abc Radio


Especialistas dicen que acuerdo entre INE-Facebook no sirve

  • Domingo 20 de mayo de 2018
  • en México


El 2 de febrero de este año, el Instituto Nacional Electoral firmó un acuerdo con Facebook que, informaron en su momento, sustenta acciones específicas para las elecciones que se celebrarán el próximo 1 de julio. Pero, de acuerdo con especialistas consultados por El Sol de México , las hojas de papel que tiene en sus manos, no sirven para nada.


De acuerdo al documento de dominio público, la única parte que tiene obligaciones establecidas es el INE que prestará un espacio a la empresa para que transmita en Facebook Live algunas actividades el día de la contienda y le entregará los datos del PREP, que también son de carácter público. No establece ninguna otra obligación y no menciona el combate a las noticias falsas.

E
l Instituto Nacional Electoral dejó pasar la oportunidad de asegurar que la influencia de Facebook en los próximos comicios no sea negativa ni disruptiva.

Luego de que las autoridades estadounidenses y europeas lo señalaran como incapaz de evitar la proliferación de noticias falsas, sobre todo durante la campaña presidencial de Estados Unidos en 2016, Mark Zuckerberg, creador y dueño mayoritario de Facebook, aceptó que hay demasiado sensacionalismo, desinformación y polarización en su plataforma.

"Las redes sociales permiten a la gente propagar la información de forma más rápida que nunca antes y si no lidiamos de manera específica con esos problemas, entonces terminaremos amplificándolos", escribió.

De acuerdo con especialistas y abogados consultados por El Sol de México, esta red social está pasando por fuertes procesos de autorregulación y negociación con otros países en materia de propagación de noticias falsas y manejo de datos, en los que los gobiernos han diseñado estrategias legales que, en casos como el de Alemania, impidieron que corrientes extremistas y fake news “ganaran” la contienda electoral.

CONTRATO CONFUSO

En México, Lorenzo Córdova, consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), informó que existe un convenio firmado con Facebook, que sustenta acciones específicas para las elecciones que se

celebrarán el próximo 1 de julio. Pero, de acuerdo con los especialistas consultados por este diario, las hojas de papel que tiene en sus manos, no sirven para nada.

“Esto no es un acuerdo marco, el documento es sólo una manifestación de buenas intenciones”, dijo Yves Hayaux du-Tilly, socio fundador de Nader, Hayaux & Goebel, quien además es especialista en derecho corporativo.

La figura correcta del documento es un Memorándum de Cooperación, (MOC).

“El acuerdo mutuo de cooperación sólo es eso, un documento en el que se plasma que ambas partes están de acuerdo en platicar y realizar una serie de actividades que si no se realizan no pasa nada”, detalló Hayaux du Tilly a El Sol de México .

“Ya fuimos testigos en el mundo de que aunque asuman compromisos no los pueden cumplir, ya lo dijo el propio Zuckerberg, ante el Congreso de Estados Unidos: `Discúlpenme, se me fue de las manos´ , ¿Qué implica que alguien venga y te diga que tiene la intención si cuando están obligados no cumplen? imagínate qué pasa cuando tienen sólo buenas intenciones, evidentemente no van a cumplir”, expresó por su parte Joel Gómez Treviño, abogado especialista en derecho informático y comercial.

Además, coincide en que el Memorándum de Cooperación (MOC) firmado entre el INE y Facebook Ireland LTD, es sólo una “lista de buenas intenciones”, cuyo contrato es “confuso” debido a que en un inicio ambas partes establecen no tener obligaciones, más que la de mantener en privacidad el documento firmado, y en el

tercer apartado Facebook comienza a establecer obligaciones para el INE.


“Otra parte que llama la atención, es que en la parte final, la firma del documento está sujeta a los términos y condiciones o a la Declaración de Derechos y Responsabilidades (DDR) de los usuarios de Facebook, peor aún, no se sujeta a la ley mexicana, está sujeto a un documento de carácter privado y que ha sido generado unilateralmente porque es un contrato de adhesión”, detalló Gómez Treviño.

El MOC entre el INE y Facebook fue firmado el 2 de febrero del 2018. De acuerdo al documento, que ya es de dominio público, la única parte que tiene obligaciones establecidas es el INE que prestará un espacio a la empresa para que transmita en Facebook Live algunas actividades el día de la contienda y le entregará los datos del PREP, que son de carácter público también.

Además de estas dos peticiones, el MOC no establece ninguna obligación extra para ninguna de las partes y no se menciona el combate a las noticias falsas.

Fue después de que se hizo público que el INE había firmado un contrato confidencial, que la institución lo publicó en su página y salió a explicarlo.

