abc Radio


Gobierno de la Ciudad de México entregan bonos de combustible a concesionarios

En conferencia de prensa, la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum; el secretario de Movilidad (SEMOVI), Andrés Lajous y el subsecretario de transporte, Brando Flores, presentaron los avances del Programa Integral de Mejora del Transporte Público Concesionado para regularizar y mejorar el servicio, así como apoyar a personas concesionarias, programa en el que, al momento, se han entregado un total de mil 260 tarjetas para bonos de combustible a concesionarios.

Cabe mencionar que uno de los principales objetivos de este programa es ordenar y fortalecer el padrón existente del sector y fomentar la regularización documental, a partir del cual, a través del pre-registro digital que deben realizar los concesionarios, se han recibido ya 15 mil expedientes de 100 rutas (de 103 existentes).

De ellos, el equipo de la Secretaría de Movilidad ha evaluado, de manera digital, 12 mil y se han agendado más de 6 mil citas para la entrega de las tarjetas en las que, por cinco meses, recibirán un apoyo mensual de 4 mil pesos para las rutas y 6 mil pesos para los corredores, con lo que por primera vez existirá certeza documental de cada unidad en la ciudad.

En la última etapa de este procedimiento, se requiere una visita física a las instalaciones de la SEMOVI, por lo cual, el personal tiene un establecido un protocolo de atención que consiste en citas agendadas y procedimientos que logran mantener la sana distancia en todo momento, así como un constante proceso de sanitización.

Se estima que esta dependencia entregue más de 15 mil tarjetas durante las próximas semanas durante los meses de junio y julio. El proceso inició con concesionarios de ruta, sin embargo, a partir del próximo lunes se incorporarán los dueños de unidades de corredores al sistema de entregas.

El Programa Integral de Mejora para rutas y corredores, tiene previstas otras acciones complementarias como la colocación de tecnología en las unidades de transporte (cámaras, botones de pánico y dispositivos GPS); el uso de cámaras de supervisión en los puntos de mayor conflictividad vial; medidas para motivar el buen desempeño de operadores; así como la dignificación de su trabajo a partir del acceso servicios sociales y cursos de profesionalización para las personas que operan las unidades.

Con este tipo de acciones, el Gobierno de la Ciudad de México sigue reconociendo a las y los usuarios del transporte público como centro de las políticas públicas de movilidad y continúa colaborando con las personas concesionarias para lograr un servicio seguro y de mayor calidad.