abc Radio


Logramos frenar anomalías en el Seguro Popular: Gabriel O’Shea

  • Lunes 20 de marzo de 2017
  • en México

  • Se creó hace 15 años sin reglas claras de aplicación
  • Medidas implementadas en 2016 pusieron fin al desvío

El Seguro Popular (SP) se creó para disminuir los
gastos catastróficos en salud de la población mexicana, que a
casi 15 años disminuyó en 11 puntos

, sin embargo fueron
los manejos irregulares de los recursos en algunas entidades de la
República, los que de alguna manera, frenaron mayores beneficios,
afirmó en entrevista el director general de la Comisión Nacional
de Protección Social en Salud (CNPSS), Gabriel O’Shea
Cuevas.

En entrevista con
El Sol de México,
dijo que
hoy tenemos poco más de 54 millones y medio de afiliados en todo
México; y lo que el Gobierno de la República paga por cada uno de
ellos son 3 mil 237 pesos, ese es el costo per cápita.
De
esta manera los gastos catastróficos en salud de la población
mexicana, de 55.7 por ciento en 2003 bajaron a un 42.7 por ciento
en la actualidad.

En esos años logró disminuir 11 puntos, falta más, es verdad,
porque el gasto de bolsillo de los mexicanos es de los más altos
de los países de la OCDE; pudo disminuir más puntos, pero qué
pasaba, pues resulta que era un sistema que se creó, se planeó,
pero no tenía “candados”, no tenía reglas claras para el uso
del recurso y para comprobación del mismo.

En una de las oficinas de la Comisión, que ocupa como despacho
desde 2012, hace un recuento; a cuatro años yo le puedo decir que
del año pasado para adelante que fue cuando entraron los cambios
que hicimos, le puedo decir que de 2016 a mediados en adelante,
difícilmente se podrá desviar un peso del Seguro Popular
(SP).

Le daré algunos ejemplos, qué fue lo que hicimos, para
asegurar transparencia en el uso de los recursos. Por ejemplo, de
todo el dinero, del presupuesto de este año de este sistema es
poco más de 72 mil millones de pesos; le debo decir que el 89 por
ciento de este dinero lo enviamos a los estados.

Porque en esta comisión, en este edificio, nosotros ni
licitamos ni compramos nada, aquí no hay procesos de licitación
porque no compramos nada. Todo lo que hacemos es enviarlo a los
estados de acuerdo al número de afiliados que tiene, como ejemplo,
el del Estado de México que tiene siete millones 200 mil
mexiquenses, le mandamos casi nueve mil millones, para que atienda
a esos siete millones.

Gabriel O’Shea Cuevas hace memoria, y no se detiene: Desde el
inicio seguramente desde el primer mes que llegamos aquí, en
diciembre de 2012 hubo una crisis hospitalaria en el Estado de
Tabasco la cual atendimos, solucionamos y pusimos la queja en la
Auditoría Superior de la Federación y por lo cual seguramente el
gobernador (Andrés Granier) está aún en la cárcel.

LA FEDERACIÓN Y SUS TIEMPOS

Hay más casos, dice el médico cirujano, especialista en
oftalmología, ese es el más representativo. Pero no de desvíos
fíjese, -aclara-  la Auditoría Superior cuando dice vamos a
lanzar lo que encontramos en la cuenta pública 2015, encontramos
un faltante y un desvío tal y tal y tal, pero ellos hacen el
levantamiento en diciembre de 2015 y febrero de 2016 y los estados
tienen para comprobar hasta junio de 2016.

Todavía tienen tiempo, periodo. La verdad aquí que hay un
subejercicio, pero no hay tal subejercicio, porque los estados ya
tienen gastado hasta el último peso de lo que les mandamos. Lo que
pasa es que no lo han comprobado, como siempre sucede.

