales. Hay que tener cuidado porque no al hablar de agua y una hidroeléctrica es ambientalmente sano. Hay sitios donde no puede ocurrir, por ejemplo: en el río Usumacinta se ha tratado muchas veces construir una presa. Eso sería un atropello a la flora y fauna de la región. Todas estas energías son importantes, pero hay que ver claramente dónde y cuándo sí.

 

  • ¿Cómo afecta el cambio climático a la biodiversidad?

México es uno de los países más diversos del mundo, estamos dentro de los primeros cinco países en biodiversidad, en un territorio relativamente pequeño en comparación con China o Brasil.

Sin embargo, estos procesos de desarrollo, cambios de uso de suelo para la ganadería y agricultura sin reparar en las condiciones, desarrollo urbanos y de infraestructura en sitios no adecuados o de alto riesgo, esto ha ido afectando a los ecosistemas, hemos reducido muchísimo nuestra biodiversidad, nuestros ecosistemas.

 

  • ¿Estamos pagando esa mala planeación?

Por supuesto. La humanidad se ha creído la especie preponderante, y no por ser una especie pensante estamos fuera de las leyes de la naturaleza.

Hay mucho conocimiento que permite utilizar a la naturaleza, y si lo hacemos correctamente será posible seguir con la evolución y desarrollo de la especie humana, pero si lo hacemos de manera incorrecta como lo estamos haciendo estamos construyendo nuestro destino a la extinción.

 

  • ¿Este gobierno ha cumplido con las metas y compromisos de México para enfrentar esta problemática?

Lo que es muy importante es que se esté comprometiendo el tema ambiental. Debe de estar al más alto nivel de la agenda. Tiene que ser una política de Estado la que debemos de construir en México con el medio ambiente, el medio ambiente está, pero siempre marginal.

Si en una coyuntura hay crecimiento económico o conservación del medio ambiente, las decisiones se van con el crecimiento económico, ya que bajo el argumento de que la economía debe de crecer, de que se generan empleos y egresos, pues ni modo, el costo del medio ambiente es el que se tiene que pagar.

Lo que está demostrado en varios casos es que no va a haber crecimiento económico sin medio ambiente sano, sin que los recursos naturales queden en estado sano, porque si no lo podemos hacer en el corto plazo le estamos quitando las oportunidades a las siguientes generaciones, y eso no puede hacerlo la política, colocar las políticas ambientales al más alto nivel.

 

  • ¿Este gobierno lo ha hecho?

No, este gobierno tampoco lo ha hecho; no es que lo hayan dejado de hacer. Es que no ha llegado el tema de medio ambiente a ser una política de Estado, porque si se hubiera convertido en algún momento en política de Estado, no estaríamos como estamos.

 

  • ¿Cuál es la ruta?

La ruta está trazada: instituciones, políticas, instrumentos, leyes, normas, reglamentos, procuración de la justica, un Estado de Derecho, una sociedad participativa, información, generación de ciencia para la toma de decisiones. Que con esa información la ciudadanía pueda tomar decisiones enteradas, que pueda optar. ¿Cómo se puede optar cuándo no se conoce el abanico de opciones que se tienen

  • ¿Qué tanto afectan la impunidad y corrupción al medio ambiente?

Tampoco se están cumpliendo las sentencias. Cuando llega una sentencia a la Corte y luego no pasa nada, eso hace mucho daño porque se tiene una conciencia colectiva de no pasa nada, o pido perdón en lugar de permiso. Eso es el denominador, muchos proyectos de desarrollo acaban regularizándose después del daño o se les aplica una compensación o multas, que están en los costos de operación del proyecto.

 

  • ¿Puede la agenda ambiental ir contra los intereses económicos?

Es que es muy claro, los intereses privados no pueden estar por encima de los intereses colectivos, y eso tiene un andamiaje legal, normativo, y no hay resquicios, simplemente cuando hay un atropello contra los recursos naturales, en esta propiedad privada que fue concesionada desde la Constitución Mexicana tiene un acotamiento, que son las leyes. Si se aplicara el Estado de Derecho y tuviéramos fuerza en las instituciones de procuración de justicia en materia ambiental, otra cosa sería.

 

  • ¿Ve interés en el tema ambiental de cara a 2018?

No lo veo todavía, y ojalá podamos hacer el mayor de los esfuerzos los medios de comunicación para colocarlo, para posicionarlo en las plataformas de todos los partidos, porque parecería que lo único que importa son los temas de pobreza, que por supuesto que importan, los temas económicos, que por supuesto que importan, pero no los temas ambientales, porque un país sin recursos naturales se convierte en un país vulnerable, pierde su soberanía, su capacidad de alimentar y de dar agua a su Nación.

 

  • En lo personal ¿cómo se vive ser ambientales, sobre todo después de recibir la medalla?

Para mí fue un enorme honor, pero sí lo tomo como un reconocimiento a que el medio ambiente es un tema de altísima relevancia, que se considera que la naturaleza y un medio ambiente sano son parte de los componentes importantes para una sociedad incluyente, equitativa, sin pobreza. Ahora está la discusión de lo que los partidos deban incorporar para que el gobierno futuro sea cuál sea lo incorpore en el tema, pero quienes estamos involucrados tenemos una convicción.