abc Radio


Mecanismo del sano retorno a la Nueva Normalidad en empresas implica corresponsabilidad basada en la confianza

El retorno tiene que ser seguro, saludable y solidario

El director general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Zoé Robledo, afirmó que la sana distancia ahora debe estar acompañada de un sano retorno hacia la Nueva Normalidad, y fundamentado en la corresponsabilidad y confianza entre empresas y gobierno.

Durante la conferencia de prensa del informe diario sobre COVID-19 en México, el titular del Seguro Social informó que al corte de las 16:20 horas del viernes 29 de mayo, 16 mil 626 empresas se han registrado en la Plataforma Nueva Normalidad, http://nuevanormalidad.gob.mx/, para cumplir el proceso de autoevaluación y reanudar actividades a partir del primero de junio.

Especificó que del universo de empresas registradas 9 mil 37 pertenecen al sector de la construcción, 5 mil 587 a la industria del transporte y 2 mil cuatro a minería.

Zoé Robledo dijo que se logró la implementación del mecanismo a través del diálogo, con colaboración e involucramiento de todas las partes, industrias, gobiernos estatales y locales.

Puntualizó que para el retorno seguro de las empresas neo-esenciales: transporte, minería y construcción, ya se están implementando las medidas necesarias para la reactivación de la economía, por lo que están listas para que el regreso a los espacios de trabajo no signifique un brote de contagios por COVID-19.

“Nosotros confiamos que todas las empresas ya han hecho esto y están listas y están preparadas, y les creemos. Y también les pedimos a los trabajadores que en caso de que los mecanismos no lo vean, no lo identifiquen lo notifiquen, porque lo más importante es la seguridad y la salud de los trabajadores en el entorno laboral”, dijo.

Zoé Robledo detalló que el mecanismo está basado en brindar seguridad para trabajadores, clientes y proveedores en centros de trabajo para reducir al mínimo contagios por coronavirus, y así “no se convierta en un riesgo para el resto de los trabajadores en un espacio laboral”.

También el retorno debe ser saludable, relacionado con todo lo que contribuya al bienestar y la salud física, mental y social, por ello es importante la parte económica para las personas, indicó.

Asimismo, la Nueva Normalidad tiene que ser solidaria, “cada uno de nosotros tendrá que poner de su parte, patrones y empleados, gobierno en todos sus niveles. Esta es tarea de toda la sociedad, de todo el país, de toda la nación”.

Por otra parte, el director general del Seguro Social explicó que la plataforma de Nueva Normalidad, basado en los Lineamientos Técnicos de Seguridad Sanitaria en el Entorno Laboral, tiene tres elementos: el registro, la autovalidación de las empresas, y la validación por parte del IMSS.

Al registrarse, las empresas deben llenar datos como nombre, registro patronal, razón social, sector en el que se desempeña, correo electrónico, número telefónico; posteriormente se procede al cuestionario de autoevaluación.

“Son 78 puntos de autovalidación, preguntas binarias de si o no (…) 78 puntos que son la nueva normalidad ya materializada, cosas nuevas que no existían antes. Una vez que llena todo esto, ya se hace la validación por parte del Seguro Social, así ocurrió y así operó durante estos 14 días para estas tres industrias”, comentó.

Añadió que tras el registro de más de 16 mil empresas, hay industrias esenciales previas que también se les está solicitando que hagan el mismo procedimiento de autovalidación, pero con una diferencia: ya no tendrán que esperar la notificación del Seguro Social.

La autovalidación bajo protesta de decir verdad se llena y a partir de eso se le da de manera automática, ya no hay una interacción humana, de manera automática se registra que esa persona ha manifestado que llevó a cabo todo un protocolo de seguridad en el trabajo, subrayó.

El director general del Seguro Social reiteró que para empresas esenciales y no esenciales en su proceso de validación automático, se estará sujeto al semáforo epidemiológico de la localidad.

Sobre las empresas esenciales originales, indicó que son: el transporte de carga, la industria química, farmacias, ferreterías, servicio de mensajería, funerarias, supermercados, tiendas de autoservicio, aviación, hospitales, guarderías, seguridad privada y las telecomunicaciones.

Manifestó que la cuarentena no significa que se haya pausado la vida cotidiana y tras el confinamiento se regrese al instante en que se dejaron las actividades. “Vamos a regresar a los centros laborales y ya no va a ser igual, la vida ya no va a ser igual, el entorno, las conductas, los hábitos deben haber cambiado”.

En ese sentido, explicó que se tiene que empezar con nuestras costumbres en el ámbito laboral, por ejemplo, con la implementación de filtros peatonales y vehiculares, tapetes sanitizantes, tomas de temperatura y la medida de sana distancia.