abc Radio

Piden al INM reconozca incapacidad para distinguir entre mexicanos y guatemaltecos

Colectivos defensores de los pueblos indígenas en Chiapas exigen reparar el daño a nativos mexicanos que fueron deportados

Elam Náfate | El Sol de México

TUXTLA GUTIÉRREZ. Colectivos defensores de los pueblos indígenas en Chiapas acusan que el Instituto Nacional de Migración (INM) no puede distinguir entre un nativo tzetzal y un migrante centroamericano, previo a la disculpa pública que ofrecerá el instituto por el caso de cuatro ciudadanos mexicanos que fueron deportados a Guatemala.

“Sí fueron deportados a Guatemala, por eso obligamos al INM a que reconozca esta incapacidad de reconocer a los mexicanos, lo obligamos para que haga una reparación del daño, una disculpa pública de las acciones que hicieron en contra de estos compañeros”, afirmó Abraham Gómez Paciencia, miembro del Consejo Directivo de la Coalición Indígena de Migrantes de Chiapas, sobre la disculpa pública que ofrecerá el Instituto de Migración mañana en San Cristóbal de las Casas.

Dijo que las violaciones a migrantes nativos es una situación que está ocurriendo en todo el país: “Es más vulnerable la población indígena, no sólo de Chiapas, sino de todas las comunidades, por ello se obligó al INM a dar la disculpa pública por la detención que hicieron en septiembre de 2015 de los cuatro tzeltales chiapanecos en el estado de Querétaro”.

Cabe recordar que los cuatro indígenas originarios del municipio de Ocosingo viajaban al estado de Sonora para el corte de calabaza cuando fueron asegurados por elementos del INM, y tras una semana de permanecer detenidos, fueron deportados al vecino país del sur.

Gómez Paciencia puntualizó que este hecho es relevante para todos los indígenas porque es uno de los “tantos casos que han ocurrido, y esto sirve para contribuir a la sensibilización de estas violaciones de los derechos humanos de nuestros compañeros indígenas chiapanecos”.

La disculpa pública la realizará mañana el comisionado del INM, Francisco Garduño Yáñez, hacía las cuatro víctimas indígenas que fueron ilegalmente detenidas y maltratadas por agentes migratorios en 2015, como resultado de un perfilamiento racial.

La disculpa fue ordenada por la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV) en su Resolución de Reparación Integral del Daño, expediente CEAV/ CIE/0158/2017, como resultado del incidente, las víctimas acreditaron violaciones a la libertad personal; la libertad de tránsito; a la no discriminación; a la integridad y seguridad personal; al acceso a la justicia, y fueron sometidos a tratos crueles, inhumanos o degradantes.

Abraham Gómez lamentó que después de cuatro años se logre la disculpa, además precisó que la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitió la recomendación 22/2016, pero aclaró que no es la primera en materia de detenciones arbitrarias a la población mexicana.