Pero si uno va y le pregunta, el estado le va a sacar ahí mire,
es que esos 100 millones que usted me mandó ya los comprometí en
la rehabilitación de estos 100 centros de salud, pero qué pasa
con la auditoría, que lo hace antes de tiempo. Entonces lo que
emite, son sus hallazgos y son ciertos, pero todavía los estados
tienen un periodo de comprobación que no ha terminado cuando ellos
levantan su investigación y lo que hacen.

Entonces eso es lo que pasa cada año, yo le puedo decir que
todos los resultados de las cuentas públicas que he visto, yo fui
secretario de Salud en el Estado de México, entonces lo conozco
perfectamente; de todo lo que mandan de observaciones se llegan a
comprobar casi el 98.9 por ciento de todo lo que saca la cuenta
pública, ese es su trabajo, lo entiendo.

Pero ellos tienen sus periodos, entonces cuando uno va y quiere
revisar, oiga le mandaron el año pasado 100 millones, sí. Y ¿por
qué no los ha comprobado? pues es que todavía no llega el límite
de la comprobación y se esperan hasta el último para comprobarlo;
pero resulta que la Auditoría fue y preguntó en el mes de febrero
del 2016 y el secretario de Salud tiene para comprobarlo junio de
2016, pero la obligación del auditor es muy clara. Es su
obligación, nada más que no corresponde al periodo, él debería
levantar eso en julio de 2016.

Entonces sí que venga y me diga, oiga no le han comprobado los
100 millones de pesos que usted mandó, pero si hace el
levantamiento en diciembre de 2015 y  junio de 2016, difícil,
seguramente encontraremos que no se ha comprobado ningún dinero,
sí porque todavía tienen meses para comprobarlo, a eso me
refiero, y eso es lo que pasa cada año.

seguro-popular-gdf

EL SEGURO POPULAR

De entrada, Gabriel O’Shea Cuevas dice a los lectores a manera
de explicación, “debo decir que este sistema cumple 15 años de
vida a finales de éste, y lo que hay que definir es, qué es el
Seguro Popular, el SP es un instrumento financiero, es como una
gran aseguradora. Y sí me gustaría aclarar esto porque la gente
sigue pensando que el SP tiene hospitales, tiene doctores, tiene
medicamentos. Y no. No hay hospitales del Seguro Popular. No hay
doctores del Seguro Popular”.

La plática es cordial, a veces se detiene para
preguntar y contestarse asimismo, “Hoy tenemos poco más de 54
millones y medio de afiliados en todo México

. Y lo que se
paga por cada uno de ellos el Gobierno de la República son tres
mil 237 pesos, ese es el costo per cápita por cada uno de los
afiliados; entonces qué es lo que hacemos nosotros, nosotros
contratamos proveedores. ¿Quiénes son nuestros proveedores?, pues
tenemos proveedores privados y Sistemas Nacionales de Salud
Pública”.

Le pondré como ejemplo, en el Estado de México tenemos siete
millones 200 mil mexiquenses afiliados al SP, entonces nosotros
contratamos al Sistema de Salud del Gobierno del estado y le
enviamos casi 9 mil millones de pesos al año para que en ese
sistema le den la atención a nuestros afiliados.

Este sistema del SP es como cualquier aseguradora que cubre
algunos padecimientos y no cubre otros, pero le debo decir que el
primer nivel de atención que es la consulta en los Centros de
Salud, son las vacunas, la medicina preventiva se cubre al cien por
ciento; el segundo nivel de atención que son las cuatro
modalidades básicas; ginecología, pediatría, cirugía de
medicina general y medicina interna, se cubre 87 por ciento.

El tercer nivel de atención que es el más caro y de alta
especialidad, tenemos un fondo que se llama “Fondo de gastos
catastróficos”, es un fondo que tiene de presupuesto al año
más o menos 13 mil millones de pesos. Y aquí se cubren las
enfermedades más caras. Dentro de éstas son 87 intervenciones y
son 20 enfermedades.

