abc Radio


Maíz, base de la alimentación del pueblo mexicano

  • Domingo 29 de enero de 2017
  • en México

La antropóloga culinaria, Paola Jeannete Vera Báez,
dijo que en términos gastronómicos y culturales, el maíz es la
base de alimentación del pueblo mexicano desde la época
prehispánica, en donde para entender la comida mexicana hay que ir
a su raíz.

La académica de la Universidad Popular Autónoma del
Estado de Puebla (UPAEP), señaló que con el maíz se elaboran los
tres productos fundamentales que son base de la alimentación del
pueblo mexicano, como es el caso de la tortilla, el tamal y el
atole.

“El maíz, dentro de todos los ingredientes que
tenemos en el mundo y de origen mesoamericano, es el más
importante al formar parte de la cosmovisión del pueblo
mesoamericano y parte de la cultura e identidad de los
mexicanos”, apuntó.

Vera Báez explicó que en el mundo prehispánico se
pensaba que había distintas creaciones en donde había un Dios que
era Ometéotl y de él surgieron otros, de ahí que “actualmente
estamos en la quinta creación y es cuando surge Quetzalcóatl, que
va estar relacionado con el maíz y el encargado de la creación
del ser humano.

“Decide crear a ese ser humano con masa de maíz,
pone en el metate los granos del maíz y toma un poco de su propia
sangre y todo eso lo mezcla, hace una sola masa y de esa manera
crea el primer humano mesoamericano”, refirió.

Señaló que a partir de esa cosmovisión
prehispánica, el ser humano es que está hecho de maíz, su carne
es de maíz, no sólo es un ingrediente en donde la planta es
arraigada.

“Nosotros no desperdiciamos nada del maíz, tenemos
un ciclo agrícola en donde se hacían una serie de rituales para
asegurar el crecimiento de la planta; hoy muchas comunidades
indígenas siguen llevando a cabo ceremonias para asegurar la
cosecha”, dijo.

Vera Báez añadió que dicho producto es base de la
alimentación, como es la tortilla que en náhuatl se dice
tlaxcalli, y que había muchos tipos de éstas en la época
prehispánica, unas se elaboraban con pinole, dicho producto lo
utilizaban mucho los comerciantes y guerreros en sus caminos, ya
que no se echa a perder.

Resaltó que en el caso de las tlayudas, los totopos
prehispánicos eran unas tortillas a las que se les hace unos
orificios y se ponen a calentar en el interior de los costados de
las ollas de barro.

La tortilla estaba reglamentada, en donde los niños
de hasta tres años de edad sólo podían comer media tortilla; de
cuatro a cinco años, una tortilla; de 6 a 13 años de edad,
tortilla y media, y a partir de los 13 podían comer dos tortillas,
pero no más al ser más grandes tipo tlayudas, dijo.

La antropóloga culinaria de la UPAEP resaltó que no
podían comer más, debido a que la obesidad no era bien vista o
adecuada, por lo que el consumo estaba reglamentado.

Con todo lo anterior, dijo que con el maíz se
elaboran los tres productos fundamentales, como son la tortilla,
tamal y el atole.

Mencionó que la tortilla llegó a servir como plato
y cuchara, se servían los frijoles de olla, los cuales son
hervidos con epazote y con una salsa en donde la tortilla es un
plato, pero también es una cuchara, en donde los mexicanos saben
la técnica.

“En donde es práctico el envolver en la tortilla
los alimentos, y ya comer. ‘La forma de tomar el taco se conoce
el que es tragón', señala un refrán”, añadió.

La experta en antropología culinaria enfatizó que
las tortillas se comen del día, en el caso de que no se terminen
se reutilizan para hacer desde unos exquisitos chilaquiles o sopas,
hasta para dar como alimento a los animales, de ahí que nunca se
desperdicia.

/cpg