CAMBIOS LIKE POR LIKE


Después de las elecciones de EU, expertos se preguntaban cómo un equipo conformado por intelectuales y científicos totalmente volcado a la candidatura de Hillary Clinton, que además contaba con el apoyo del presidente en turno, fue rebasado por un candidato cuyo discurso contenía mensajes de odio y medidas catalogadas como un retroceso para ese país.

La respuesta llegó luego de una investigación del Senado estadounidense a tres asesores de Trump que apuntaba a una posible intervención extranjera.

En octubre del 2017 Facebook dio a conocer que alrededor de 12 páginas falsas financiadas por Rusia propagaron cerca de 80 mil notas falsas, engañosas o clasificadas como extremistas, que llegaron a una audiencia de 29 millones de estadounidenses, influenciando directamente su ideología política y afectando su intención de voto.

El reporte entregado por Facebook al Senado reveló que las fake news

habían llegado a un total de 126 millones de ciudadanos. Zuckerberg en ese momento se dijo sorprendido por el nivel de influencia que había alcanzado su red social.

Poco después Gran Bretaña documentó un fenómeno parecido, el voto de los ciudadanos para que saliera de la Unión Europea también había sido influenciado por la propagación de noticias falsas o extremistas a través de cuentas automatizadas o bots .

El mundo comenzó a hablar de fake news

y su fórmula para, a través de metadatos, conocer a los usuarios de redes sociales mejor que ellos mismos y adelantarse a satisfacer, por unos segundos, sus más profundos deseos y enojos.

Pero mientras una parte del mundo descubría lo que se hace con sus datos en la red y otros buscaban a quién echarle la culpa, Europa se preparaba para contener este ataque que parecía inminente.

Las primer ronda de las elecciones presidenciales de Francia fue el 23 de abril del 2017, la segunda estaba agendada para el 7 de mayo, pero hubo personas que vieron “resultados” y “conteos de votos electrónicos” antes de esas fechas.

Ante esto, el gobierno exigió a la red social trabajar en conjunto para que 30 mil cuentas automatizadas y sospechosas de distribuir contenido falso y propaganda política extremista, fueran suspendidas.

Los resultados, fueron calificados como a salvo de la influencia negativa de las redes sociales. Una pequeña victoria.

Sin embargo, la batalla no acabaría ahí. Las elecciones en Alemania se llevarían a cabo 4 meses después y la maquinaria de fake news

que operaba en Facebook desde el 2016 ya se estaba dirigiendo hacia allá.

EL ENOJO DE FACEBOOK


Hacer noticias “a modo” y que lleguen a millones de personas con sólo oprimir un botón fue una labor titánica iniciada por una compañía denominada Cambridge Analytica, que obtuvo datos de por lo menos 87 millones de usuarios de Facebook para poder estudiar perfiles y ver de qué manera convencía a los ciudadanos de votar o no, por cualquier candidato o partido en 2016. Después de que Mark Zuckerberg, creador de estos algoritmos, confesara arrepentido de lo que había provocado, el Congreso de Estados Unidos lo citó a comparecer el 10 de abril del 2018, sesión en la que admitió que el problema de las fake news

y su elaboración había rebasado a la compañía:

“Fue mi error y lo siento”, dijo el CEO ante millones de testigos online. Sin embargo, no fue el primer gobierno que lo citó a rendir cuentas sobre lo ocurrido en unas elecciones y no contestó de la misma forma. Antes lo había hecho con cierto enojo.

El gobierno de Ángela Merkel citó a representantes de la compañía para disminuir las preocupaciones sobre “burbujas ideológicas” propiciadas en redes sociales dentro de las elecciones. Además de herramientas, que fueron lanzadas por disposiciones globales, no de manera exclusiva para ningún gobierno, Facebook trabajó con la Oficina Federal de Seguridad de la Información en Alemania, con el fin de reportar incidentes o comportamientos inusuales que pudieran desencadenar rumores.

Dicho nivel de cooperación se dio debido a que el país cuenta con leyes más estrictas de privacidad, manejo de datos y discurso político, sin embargo, el trabajo que realizó Facebook y que de acuerdo con Wired

fue un proceso molesto para la red social, es más difícil de replicar en países como la India o México, que tiene 80 millones de usuarios activos.

La cifra por sí sola no dice nada, pero cuando las autoridades mexicanas informan que alrededor de 88 millones de ciudadanos podrían votar el próximo 1 de julio, la relevancia de esta red social crece.

Como informó El Sol de México

el 8 de enero del 2018, las elecciones no sólo serán observadas por los ciudadanos en el país, sino por una gran cantidad de especialistas y gobiernos que se preguntan si México podrá soportar y revertir el ataque y dispersión de noticias falsas dentro de su proceso electoral a través de las redes sociales.

