abc Radio


Hay en México 61.4 millones de mujeres, revela el INEGI

  • Martes 7 de marzo de 2017
  • en México

  • Más de la mitad de la población

Por Patrcia Torres y Alejandro Durán

A partir de los años 80s, la participación de la mujer en los
sectores productivos creció aceleradamente, a tal grado que
actualmente en México hay 61.4 millones de mujeres que representan
más de la mitad de la población nacional, de las cuales, 20.8
millones de mujeres de 15 años y más forman parte de la
población económicamente activa, siendo la Ciudad de México,
Oaxaca, Puebla, Baja California Sur y Quintana Roo, las entidades
que cuentan con el mayor número de mujeres.

No obstante, en pleno siglo XXI el trabajo doméstico sigue
siendo labor de mujeres y niñas; todavía hay mujeres que piden
permiso para decidir por quién votar; aún existen mujeres que
piden permiso para usar métodos anticonceptivos; algunas opinan
que el hombre debe ganar más dinero que la mujer y persiste la
idea de que muchas mujeres son violadas porque provocan a los
hombres, señala la Encuesta Nacional sobre Discriminación en
México.

En el marco de la celebración del Día Internacional de la
Mujer a celebrarse mañana, el Instituto Nacional de Estadística,
Geografía e Informática (INEGI), destaca que al tercer trimestre
de 2016, la suma de mujeres ocupadas de 15 y más años en el país
es de 19.9 millones, de las cuales 23.3 por ciento trabajan por
cuenta propia, 2.3 son empleadoras y 7.5 por ciento no recibe
remuneración por su trabajo.

En tanto que dos de cada tres mujeres ocupadas (66.9 por ciento)
son subordinadas y remuneradas y de ellas 37.7 por ciento no cuenta
con acceso a servicios de salud como prestación laboral, 41.9 por
ciento labora sin tener un contrato escrito, más de la tercera
parte (33.8) no cuenta con prestaciones laborales, solo una de cada
dos trabajadoras subordinadas (55.2) goza de vacaciones pagadas,
62.6 por ciento recibe aguinaldo y 16.9 cuenta con reparto de
utilidades.

Respecto a la duración de la jornada laboral, más de la
tercera parte (37.1 por ciento) de las mujeres de 15 y más años
ocupadas, cumple jornadas semanales de entre 40 y 48 horas; 19.2
por ciento labora más de 48 horas por semana; 29.1 por ciento de
15 a 39 horas, y 14.2 por ciento menos de 15 horas por semana.

Cada año, el Día Internacional de la Mujer tiene objetivos
diferentes; en 2017, todos los trabajos estarán enfocados a las
mujeres en un mundo laboral que, pese a todo, siguen teniendo en su
mayoría trabajos menos lucrativos que no permiten disfrutar de
prestaciones.

“Ganan menos que los hombres, aún cuando soportan el enorme
peso -fundamental en términos económicos- que representa el
trabajo de cuidado no remunerado y el trabajo doméstico, que
incluye el cuidado de las niñas y los niños, la cocina, la
limpieza y la agricultura. Este trabajo no remunerado es esencial
para que los hogares y las economías funcionen, pero también se
valora menos que el trabajo remunerado” señalan
estadísticas.

imp-choque

En términos proporcionales, la relación por sexo es de 94.4
hombres por cada 100 mujeres. Los estados que cuentan con una mayor
presencia relativa de mujeres son la Ciudad de México, con una
relación de 90.3 hombres por cada 100 mujeres, Oaxaca de 90.8 y
Puebla, con una relación de 91.3. En tanto los estados de Baja
California Sur (101.8 por ciento) Quintana Roo (100.2 por ciento) y
Baja California (99.1por ciento), son las entidades donde la
presencia relativa de mujeres y hombres es casi igual dentro de su
estructura poblacional.

En tanto que la participación de las mujeres mexicanas en el
mercado laboral, actualmente, es reconocida en todos los ámbitos
de la vida pública, más allá del trabajo doméstico. A partir de
los años 80 del siglo pasado, su participación en los sectores
productivos creció aceleradamente, situación debida a múltiples
factores de orden económico, como la necesidad de aportar al
ingreso familiar ante la caída del poder adquisitivo de los
salarios.

Por su parte, la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE)
refiere que la tasa de participación económica es de 43.9 por
ciento, lo que significa que cerca de la mitad de mujeres en edad
de trabajar tienen o están en búsqueda de un empleo.

Sin embargo, pese a que el empleo en las mujeres ha crecido a un
mayor ritmo que en los hombres en las últimas dos décadas, la
participación femenina continúa siendo menor a la masculina: 78
de cada 100 hombres de 15 y más años pertenece a la población
económicamente activa.

