abc Radio


Relaciones entre Estados deben basarse en respeto, no en intimidación: EPN

  • Martes 14 de febrero de 2017
  • en México

Twitter: @carlitoslara81

Ciudad de México.- América Latina y el Caribe se reafirma como
una región propositiva y comprometida con la paz mundial, ya que
las relaciones internacionales deben basarse en el derecho, el
respeto y el diálogo, "jamás en la intimidación o el uso de la
fuerza", aseguró el presidente Enrique Peña Nieto.

En el marco de la XXV Sesión de la Conferencia General del
Organismo para la Proscripción de las Armas Nucleares en América
Latina y el Caribe y el 50 Aniversario de la Firma del Tratado de
Tlatelolco, Peña Nieto afirmó que ante la nueva realidad
internacional, hay amenazas que siguen latentes, como el poder
destructivo de las armas nucleares.

mex-epn-tratadotlatelolco2

En el Salón "José María Morelos y Pavón" de la Secretaría
de Relaciones Exteriores (SRE), el Jefe del Ejecutivo manifestó
que ante esto es urgente e inaplazable avanzar hacia una Norma
Universal de Proscripción de Armas Nucleares, ya que los países
de la región "están comprometidos a contribuir, sustantivamente,
en las negociaciones de un tratado mundial de prohibición de las
armas nucleares conforme al mandato de la Asamblea General de las
Naciones Unidas".

Puntualizó que este Tratado de Tlatelolco es una de las
contribuciones más contundentes, notorias y propositivas de
nuestros países para la estabilidad mundial y es una prueba
patente de la eficacia y vigencia de los acuerdos
multilaterales.

mex-epn-tratadotlatelolco3

Acompañado por el canciller Luis Videgaray Caso y el embajador
Luiz Filipe de Macedo Soares, secretario general del Organismo para
la Proscripción de las Armas Nucleares en América Latina y el
Caribe; el Primer Mandatario indicó que su esencia es clara, ya
que ningún Estado, por poderoso que sea, puede pretender imponer
su voluntad en contra de los principios forjados por la comunidad
internacional.

Expuso que los pueblos de las Naciones Unidas "hemos estado
resueltos a llevar a la práctica los más altos valores
universales como La Paz, la seguridad internacional, los derechos
humanos y El Progreso social".

mex-epn-tratadotlatelolco4

Frente a embajadores de todas las naciones que conforman este
Organismo, Peña Nieto subrayó que América Latina y el Caribe
tienen claro que las relaciones internacionales deben basarse en el
derecho, respeto y el diálogo, jamás en la intimidación o el uso
de la fuerza.

Comentó que si bien la región ha logrado desterrar las armas
nucleares se deben hacer ahora mayores esfuerzos para alcanzar la
seguridad y La Paz en todas sus expresiones, ya que un gran reto es
combatir el tráfico ilegal de armas.

mex-epn-tratadotlatelolco6

Después de la Adopción de la Declaración Ministerial con
motivo del 50 Aniversario de la Firma del Tratado para la
Proscripción de las Armas Nucleares en la América Latina y el
Caribe (Tratado de Tlatelolco); Enrique Peña Nieto dijo que a
nivel mundial el 44 por ciento de las muertes violentas son
provocadas por armas de fuego, además de cada año mueren
alrededor de 740 mil personas a causa de armas pequeñas y
ligeras.

Citó que la región es una de las más afectadas por este
flagelo, aunque "hemos construido un andamiaje multilateral para
evitar el tráfico de armas y municiones, se deben redoblar
esfuerzos para hacer efectivo el Tratado de Comercio y Armas".

mex-epn-tratadotlatelolco7

Principales puntos de la declaratoria
ministerial OPANAL 2017

América Latina y el Caribe reconocen las ventajas asociadas a
la desnuclearización militar y ratifican el tratado en pro de la
paz y la seguridad internacionales.

Esta reunión puede fungir como base para negociar un
instrumento jurídicamente vinculante que prohíba las armas
nucleares y conduzca a su total eliminación.

La Asamblea General de las Naciones Unidas, mediante la
Resolución 68/32, decidió convocar, a más tardar en 2018, a una
conferencia internacional de alto nivel sobre el desarme
nuclear.

La Declaratoria reconoce la igualdad soberana de los Estados,
se basa en el respeto mutuo y buena vecindad, así como la
solución pacífica de las controversias.

Garantiza la ausencia de armas nucleares en la región y el uso
de la energía nuclear exclusivamente para fines pacíficos, como
Centros de Investigación con componentes médicos, alimenticios,
entre otros.

Reconoce que la sola existencia de armas nucleares representa
una amenaza para la humanidad.

Reafirma que el uso o la amenaza de uso de armas nucleares es
una violación a la Carta de las Naciones Unidas, una violación al
Derecho Internacional (incluyendo el Derecho Internacional
Humanitario y un crimen de lesa humanidad).

Considera que la única garantía realmente efectiva contra el
empleo o la amenaza del uso de las armas nucleares es su
prohibición y eliminación de forma transparente, verificable e
irreversible.

Condenan el perfeccionamiento de las armas nucleares existentes
y el desarrollo de nuevas.

Sobre el Tratado de Tlatelolco

Se celebran los 50 años de la firma del Tratado de Tlatelolco
(14 de febrero de 1967) y el establecimiento de la región como una
“Zona de Paz”, proclamada por primera vez durante la Segunda
Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños
celebrada en La Habana, Cuba, el 29 de enero de 2014.

En 1982, el diplomático mexicano Alfonso García Robles fue
galardonado con el Premio Nobel de la Paz por ser el principal
impulsor de la firma del Tratado.

El 18 de noviembre de 2016 se develó una placa conmemorativa
en Tijuana que dice: “Aquí en el municipio más al noroeste de
toda Latinoamérica, comienza la Zona Libre de Armas Nucleares de
América Latina y el Caribe, que se extiende hasta el extremo sur
del continente. Por el Tratado de Tlatelolco de 1967, en esta
región de 80 millones de kilómetros cuadrados no existe ni habrá
jamás armamento nuclear”.

mex-tratadotlatelolco

El Tratado para la Proscripción de las Armas Nucleares en
América Latina y el Caribe (Tratado de Tlatelolco) estableció la
primera Zona Libre de Armas Nucleares (ZLAN) en un territorio
densamente poblado.

El 14 de febrero de 1967  fue firmado y ratificado por 14
países.

Ha servido como ejemplo para el diseño y negociación de las
otras 4 ZLAN: Tratado de Rarotonga (la compuesta por Australasia y
el Pacífico Sur), Tratado de Bangkok (naciones de la Asociación
de Naciones del Sudeste Asiático; ANSEA), Tratado de Pelindaba (el
continente africano), y las repúblicas exsoviéticas de Asia
Central y Mongolia.

Los regímenes de las ZLAN contribuyen a deslegitimizar la
fabricación y uso de armas nucleares y avanzar hacia un mundo
libre de ellas.

Con el Tratado de Tlatelolco, los países latinoamericanos y
los Estados poseedores de armas nucleares vinculados al régimen
del Tratado renunciaron a producir, albergar, poseer, transferir y
a emplear este tipo de armas en la región.

El tratado estableció el Organismo para la Proscripción de
las Armas Nucleares en la América Latina y el Caribe (OPANAL),
único organismo multilateral con sede en la Ciudad de México,
cuyo fin es asegurar el cumplimiento de las obligaciones del
Tratado.

/parg