abc Radio


Ordena Peña Nieto mil millones para apoyar a deportados

  • Sábado 28 de enero de 2017
  • en México

  • Crearán el Fondo de la Migralidad; se turnará a los 50
    consulados
  • Legisladores de 9 partidos, cierran filas alrededor
    del Gobierno federal
  • Convienen Peña y Trump no hablar más del muro en eventos
    públicos

Carlos Lara, Gabriel Xantomila, Armando Ruiz y José Luna

Ante las adversas circunstancias que pudieran encarar miles de
mexicanos y sus familias, amenazados de deportación por la
administración Trump, los Poderes Ejecutivo y Legislativo
estimaron que ahorros presupuestales –incluidos mil millones de
pesos que no se ejercerán para el edifico del INE-, sean
destinados a los 50 consulados de México en Estados Unidos para
brindar asesoría legal a nuestros paisanos.

Luego de un encuentro privado con el presidente Peña Nieto y
los titulares de Relaciones Exteriores y Economía, en Los Pinos,
los legisladores explicaron en entrevistas por separado que durante
la reunión cerraron filas con el Mandatario y convinieron
coordinar esfuerzos desde su respectiva competencia para hacer
frente a las amenazas del nuevo Gobierno estadunidense.

Por cierto, en el próximo periodo ordinario de sesiones, que
dará inicio el próximo miércoles 1 de febrero en San Lázaro, se
buscará retomar la iniciativa para la creación de un Fondo de
Migralidad por al menos mil millones de pesos, que permita atender
un eventual incremento en el número de connacionales que pudieran
ser los requerimientos de los que fuesen deportados, adelantó el
presidente de la Comisión de Asuntos Migratorios en la Cámara
Baja, Gonzalo Guízar Valladares.

Ante ello, el secretario de Hacienda, José Antonio Meade,
aseguró que la red de consulados mexicanos en EU dispondrá de
esos recursos para atender y defender a los connacionales en ese
país; a través de la red consular más importante establecida en
un país tercero.

En su propuesta, Guízar Valladares aseguró en entrevista con
El Sol de México que esa cifra se obtendría de los subejercicios
fiscales de las dependencias de Gobierno y sería manejada por los
Consejos Estatales de Migración de los Estados fronterizos.

El legislador del Partido Encuentro Social (PES) coincidió con
el presidente de Grupo Carso, Carlos Slim, sobre no confrontarse
con Trump, sino mantener una estrategia basada en la
inteligencia.

“Nos confrontamos con él con inteligencia o nos subordinamos
a su política exterior dañina y discriminatoria. Lo que tenemos
que hacer nosotros ya lo anunció y hay que reconocerlo, nos guste
o no como presidente Enrique Peña, hay que reconocer que los 10
objetivos del Gobierno de la República sí van”.

De cara a las negociaciones con el Gobierno estadunidense,
Guízar Valladares opinó que la administración del primer
mandatario mexicano debe hacer valer las aportaciones de México y
de nuestros connacionales, como la generación de seis millones de
empleos producto del Tratado de Libre Comercio (TLCAN), que
representa el siete por ciento del PIB de EU.

Otra de las cartas fuertes es el tema de seguridad, en el que
México tendrá que destacar su posición geográfica como “muro
de contención” para alrededor de 500 mil migrantes provenientes
del Triángulo Centroa-mericano (Guatemala, Honduras y El Salvador)
que intentan alcanzar el sueño americano cada año.

Javier Bolaños Aguilar, presidente de la Mesa Directiva de la
Cámara de Diputados, comentó que se ha trazado una ruta de
coordinación para tener agendas coincidentes entre el Congreso de
la Unión y la Presidencia de la República.

Sin embargo, el presidente de la Junta de Coordinación
Política del Senado, Fernando Herrera Ávila, dijo que no está
definida una agenda puntual y sólo se dieron “pinceladas’’,
por lo que habrá que esperar entre tres y cuatro meses para rendir
frutos sobre el interés estadunidense y mexicano.

Explicó que el Senado hará labor parlamentaria e intercambio
con congresistas de Estados Unidos para compartir los beneficios de
esta relación de vecindad; pues son muchos los congresistas de ese
país que no comparten las ideas de Donald Trump.

En su oportunidad, el presidente del Senado, Pablo Escudero
Morales, detalló que “si se requiere más dinero, que se ponga
más dinero”, para los consulares.

Durante la reunión también se habló de “claroscuros”, de
las relaciones que tuvieron allá Videgaray y Guajardo, pero
siempre hubo una puerta abierta. Ello explica la llamada de Peña
Nieto con el presidente Trump.