abc Radio


No conviene “mover las reglas del juego” en comicios de 2018: INE

  • Martes 14 de febrero de 2017
  • en México

  • Lorenzo Córdova señaló que postularse con criterios que se
    estrenan, reglas que no se conocen o bien que se instrumentan por
    primera vez es riesgoso

Lorenzo Córdova Vianello, presidente del Instituto Nacional
Electoral, advirtió que a nadie le conviene ir a las elecciones
federales del 2018 con criterios que se estrenan, reglas que no se
conocen, o bien, que se instrumentan por primera vez.

Al ofrecer una Conferencia Magistral en las instalaciones de ese
órgano, en el marco del IV Seminario “Homenaje a Don Jesús
Reyes Heroles: Tendencias actuales de la democracia en México”,
Córdova Vianello expresó que mover las reglas del juego en poco
tiempo del proceso electoral más grande de la historia de México,
-ya que están en juego casi tres mil puestos de elección
popular-, y sobre todo sin posibilidad de ponerlas a prueba en otra
elección que no sea en la del 1 de julio del próximo año, tiene
una dosis de incertidumbre y de inestabilidad de la que “tenemos
que vacunarnos”.

“Hoy lo digo con todas las letras, mover las reglas del juego
a tan poco tiempo del proceso electoral más grande en nuestra
historia y, sobre todo, sin posibilidad de ponerlas a prueba en
otra elección que no sea, en la macroelección del primero de
julio del 2018, tiene un elemento o una dosis de incertidumbre y de
inestabilidad de la que tenemos que vacunarnos”, precisó
Córdova Vianello.

Ante consejeros electorales, exconsejeros, especialistas en
temas electorales, el presidente del INE señaló que “la
sociedad mexicana vive tiempos de gran incertidumbre, vive tiempos
de mucha inestabilidad económica, social, política, no solamente
por los vientos que vienen del norte, desde fuera, sino también
por la situación que en estos ámbitos se vive en el país”.

“Son momentos, digámoslo así, en donde la convergencia de
factores disruptivos puede convertirse en una oportunidad, como se
dice, pero también es cierto que son tiempos en los que
paradójicamente tenemos una gran certeza que tenemos que
revalorar”.

Dijo que esa gran certeza ha sido el resultado de ese pacto
democrático constitucionalizado a lo largo de cuatro décadas y
que esa certeza se llama elecciones.

El presidente del INE también se refirió a las cuatro
entidades que tendrán elecciones este año: Estado de México,
Nayarit, Coahuila y Veracruz, pero también se refirió al proceso
electoral del 2018, donde dijo que prácticamente todo el país va
a elecciones el próximo año y no solamente para renovar los
poderes federales, sino también en 30 entidades sus poderes
locales.

“Y aunque puede parecer un sinsentido, aunque puede parecer
una afirmación que va contracorriente con lo que la opinión
pública sugiere, es decir, que las elecciones son un momento de
tensión, son un momento de riesgo, son un momento de crisis
política, creo que tenemos que comenzar a valorar a las elecciones
como una de las grandes certezas democráticas que nos hemos dado
como sociedad”, señaló.

Para luego exclamar “qué bueno que vienen elecciones, no solo
las de este año, sino sobre todo, las de 2018”.

“Qué bueno que se va a abrir ese espacio, ese cauce
institucional pensado precisamente para que la conflictividad
propia de un sociedad plural y diversa como la nuestra, para que la
confrontación política natural cuando se pone en juego, está en
disputa el poder político, cuando se despliega la lucha por el
poder político, qué bueno que tenemos ese espacio para discutir
colectivamente los grandes problemas del país, confrontar las
distintas alternativas y soluciones que los diferentes actores
políticos, partidos y candidatos presentarán de cara a la
ciudadanía, y qué bueno que como ciudadanas y ciudadanos tenemos
la posibilidad de expresar en las urnas nuestra aprobación y
nuestro rechazo a las acciones de los distintos gobiernos”.

El titular del INE hizo referencia a los 40 años de la reforma
electoral que hizo el jurista y político, para incluir la figura
de representación en el Congreso.

Antes, en su discurso dijo que los avances logrados mediante el
pacto democrático han sido insuficientes para eliminar esos
grandes problemas nacionales, como son la desigualdad, la pobreza y
la justicia que se vive en nuestro país, y que la democracia en
estos momentos enfrenta nuevos desafíos desde el exterior, pero
también desde adentro.

Subrayó que la democracia es una obra colectiva en la que
partidos, autoridades electorales y ciudadanía deben hacer lo que
les corresponde.

“Las instituciones -dijo- están obligadas a procurar la
empatía entre sus proyectos institucionales y las expectativas de
la sociedad; los partidos tienen el rol de traducir las demandas de
la sociedad en propuestas programáticas para las campañas
electorales, y los electores y organizaciones de la sociedad
involucrarse más y crear un contexto de exigencia que favorezca a
una mayor eficacia de las autoridades e instituciones del
Estado”.

“La robustez del Estado de derecho requiere de una sociedad no
solamente comprometida con las mismas reglas del constitucionalismo
democrático, sino también que exija cotidianamente a nosotros las
autoridades públicas, que los electores asuman como propio los
procesos electorales. En pocos países del mundo, como en México,
las elecciones literalmente las hacen los ciudadanos”,
mencionó.

Ante la presidenta de la Sala Superior del TEPJF, Janine
Otálora Malassis; la directora de la Facultad de Ciencias
Políticas y Sociales de la UNAM, Angélica Cuellar Vázquez; el
presidente de la CNDH, Luis Raúl González Pérez; el titular de
la FEPADE, Santiago Nieto Castillo y el director de la Facultad de
Derecho de la UNAM, Raúl Contreras Bustamante; Lorenzo Córdova
apuntó que la reforma de 2014 que tuvo como propósito la
estandarización de los procesos electorales ha funcionado.

“A casi tres años de la reforma, la alternancia en todos los
niveles, estatales, el ámbito legislativo, el ámbito de los
ayuntamientos, la competitividad en cada elección y la
disminución de los reclamos sobre presuntas parcialidades de las
autoridades electorales locales son datos que demuestran que las
medidas de estandarización de las decisiones y procedimientos han
contribuido a que la competencia electoral tenga un piso más
parejo a nivel subnacional”, afirmó.

La magistrada presidenta del Tribunal Electoral, Janine Otálora
Malassis, aseguró que, en su función de guardianes de la
Constitución, los tribunales deben resolver con base en los
valores y principios fundamentales necesarios para brindar
estabilidad social y política.

Otálora Malassis aseveró que a más de dos años de la reforma
del año 2014 quedan aún temas pendientes por resolver, por lo que
las autoridades administrativas y los jueces habrán de aplicar por
primera vez uno de los principios rectores de esta reforma, como lo
es el de la reelección.

“La aplicación de este principio nos llevará a tener que
ponderar otros principios de rango constitucional, como son la
paridad, el derecho de asociación y el referente a la equidad en
la contienda. Con estas determinaciones habremos de determinar los
alcances de la gran reforma de 2014”, subrayó.