Aquí están incluidos todos los cánceres, los cánceres más
frecuentes que afectan a los mexicanos, por ejemplo a la mujer el
más frecuente es el de mama, cérvix, desde el año pasado el
cáncer de ovario; también los pacientes con VIH-Sida, actualmente
en el país controlamos a 81 mil pacientes, las atenciones en las
Unidades de Atenciones Intensivas Neonatales, los bebés
prematuros, que tienen alguna enfermedad y que es necesario
ponerlos en cuidados intensivos, también se cubre trasplante de
médula y trasplante de córnea.

Pero por qué se llaman catastróficas, pues porque si a mi
esposa le afecta un cáncer de mama, muchas veces teníamos que
vender el marrano, el carrito, el terreno, por eso se llama gastos
catastróficos.

Y el seguro popular ¿ha funcionado a casi 15 años de vida?
Solamente le voy a dar un dato: Antes del Seguro Popular, de 10
niños que presentaban leucemia fallecían siete y solo
sobrevivían tres; hoy gracias a que el Seguro Popular y que la
gente puede traer al niño, puede seguir con el tratamiento, hoy le
debo decir que sobreviven siete y fallecen tres.

Con ese dato nos damos cuenta de lo que ha representado el
Seguro popular para casi la mitad de los millones de mexicanos que
vivimos en México.

hospitalemo

Otro dato, este Sistema de Seguro Popular se creó para
poder disminuir el gasto de bolsillo de los mexicanos en materia de
Salud, este sistema fue creado en el sexenio de Fox por Julio
Frenk

y le debo decir que si comparamos el gasto de
bolsillo a través de estos 15 años ha logrado disminuir 11 puntos
el gasto de bolsillo del gasto de los mexicanos en materia de
salud, en estos 15 años.

¿Es lo que se esperaba?, ¡no! esperábamos más. Pero es un
buen avance, ¿por qué? Porque es un sistema joven, tiene como
cualquier sistema, fallas. Y yo le debo de decir que desde que
estoy aquí, tengo cuatro años tres meses, me he dedicado, pues a
“ponerle candados” a este sistema, me he dedicado a cambiar la
Ley General de Salud, me he dedicado a poner una nueva
reglamentación, en el tema.

Aquí están los 11 puntos de la reducción del gasto,
es la tabla que publica la OCDE

, aquí está cómo ha
reducido el gasto de bolsillo, no es lo que queríamos no, yo
hubiera querido que este sistema hubiera bajado 16 o 17 puntos.

Pero sabe por qué es tan alto y por qué somos el país con el
gasto de bolsillo más alto de los que somos miembros de la OCDE,
porque nosotros dependemos de la operación de los estados, yo
contrato a los estados, entonces la operación quien la hace,
¿nosotros? ¡No!, -ejemplifica- la hace el estado, yo le estoy
mandando el dinero al Gobierno del Estado de Sinaloa para que mis
afiliados que viven en Culiacán sean atendidos en el Hospital de
Culiacán.

Seguramente no tienen una buena política de salud y no
compraron el medicamento necesario no surtieron, no tienen un buen
abasto de medicamentos, y el no tener un buen abasto de
medicamentos, aumenta el gasto de bolsillo, porque cuando María va
a las 3 de la mañana al hospital con un dolor, le recetan tres
medicamentos, tenga Doña María y Doña María sale con su receta
y llega a la farmacia del hospital y resulta que le dicen, sabe
qué, nomás hay uno los otros dos cómprelos: ¡eso es el gasto de
bolsillo!

Y eso tiene que ver con la “deficiente política de salud
estatal”; pero estas modificaciones, todo esto que hicimos en la
ley, nos va a permitir que mejore la operación de cada estado, que
ahora sí el 30 por ciento que yo mando para medicamento, de
material médico e insumo se gaste en él; en medicamento y
material.

Anteriormente, hace años, compraban una Suburban en lugar de
una ambulancia, hoy ya no se puede hacer eso, ahí le doy el
ejemplo más claro, hoy “si mando un peso para aspirina, se gasta
ese peso a fuerzas en aspirina”, ya no tienen otra opción.