abc Radio


PGR realizará un quinto peritaje en basurero de Cocula

  • Viernes 16 de febrero de 2018
  • en México

La Procuraduría General de la República (PGR)
quiere
hacer un nuevo peritaje en el basurero de Cocula

, donde
según la primera versión oficial fueron calcinados los 43
normalistas de Ayotzinapa desaparecidos en septiembre de
2014. 

Aunque varios estudios han desechado esa hipótesis,
c
alificada por el ex procurador Jesús Murillo Karam como
la "verdad histórica"

, el fiscal especial del caso,
Alfredo Higuera, dijo que un nuevo análisis "podría ser lo más
pertinente" para aclarar definitivamente un asunto que ha sido
"controvertido".

Higuera indicó que el nuevo peritaje, que
sería el
quinto que se realiza en el basurero

localizado a 30
kilómetros de Iguala, la ciudad donde desaparecieron los jóvenes,
tendría que hacerse tras un acuerdo con los padres de las
víctimas.
Lo que nos interesa es poder
desentrañar con auxilio de la ciencia, porque no se puede de otra
forma, qué fue lo que pasó ahí" la noche del 26 al 27 de
septiembre de 2014.

"Pero este es un apartado… no quiere
decir que estemos detenidos sólo en ello", añadió en entrevista
con AP.

El funcionario indicó que no están "aferrados a una
hipótesis

, aunque admitamos que tiene que esclarecerse
cada cosa de lo que se dijo al respecto y ahí el trabajo de la
ciencia es fundamental".

Nuevos datos oficiales contradicen algunas de las
afirmaciones del ex procurador

, por ejemplo las referidas
a que los teléfonos de los alumnos fueron quemados junto con los
cuerpos en el basurero. Higuera dijo que alrededor de una docena de
celulares se mantuvieron activos después del 27 de septiembre,
posiblemente en manos de los perpetradores del ataque.

Esa información ha proporcionado a las autoridades
pistas sobre las posibles rutas que tomaron los atacantes
cuando detuvieron a los jóvenes

, lo que unido a la
utilización de tecnología de rastreo terrestre ha ubicado cerca
de 40 puntos donde se iniciarán en breve nuevos operativos para
buscar indicios sobre el paradero de los alumnos o fosas
clandestinas.

Los estudiantes fueron atacados el 26 de septiembre de
2014 en Iguala

por policías municipales vinculados con el
crimen organizado y supuestamente entregados al cártel Guerreros
Unidos que los hizo desaparecer, aparentemente, con la complicidad
o la inacción de otros funcionarios.

/parg