abc Radio

Pese a aranceles, gobierno federal rechaza guerra comercial con EU

El canciller aseveró que Estados Unidos es la economía más grande del mundo y México es su principal socio

Gabriela Jiménez | El Sol de México

El gobierno federal reconoció que las advertencias de imposiciones arancelarias al tomate, se debe a una estrategia de campaña política en la reelección del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Sin embargo, durante una conferencia de prensa conjunta entre la Secretaría de Economía y la Secretaría de Relaciones Exteriores, rechazaron el regreso de una guerra comercial con Estados Unidos, donde se amenace nuevamente con altas imposiciones de aranceles a las exportaciones de productos mexicanos.

“En el caso del tomate sí se ve claramente una promoción, especialmente del estado de Florida como ya lo explicó la doctora Márquez […] respecto a todas las tarifas entre el comercio de México y Estados Unidos, si tu pregunta es esa, no, no estamos esperando que eso ocurra en el corto plazo”, afirmó el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard.

En el caso del acero, la secretaria de Economía, Graciela Márquez, explicó que un grupo de empresarios estadounidenses solicitaron una investigación por “dumping”, porque consideran que sus pares mexicanos fueron beneficiados en una contratación en Nueva York.

Misma en la que alegaron que han sido favorecidos porque reciben subsidios del gobierno mexicano, lo que permite que ofrezcan precios más baratos en Estados Unidos.

“Vamos a usar todos los instrumentos que la ley nos da, en ambos casos, para defender los intereses legítimos de los productores o de las empresas de México. Ahora, no esperamos en el corto plazo, decisiones políticas del tipo general, que es otra cosa distinta, que es como si de pronto México resolviese imponer una tarifa a todos los productos del país, respecto a nuestras importaciones o a lo que vivimos hace unas semanas o un mes, respecto a nuestras importaciones, o lo que vivimos hace algunas semanas o un mes”, insistió el canciller mexicano.

Por su parte, Márquez Colín descartó relación alguna con el capítulo 232 del Tratado de México Estados Unidos-México-Canadá, y adelantó que el gobierno de Estados Unidos solicitó una investigación de dumping por la producción de techos de PET.