abc Radio


Policía de EU detiene a mexicano por traer vidrios polarizados; será deportado

  • Viernes 10 de marzo de 2017
  • en México

Por Yolanda Caballero

“Mi hijo no es un criminal”. Ese es el reclamo de María, la madre de Jesús Vázquez, un joven dreamer que fue detenido por policías estatales en Texas por traer vidrios ahumados en el carro y entregado a la Patrulla Fronteriza porque no tenía documentos legales, su familia ha emprendido una batalla legal para evitar sea deportado.

El sábado, al caer la tarde Vázquez, de 22 años de edad regresaba a casa después de visitar a su novia, en el barrio de Montana Vista, una zona cercana a El Paso pero nunca imaginó que ese momento se convertiría en una pesadilla. La Policía Estatal le marcó que detuviera la marcha del vehículo con el argumento que los vidrios del auto eran ahumados.

“Le comenzaron a pedir papeles y como mi hijo no tienen el policía le llamó a migración”, dijo María Maturino.

En ese momento una vecina, amiga de María grabó en su teléfono el momento de la detención porque en Montana Vista, aunque las autoridades lo niegan, los residentes afirman que la policía estatal ha comenzado a entregar inmigrantes a la Patrulla Fronteriza. “Llegó migración y se llevó a mi hijo”, indicó con voz quebrada.

Horas después, Jesús estaba en un centro de detención en Texas.

El joven, llegó a Estados Unidos cuando tenía seis años. Originarios de Chihuahua, María tomo la decisión de huir de la violencia que azotaba en tierra natal. Han trascurrido 16 años y ahora se ha convertido en el sostén económico del hogar. Trabaja en jardinería de lunes a sábado. Es conocido en Montana Vista, como un buen futbolista.

Su madre recuerda que Vázquez, tenía la ilusión de seguir estudiando pero un mal asesoramiento por parte de un abogado no le permitió beneficiarse con el programa de Consideración de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA).

dreamer-tijuana-vidrios

“Mi hijo es un criminal como Donald Trump llama a los malos, mi hijo es un joven trabajador”, reclamó su madre. La familia de Jesús Vázquez asegura que tienen fe en que Dios escuchará las suplicas. “Estamos desesperados pero tenemos fe que saldrá y no lo van a deportar a México, aquí esta su vida”, indicó. La detención del joven ha puesto en alerta a los residentes de Montana Vista pues temen que el joven sea repatriado a México.

Esta semana, los vecinos de Jesús realizarán movilizaciones entre ellos, una protesta en el Centro de Detención de Texas como un acto de protesta para exigir su libertad.

Comienza “cacería” en barrios de inmigrantes

La cacería contra inmigrantes comenzó en Estados Unidos y las policías estatales, se están sumando para entregarlos a la Patrulla Fronteriza. “Están al asecho en barrios donde viven familias de inmigrantes”, señaló el fundador de la Red Fronteriza por los Derechos Humanos en Texas, Fernando García.

La detención del joven dreamer en Texas, es el reflejo que las policías estatales realizarán “el trabajo que hace la migra”. Para el Fernando García, el actuar de las policías es una acción racista. “Cualquier persona criminal o no será detenida por migración y esta es la realidad con el nuevo presidente de los Estados Unidos, Donald Trump ante la políticas de deportación”, dijo.

Por ahora la Red Fronteriza por los Derechos Humanos, se sumó a la lucha justo con la madre de Jesús Vázquez y esperan que el caso se logre con éxito. “Como este joven dreamer hay muchos más, que llegaron a Estados Unidos desde pequeños, no hablan casi español porque su idioma ha sido inglés igual que sus costumbres”, concluyó.