abc Radio


México no se convertirá en territorio sin ley por migrantes, advierte Gobernación

La Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, aseguró que México seguirá siendo solidario con quienes se ven obligados a dejar su tierra

Roxana González | El Sol de México

La Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, aseguró que México seguirá siendo solidario con quienes se ven obligados a dejar su tierra para buscar oportunidades de bienestar y progreso, pero advirtió que no se permitirá que nuestro país se convierta en un territorio sin ley.

“Para proteger a quienes ingresan a México necesitamos saber quiénes son, y ellos están obligados a cumplir con nuestras leyes y respetar a nuestras autoridades”, aseguró Sanchez Cordero.

Foto: Mauricio Huizar | El Sol de México

“Vamos a continuar y honrar la tradición mexicana de asilo y refugio. Somos y seremos solidarios con nuestros hermanos y hermanas centroamericanos, y con todos los que desde otras latitudes llegan a México buscando un mejor destino”.

La titular de Gobernación indicó que “lo que no debemos ser es territorio sin ley y sin autoridades, mucho menos aceptaremos que se pretenda convertir a nuestro país en zona libre para la operación de bandas de traficantes de personas. Eso no lo vamos a permitir”.

La política migratoria del gobierno de México, que a la Secretaría de Gobernación corresponde formular y aplicar, seguirá fundada en la protección de los derechos humanos de las personas migrantes, en primer lugar de nuestros compatriotas, ya sea en México o en Estados Unidos.

“Esa es la instrucción del Presidente López Obrador continuará reforzando la tradición de asilo y refugio, pero advirtió que el gobierno no permitirá que el país se convierta en un territorio sin ley por lo que los migrantes tendrán que respetar la ley”, afirmó, durante su participación en el panel sobre seguridad de la XXXI reunión anual de cónsules y embajadoras que se celebra en la sede de la cancillería.

La secretaría reconoció, además, que el flujo migratorio que cruzó por México para intentar llegar a Estados Unidos en el primer semestre de 2019, superó con creces las previsiones que se tenían en enero pasado, lo que provocó la alarma de las autoridades de ambos países y condujo a la amenaza de imponer a México aranceles, en represalia por un fenómeno del que nuestro país no es causantes, “mucho menos responsable”.

Sin embargo, aseguró que el flujo migratorio disminuyó a partir del mes de agosto y al cierre de 2019 se encuentra en los niveles observados en 2017. “Estaremos muy atentos a lo que ocurra en el primer trimestre de este año y anticiparemos medidas que permitan, en su caso, atender a las personas migrantes, en especial a las mujeres y niños”, subrayó.