abc Radio


Preparan CIDE y SEP cambios al modelo pedagógico

  • Lunes 27 de febrero de 2017
  • en México

Una vez analizados los resultados de los foros de consulta sobre
el Nuevo Modelo Educativo que en diciembre pasado entregó el
Centro de Investigación y Docencia Económica (CIDE) a la SEP, en
marzo próximo será dado a conocer con los cambios pedagógicos
implementados para pasar luego a un proceso de capacitación para
un millón 200 mil maestros de todo el país.

Entre los puntos clave está el de que los alumnos, más que
memorizar contenidos, aprendan a aprender y otro es el de
brindarles una formación para que tengan habilidades
socio-emocionales, con el objetivo de que aprendan a trabajar en
equipo y tengan confianza para situaciones como comunicarse
oralmente en público y por escrito.

Es así que con el Nuevo Modelo Educativo (NME) se pretende que
al concluir la preparatoria el estudiante emplee el pensamiento
hipotético, lógico y matemático para formular y resolver
problemas cotidianos y complejos; sepa argumentar, ser crítico,
reflexivo, curioso, creativo y exigente.

Igualmente, se busca que el alumnado tenga interés por
informarse tanto de los procesos naturales y sociales, como de la
ciencia y la tecnología, para comprender su entorno; reflexione
sobre sus propios actos, conozca sus debilidades y fortalezas, y
confíe en sus capacidades.

En síntesis, el NME cuenta con tres ejes: desarrollar las
habilidades matemáticas y de lenguaje y comunicación de los
alumno; el desarrollo personal y social del estudiante a través de
actividades artísticas y deportivas; autonomía curricular que
permita a las escuelas definir los temas que enseñarán a los
alumnos tomando en cuenta las necesidades del entorno de cada
escuela.

El planteamiento pedagógico, es decir, la organización y los
procesos que tienen lugar en la escuela, las prácticas
pedagógicas en el aula y el currículo, constituye “el corazón
del modelo”.

Algunos de los punto más relevantes del modelo es que las
comunidades escolares deberán contar con más apoyo, recursos y
acompañamiento, que la función de la escuela ya no es enseñar a
los niños y jóvenes lo que no saben, sino aquello que necesitan
para aprender a aprender.

Así también, la consolidación de los procesos de evaluación
y del Servicio Profesional Docente, así como el fortalecimiento de
la formación inicial, entre maestros y estudiantes, para atraer y
retener a los mejores docentes.

Los materiales pedagógicos deberán procurar que sean en
distintas lenguas indígenas, a fin de lograr un acceso más
equitativo a los mismos; tanto para la Educación Básica como para
la Media Superior también deberá considerar el uso de las
tecnologías de la información y la comunicación.

Reforzarse las capacidades de comprensión lectora, expresión
escrita y verbal, entendimiento del mundo natural y social,
razonamiento analítico y crítico, creatividad y la capacidad de
aprender a aprender.

Desarrollo de habilidades socioemocionales, la incorporación
adecuada del deporte, las artes y la cultura como elementos
indispensables de su desarrollo personal y social; los docentes
deben aprender estrategias para reforzar la autoestima de los
alumnos, la confianza en su potencial.

Además presentar periódicamente una evaluación de su
desempeño con el fin de fortalecer y actualizar su desarrollo
profesional; la evaluación debe tomar en cuenta el contexto en el
que el docente aplica las capacidades básicas que todo maestro
debe tener.

Hace hincapié en que el diseño de la evaluación y los
mecanismos para su aplicación deben ser objeto de una revisión
permanente para que respondan, cada vez mejor, al propósito de
impulsar el desarrollo profesional de los maestros en los variados
contextos en que llevan a cabo su trabajo.

Por cuanto a los nuevos libros de texto gratuito, que contemplan
ser elaborados con base en los resultados de los foros de análisis
del modelo educativo, consideran fortalecer las capacidades del
alumno en comprensión lectora, expresión escrita y verbal.

Así como el entendimiento del mundo natural y social,
razonamiento analítico y crítico, creatividad y la capacidad de
aprender a aprender; así como habilidades socioemocionales, la
incorporación adecuada del deporte, las artes y la cultura como
elementos indispensables del progreso personal y social.