abc Radio


México, Canadá y EU firman protocolo modificatorio del T-MEC

Funcionarios de los tres países señalaron que el acuerdo acuerdo comercial impulsará el crecimiento económico

Juan Luis Ramos | El Sol de México

Los negociadores de México, Canadá y Estados Unidos firmaron el protocolo modificatorio para avanzar en la ratificación del acuerdo comercial T-MEC.

Durante la firma del protocolo podificatorio al T-MEC, funcionarios de las tres naciones destacaron que el cuerdo comercial impulsará el crecimiento y beneficiará a los trabajadores.

El presidente Andrés Manuel López Obrador se refirió al resultado como un “acuerdo bueno para los tres pueblos”, y señaló que mejorarán las condiciones laborales y beneficiará a los trabajares de Mexico, EU y Canadá.

Subrayó que este acuerdo económico y comercial, es respetuoso de las soberanía de las tres naciones y logra la unidad.

Foto: Mauricio Huizar | El Sol de México

Con esta firma, destacó, se atraerá mayor inversión a la región pero también ayudará a solucionar problemas sociales como el fenómeno migratorio. “Todos sabemos que el que abandona su pueblo y familia no lo hace por gusto, sino por necesidad”.

“Misión cumplida”, así calificó el canciller mexicano Marcelo Ebrard al final de la negociación sobre modificaciones que se incorporaron de último momento en el acuerdo en materia laboral, de medicamentos biogenéticos, de medio ambiente y reglas de origen.

Al respecto, el presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado, Ricardo Montreal, detalló que en materia laboral se alcanzó un acuerdo que respeta la soberanía nacional.

“En vez del despliegue de inspectores norteamericanos en plantas y empresas para asegurar el cumplimiento de acuerdos laborales, se fortaleció el mecanismo de solución de controversias, lo otro era inaceptable para el Senado”, refirió el legislador.

Con esta firma, destacó, se atraerá mayor inversión a la región pero también ayudará a solucionar problemas sociales como el fenómeno migratorio. “Todos sabemos que el que abandona su pueblo y familia no lo hace por gusto, sino por necesidad”.

“Misión cumplida”, así calificó el canciller mexicano Marcelo Ebrard al final de la negociación sobre modificaciones que se incorporaron de último momento en el acuerdo en materia laboral, de medicamentos biogenéticos, de medio ambiente y reglas de origen.

Al respecto, el presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado, Ricardo Montreal, detalló que en materia laboral se alcanzó un acuerdo que respeta la soberanía nacional.

“En vez del despliegue de inspectores norteamericanos en plantas y empresas para asegurar el cumplimiento de acuerdos laborales, se fortaleció el mecanismo de solución de controversias, lo otro era inaceptable para el Senado”, refirió el legislador.

Foto: Mauricio Huizar | El Sol de México

Estados Unidos había propuesto desplegar inspectores en las empresas mexicanas para corroborar que se cumplieran los acuerdos en salarios y en elecciones democráticas en los sindicatos.

Los tres países acordaron establecer paneles de jurisdicción que atiendan diferencias que puedan surgir sobre cualquier tema en el T-MEC.

Sobre el acuerdo, el subsecretario para América del Norte, Jesús Seade, quien encabezó al grupo negociador de México, subrayó que “ni un sólo resultado es una píldora amarga”.

En tanto, la viceministra canadiense, Chrystia Freeland, opinó que el acuerdo signado este martes es de “importancia crítica para los tres países”.

Destacó que beneficia a los trabajadores e impulsará la expansión de la clase media en la región.

Foto: Mauricio Huizar | El Sol de México

Subrayó que el acuerdo enfatiza la protección de los trabajadores, pero también del medio ambiente, de la propiedad intelectual y de las reglas de origen de la industria automotriz.

Destacó que mientras en el mundo crece la dificultad para hacer negocios, en América del Norte “logramos este acuerdo”.

En tanto, Robert Lighthizer, representante de comercial de Estados Unidos, reconoció el trabajo de México que inició la negociación de este acuerdo con un gobierno y lo terminó con otro.

Señaló que para el vecino país del norte era muy importante tener un mercado norteamericano fuerte, pero también beneficiar a sus trabajadores.

“El resultado es el mejor acuerdo en la historia”, concluyó.