abc Radio


Presenta IMSS Modelo de Atención Solidario para pacientes COVID-19 a población abierta

El director general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Zoé Robledo, dio a conocer el Modelo de Atención Solidario para pacientes COVID-19 a población abierta, el cual se coordinará a través de Locatel 55 5658 1111 y en el número de emergencia 911.

Al participar en la conferencia diaria sobre la situación del coronavirus en Palacio Nacional, el titular del Seguro Social detalló que el propósito es brindar atención de manera oportuna y ordenada a personas con síntomas de COVID-19 y canalizarlos a hospitales con camas y ventiladores disponibles.

Zoé Robledo señaló que en el caso de la Ciudad de México viene la etapa más difícil “la parte más dura y ahí es donde nuestra obligación es estar listos, preparados y esperando salvar el mayor número de vidas posibles”.

En este sentido, explicó los tres escenarios en los que se llevará a cabo el Modelo de Atención:

El escenario uno, detalló, la persona que esté casa y tenga malestar por síntomas asociados a COVID-19 debe comunicarse al número 55 5658 1111 de Locatel o al 911, donde será atendido por médicos que harán una valoración telefónica.

Si determinan que requiere atención inmediata y de urgencia, se enviará una ambulancia a su domicilio, este personal sabe a qué hospital debe trasladar al paciente, con disponibilidad de una cama, precisó.

El director del Seguro Social indicó que el escenario dos aplica si una persona está en un módulo de evaluación respiratoria de un hospital que ya está saturado; mientras espera en Urgencias personal médico se comunicará a Locatel o 911, a fin de enviarle una ambulancia que lo lleve a otro hospital del Seguro Social con disponibilidad.

En tanto, el escenario 3 es aquel donde la persona está en la vía pública y comienza a sentirse mal. Debe llamar a Locatel o al 911, se determina su localización para trasladarlo en ambulancia al hospital del IMSS más cercano que no tenga problemas de saturación.

Para este mismo caso, si la persona está en un automóvil y acompañada por alguien más, si así lo determinan los médicos de los servicios telefónicos lo puede llevar a la unidad médica designada, sin tener que esperar la ambulancia.

“Es un proceso que se construye con enormes esfuerzos y tiene que irse perfeccionando, pero estos son los escenarios a los que queremos llegar. Este es un ejercicio que se va a tener que estar haciendo de manera permanente”, enfatizó el director general del IMSS.

Zoé Robledo subrayó que se llegó a un punto en donde el sistema de salud de nuestro país enfrenta una realidad muy diferente al resto del mundo.

Señaló que en la Ciudad de México hay al menos siete sistemas de salud con sus respectivos modelos de aseguramiento, ingreso, alta y costos, eso significa la fragmentación del sistema de salud pública de México.

Destacó que atender a población no derechohabiente en una situación de emergencia no es un tema de obligación legal, sino que “es lo correcto, lo dice la Constitución, lo dice el juramento que hicieron todos aquellos que dedican su vida a salvar la vida de los demás”.

Mencionó que el IMSS es una institución solidaridad que ha estado presente en otras epidemias, en los sismos de 1985 y 2017, y que atiende a población no derechohabiente en zonas rurales y marginadas con su programa IMSS-BIENESTAR.

En la conferencia estuvieron presentes la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum: el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, y el director general de Epidemiología, José Luis Alomía Zegarra.