abc Radio


Imposible romper lazos México-EU, dice Larry Rubin

  • Domingo 22 de enero de 2017
  • en México

Los lazos entre México y Estados Unidos no se pueden romper por
un hombre, ya que son demasiado fuertes y sólidos, y van más
allá de lo que tiene que ver con el ámbito comercial, sostuvo
Larry Rubin, quien se perfila será el nuevo embajador de la Unión
América en nuestro país. Sostuvo que Luis Videgaray, actual
canciller, será “un buen negociador” ante el equipo de Trump y
con ello se sacaría ventaja en el futuro de la relación
bilateral.

Rubin, en entrevista con El Sol de México, dejó claro que
Enrique Peña Nieto le ha apostado por poner al frente a hombres de
destacada presencia como el caso del embajador Gerónimo Gutiérrez
Fernández, hombre de probada experiencia y un estratega que
“podrá hacer un buen acercamiento entre las dos naciones”.

Incluso, consideró que en caso de ser la contraparte de
Gutiérrez Fernández, “el trabajo será eficiente porque ya
hemos colaborado juntos”, pero lo más importante aquí es
“mantener una relación de confianza entre las dos
administraciones”.

“Una relación donde se comuniquen los puntos de vista aunque
sean opuestos y se puedan poner sobre la mesa las estrategias y las
políticas a seguir que sean importantes para las dos naciones, por
lo que se tiene que buscar un ganar-ganar entre México y Estados
Unidos”, expresó Rubin.

Indicó que la realidad demuestra que México sigue siendo un
mercado altamente competitivo en términos de costos, además de
que tiene una productividad laboral buena y que es mucho más alta
que la de los Estados Unidos.

Larry Rubin acotó que hasta la fecha, “México ha demostrado
su competitividad y sin duda con esta nueva administración de
Trump, estarán una serie de profesionales que tienen mucha
experiencia empresarial con el país”.

En este sentido, reconoció que Videgaray Caso será un
interlocutor importante con Donald Trump, por lo que “el
presidente Enrique Peña Nieto acertó en colocar en la
Cancillería a alguien que tiene buena interlocución con el
 nuevo Gobierno de Estados Unidos”.

“Sin duda, la SRE tiene a un sinnúmero de personas con mucha
capacidad y experiencia política, principalmente en lo que tiene
que ver con las relaciones exteriores y creo que complementado el
trabajo que pueda hacer Luis Videgaray se puede ver beneficiado
México”, externó.

El también representante del Partido Republicano en México,
resaltó el trabajo que está haciendo la Embajada del país en
Estados Unidos y los Consulados en cuestión de estrategia, por lo
que serán muy útiles para la SRE y en la labor que se tiene que
hacer hacia adelante.

Rubin manifestó que los 50 Consulados que tiene México en los
Estados Unidos son “una fuerza muy importante no solamente para
la protección de migrantes, sino que éstos se pueden convertir en
una fuerza de promoción de los intereses de México en Estados
Unidos”. EL TLC TIENE QUE MODERNIZARSE, SERÁ UNA LABOR DE
GANAR-GANAR

En la charla con la Organización Editorial Mexicana (OEM),
ponderó el Tratado de Libre Comercio de América del norte ya que
ha sido un instrumento que ha funcionado “maravillosamente
bien” para Estados Unidos, México y Canadá.

Pero sin duda, añadió el entrevistado, los tres países y el
mundo son muy diferentes a lo que fue al principio de los 90 y
“creo que se pueden añadir a este instrumento muchos conceptos
que no se materializaron cuando se formalizó el TLCAN y sin duda
puede hacer que este tratado sea aún más relevante, mas fuerte,
para esta relación entre México y Estados Unidos y que haga que
la región de Norteamérica sea más competitiva de todo el
mundo”, dijo.

Al ser cuestionado sobre el papel que juega Canadá en este
proceso de modernización, Larry Rubin consideró que es de bajo
perfil, “pero creo que parte del trabajo del canciller Luis
Videgaray va a ser el de trabajar de la mano con Canadá para
buscar los beneficios en común en cuanto se pueda también México
y Canadá sentar con Estados Unidos y trabajar en una
modernización que sea favorable para los tres y que sea un factor
favorable para los negocios entre las tres naciones y haga al
bloque de Norteamérica como el bloque más importante, no
solamente en términos comerciales, sino en los energéticos, ahora
que México está modernizando su respectiva industria que estaba
obsoleta desde hace varias décadas y “creo que gracias a la
Reforma Energética se llevará a cabo una integración mayor en
estos términos con los Estados Unidos y Canadá”.