Para el tercer trimestre de 2016, la suma de mujeres ocupadas de
15 y más años en el país es de 19.9 millones; en su mayoría,
ocho de cada 10 (78.7 por ciento), están ocupadas en el sector
terciario de la economía, principalmente como comerciantes (33.1
por ciento), servicios diversos (19.3 por ciento), servicios
sociales (16.8 por ciento) y restaurantes y servicios de
alojamiento (14.3 por ciento); 17.1 por ciento del total de
ocupadas se emplean en el sector secundario y solo 3.8 por ciento
está ocupada en el sector primario (agricultura, ganadería,
silvicultura, caza y pesca).

De las mujeres ocupadas, 23.3 por ciento trabajan por cuenta
propia, 2.3 por ciento son empleadoras y 7.5 por ciento no recibe
remuneración por su trabajo. Dos de cada tres mujeres ocupadas
(66.9 por ciento) son subordinadas y remuneradas y de ellas: 37.7
por ciento no cuenta con acceso a servicios de salud como
prestación laboral, 41.9 por ciento labora sin tener un contrato
escrito, más de la tercera parte (33.8 por ciento) no cuenta con
prestaciones laborales, solo una de cada dos trabajadoras
subordinadas (55.2 por ciento) goza de vacaciones pagadas, 62.6 por
ciento recibe aguinaldo y 16.9 por ciento cuenta con reparto de
utilidades.

imp-festejosmujeres

Respecto a la duración de la jornada laboral más de la tercera
parte (37.1 por ciento) de las mujeres de 15 y más años ocupadas,
cumple jornadas semanales de entre 40 y 48 horas; 19.2 por ciento
labora jornadas de más de 48 horas por semana; 29.1 por ciento, de
15 a 39 horas, y 14.2 por ciento menos de 15 horas por semana.


Falta de empleo y la economía, sus
principales preocupaciones 


Información de la Encuesta Nacional sobre Discriminación en
México (Enadis) 2010, efectuada por Conapred, revela que dos de
cada 10 mujeres dicen que los principales problemas de las mujeres
están relacionados con la falta de empleo y/o la economía.

Además, en el Reporte sobre Discriminación en México 2012 se
precisa que “en relación a los hombres, las mujeres sufren de
discriminación salarial, pues reciben un pago inferior por igual
trabajo y no tienen una participación equitativa de las ventajas y
dignificación del empleo”. También se enfatiza que muchas
mujeres están expuestas al acoso y al hostigamiento sexual en sus
centros de trabajo.

En otros datos de la Encuesta Nacional sobre Discriminación en
México se concluye que: Es menor la autonomía de las mujeres
adultas; es mayor la autonomía de las mujeres que no hablan una
lengua indígena; el trabajo doméstico sigue siendo labor de
mujeres y niñas; nueve de cada 10 trabajadoras del hogar son
mujeres; todavía hay mujeres que piden permiso para decidir por
quién votar; aún existen mujeres que piden permiso para usar
métodos anticonceptivos; algunas opinan que el hombre debe ganar
más dinero que la mujer; persiste la idea de que muchas mujeres
son violadas porque provocan a los hombres.

Los 32 estados de la República tienen una legislación para
garantizar el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia.
Existe el delito de feminicidio, las fiscalías especializadas y
los mecanismos jurisdiccionales para la protección y proyección
de los derechos de las mujeres.


LOGROS DEL PRI Y DEL PRESIDENTE
PEÑA


El PRI en un documento denominado “Logros del PRI y del
presidente PeñaE, en el apartado de Mujeres, indica que en 2016 se
incrementó en 37 por ciento el presupuesto para programas de
igualdad entre hombres y mujeres.

Señala que hoy 300 mil mujeres han salido del círculo de la
violencia, y se pasó de siete Centros de Justicia y Empoderamiento
para las Mujeres a 33 instalados en todo el país.

También menciona que desde 2013, con el Seguro para Jefas de
Familia se protege a los hogares de mujeres que se encuentran en
condiciones de vulnerabilidad. Actualmente, este beneficio protege
a seis millones 200 mil hogares.

En tanto, el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación
(Conapred) advierte que las mujeres sufren de discriminación
salarial, reciben un pago inferior por su trabajo y no tienen un
acceso real y equitativo a las ventajas del empleo, lo cual afecta
las bases fundamentales del amor propio y la dignidad humana.

Asegura que a la mujer se le discrimina por partida doble: por
inequidad de género y porque pertenecen a los grupos en situación
de vulnerabilidad. En cuestión de género, las quejas que más
recibe Conapred son a nivel laboral: despido injustificado por
embarazo.