"No estoy seguro que en México lo puedan hacer durante este proceso, pero en Alemania por ejemplo, los científicos de datos ayudamos a los periodistas a fabricar herramientas especiales para que puedan rastrear las fake news . Este trabajo lo hacemos en conjunto con el gobierno”, explicó Michael Kreil, científico de datos y ponente en el Congreso 34 del Chaos Computer Club.

El común denominador de los dos casos en los que las fake news

no tuvieron resultados desastrosos en procesos electorales fue el trabajo en conjunto y riguroso entre el gobierno, las redes sociales y los medios de comunicación.

En México sólo los medios de comunicación independientes han respondido a esta emergencia.

FAKE NEWS Y CLICKBAIT


Previo a las elecciones mexicanas han sido detectados diversos medios dedicados a crear y propagar fake news , sin embargo, su detección y advertencia en redes sociales ha sido labor de los medios de comunicación que, organizados, han decidido hacer su parte para detener estas burbujas ideológicas.

Entre los sitios que señala el esfuerzo editorial Verificado 2018 como sitios de fake news

se encuentran Amor a México, Argumento Político, El Mexicano Digital, Nación Unida, Zócalo Virtual, etc.

Sin embargo, la que ha atraído más la atención tanto de medios, como de ciudadanos ha sido Pejeleaks.org que tiene una carga ideológica muy fuerte y específica en contra del candidato presidencial de Morena, Andrés Manuel López Obrador.

El anonimato desde el que se publica ha sido objeto de denuncias que hicieron que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) ordenara investigar al sitio y sus creadores.

Los escándalos rebasaron a Facebook Inc. que ante la presión y la desconfianza global emitió, al cierre de este artículo, un Reporte de Transparencia que consta de Aplicación de Estándares, Solicitudes Legales, tanto de gobierno como por aplicación de leyes locales, y Ecosistema en Internet.

En la parte de México la red social reporta 25 cuentas relacionadas con contenidos restringidos en 2016; en 2017 aumentó a 20 mil 527 durante la primera mitad del año y sólo llegó a dos mil 280 en los últimos seis meses del 2017.

La tabla de Excel publicada por Facebook sólo revela las restricciones de tipo gubernamental o penal que son solicitadas de manera explícita por autoridades u ONG de acuerdo con las leyes locales. Sin embargo, no reportan ninguna acción en materia de fake news .

¿POR QUÉ TIENE MIS DATOS?


Pero, aunque el memorándum de cooperación que firmó el INE con Facebook no sólo fuera una “lista de buenos deseos” y estableciera obligaciones y sanciones para ambas partes en caso de no cumplirlas, éste no se firmó con Facebook Inc. o Facebook México, sino con una figura legal de la que en el país nadie quiere hablar y que hace complicada una rendición de cuentas.

“Y por si todo lo anterior no fuera lo suficientemente malo, quien firma el documento es Facebook Ireland LTD., una empresa que está a miles de kilómetros de distancia jurisdiccionalmente hablando, es intocable y no sé por qué está firmando un documento en México, si tenemos una empresa de Facebook en México que firma como Facebook México”, dijo Joel Gómez Treviño.

De acuerdo con la página de Facebook, en el apartado de Política de Datos y aspectos básicos de la privacidad, si los usuarios tienen alguna duda respecto al manejo de sus datos y viven en Estados Unidos o Canadá, pueden dirigirse a Facebook Inc.; pero si viven en cualquier otro lugar del mundo, deben dirigirse a Facebook Ireland Ltd.

Esto se conoce como Forum Shopping

y las compañías tecnológicas lo utilizan tanto para evitar cumplir con una legislación vigente en un país, como para que en caso de alguna demanda o queja, la empresa que tenga que responder por ello no sea la más mediática o la principal, sino una que tenga una responsabilidad más limitada que la matriz.

“Si firma Facebook México al rato van a decir que Facebook México no es un buscador, no es red social, entonces como no es red social, no tiene obligaciones.

Que firme Facebook Inc. si realmente quieren asumir responsabilidades frente a una institución mexicana como es el INE”, aseveró el abogado especializado en tecnología.

Para aclarar por qué se utilizó a Facebook Ireland Ltd. como figura legal ante el INE y conocer más de la actividad de esta filial de la red social, El Sol de México

consultó a Facebook México sin obtener respuesta alguna.

De acuerdo con su agencia de comunicación, Facebook México desconoce lo que hace Facebook Ireland y no tiene un vocero en el país que pueda explicar sus funciones, ni confirmar que los datos de sus más de 80 millones de usuarios en el país, son administrados por esta filial.