El también expresidente de la Cámara de Comercio
México-Estados Unidos, reflexiona que sin bien la relación entre
los dos países es compleja, es de mutuo beneficio para las
empresas que han hecho negocios en México, por lo que tenemos que
entender que “la dinámica de mercado son tales que México y
Estados Unidos están y estarán siempre unidos, no solamente por
la enorme frontera que conecta a los dos países”.

Larry Rubin expone que ambos países tienen lazos comerciales
fuertes y que se han solidificado en los últimos años, por lo que
“difícilmente una persona los va a cambiar, sino que éstos son
tan fuertes que no se pueden romper jamás, pero lo que hay que
buscar la serenidad y la claridad de que la relación es importante
para México, pero también para los Estados Unidos y ambos países
van a buscar trabajar de la mano y entender que quien está
entrando a la Casa Blanca es un Presidente que no tiene la
experiencia política de otros y obviamente tampoco tiene la
experiencia diplomática, pero es una persona pragmática que
siempre ha probado dar lo mejor para su país”.

«Sin duda el TLCAN y los lazos comerciales tan fuertes que
México tiene con los Estados Unidos son en beneficio de los
Estados Unidos también. Por lo que creo que demostrando esto que
es fácil de demostrar, pues son pocos los que no pueden estar
convencidos de la relación y de la importancia que hay entre
México y Estados Unidos”, acotó.

Sostuvo que el Gabinete de Donald Trump es experimentado en
términos de relaciones internaciones y creo que en él hay un gran
empresario que ha hecho negocios en México como lo es Rex
Tillerson, agregó. “Entonces es una gran comprobación y
demuestra la capacidad que tiene el presidente Trump de aliarse con
personas que están dispuestas a darle su opinión y una opinión a
pesar de que sea contraria a lo que el piense”, expresó. ESTADOS
UNIDOS CENTRARÁ SUS BATERÍAS SOBRE CHINA Y HARÁ QUE
NORTEAMÉRICA SEA MÁS FUERTE

El futuro embajador de Estados Unidos en México afirmó que la
Unión Americana enfocará sus esfuerzos en China ya que las
empresas de su país se fueron a esta región por lo que ahora el
objetivo es traerlas de vuelta y sin dudas, prosiguió, México
será el socio comercial donde la manufactura pesada se quede,
porque aquí hay trabajadores que quieren que se quede la industria
y se hará que Norteamérica sea más fuerte.

China es sin duda el objetivo de la administración Trump,
remarcó Rubin, ya que no es un país amigo, “ya que han sido
muchos twitts del presidente Trump en contra de China, por lo que
la realidad de las cosas es que México y Canadá no solo son
vecinos de Estados Unidos, sino que son aliados comerciales y
culturales y creo que como lo dijo Trump cuando estuvo en México
hay que buscar que México sea más fuerte para que Estados Unidos
también lo sea y lo que habrá de promover al unísono es que la
región de Norteamérica se fortalezca”.

“La región de Norteamérica tiene que competir con mercados
asiáticos, particularmente con China para atraer mucha inversión
que hoy se encuentra allá y se venga a la región y eso sería
beneficioso para México y más si es alta tecnología”, aseguró
el empresario estadunidense.

Dejó claro que «esto es un ganar ganar» donde no solamente se
beneficie los Estados Unidos, sino también se beneficie México y
por eso “es urgente la cercanía de la administración del
presidente Peña Nieto con la administración Trump para que
asegurarse que se habla en un mismo idioma y que pueda entender el
gran beneficio que tiene para Estados Unidos esta relación
comercial”.

Por último, consideró que para la mayoría de los estados en
los Estados Unidos, México es el socio comercial uno y dos,
“entonces muy difícilmente eso va a cambiar, pero sí es una
oportunidad para México que revalore los aspectos que faltan por
valorar las situaciones que atentan contra su competitividad”,
situación que tiene que enfocarse también en los próximos
meses.