abc Radio


IMSS-BIENESTAR cuenta con instalaciones y personal capacitado para atender la emergencia sanitaria por COVID-19

Con más de 24 mil médicos, enfermeras, paramédicos, personal administrativo y de acción comunitaria capacitados en COVID-19, el programa IMSS-BIENESTAR está preparado para atender la emergencia sanitaria en zonas vulnerables del país, afirmó su titular, la doctora Gisela Lara Saldaña.

Al participar en la conferencia de prensa sobre la situación diaria del coronavirus, Lara Saldaña destacó que la capacitación del personal inició desde enero y a partir del primero de abril se puso en marcha un modelo para atender la pandemia en los 80 hospitales rurales, con apoyo de un filtro sanitario operado en unidades médicas móviles.

Indicó que personal capacitado recibe a los pacientes en los filtros de ingreso, si presentan problemas respiratorios no entran a las áreas de consulta externa o urgencias, sino que son referidos a la unidad móvil para verificar si se trata de un caso de coronavirus.

La especialista de IMSS-BIENESTAR señaló que la reconversión hospitalaria tiene disponibles entre 8 y 12 camas para atender COVID-19, incluye cuatro cubículos, uno para adultos graves, otro para pacientes quirúrgicos, otra más para atención obstétrica y uno para pediátricos.

Dijo que como parte del Programa de Reconversión Hospitalaria, el Hospital de Tlaxiaco forma parte de la red de IMSS-BIENESTAR para el tratamiento de pacientes con coronavirus, cuenta con filtro sanitario y servicio de TRIAGE, donde los médicos clasifican a los pacientes de acuerdo con los síntomas que presenten.

Resaltó que gracias a las estrategias de acción comunitaria únicamente se tienen confirmados siete casos de COVID-19, de los cuales cuatro fueron hospitalizados y tres recibieron atención ambulatoria, de los cuales uno ya tiene alta sanitaria y el resto de pacientes tendrán el alta en dos días.

Refirió que el primer caso confirmado fue registrado el 31 de marzo y corresponde a una persona del género masculino de 54 años, con manejo ambulatorio y dado de alta sanitaria. Precisó que se dio seguimiento a sus contactos, quienes fueron reportados negativos.

Asimismo, la titular de IMSS-BIENESTAR informó que se han tomado muestras a 55 profesionales de la salud, de los cuales ninguno es positivo, como resultado de la difusión de medidas preventivas en las que participan 315 mil voluntarios que ayudan a difundir los mensajes en 22 lenguas indígenas.

Gisela Lara Saldaña subrayó que el éxito en la baja cifra de casos por coronavirus en 19 entidades del país, es el compromiso en el cuidado de la salud de su familia y su comunidad de los 12 millones 300 mil personas que atiende IMSS-BIENESTAR, en sus 80 Hospitales Rurales, 3 mil 622 Unidades Médicas Rurales; 45 Centros de Atención Rural Obstétrica (CARO), 140 Unidades Médicas Móviles y 184 Brigadas de Salud.

Sobre las Estrategias de Acción Comunitaria, Gisela Juliana Lara Saldaña comentó que se trabaja de la mano con el Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI), en donde se han generado 2 mil 172 mensajes de prevención transmitidos a través de 110 radiodifusoras locales en sus propias lenguas.

“Hemos trabajado en promedio con 26 lenguas en donde les decimos qué es el COVID-19, cómo se transmite, cómo es el lavado de manos, cuáles son los síntomas, cuáles son los signos”, manifestó.

En ese sentido, puntualizó que dicho mecanismo ha servido para que toda la población, aunque no hable español, sepa qué está pasando con el coronavirus y esté informada sobre las medidas de salud para prevenir contagios de COVID-19.

Lara Saldaña explicó que dentro de la Estrategias de Acción Comunitaria se le ha enseñado a las mexicanas y mexicanos de los pueblos indígenas la elaboración de cubrebocas y alcohol gel, acerca de las medidas preventivas de contagio a través del estornudo y tosido de etiqueta, la importancia de desinfectar las manos y los espacios comunes para el reforzamiento de las disposiciones preventivas.

Por lo anterior, Gisela Lara comentó que los pobladores rurales se han sensibilizado, debido a que son muy disciplinados sobre el uso de cubrebocas, tanto para pacientes COVID-19 con aislamiento domiciliario y para todos los integrantes de la familia con el propósito de evitar la exposición al virus.

También, entre las estrategias realizadas se encuentra la orientación a grupos, integrados por 187 mil 203 Voluntarios Rurales de Salud, que a su vez “ellos nos ayudan a transmitir la información a las familias. Hemos hecho 5 mil 994 sesiones educativas, con no más de 10 personas, guardando la sana distancia”.